05.09 | Información General 

Papelón en Brasil: se jugaba el partido, entraron autoridades brasileñas y Argentina se retiró el campo de juego

Se puso en marcha el primer tiempo, pero quedó suspendido a los 4 minutos de juego.

Argentina visitaba este domingo en San Pablo a Brasil en un Superclásico de invictos de las Eliminatorias sudamericanas para clasificar a Qatar 2022, a menos de dos meses de la final en la que Lionel Messi comandó la conquista de la Copa América 2021 en el estadio Maracaná.

El encuentro comenzó a las 16 en el estadio Neo Quimica Arena, del club Corinthians, con el arbitraje del venezolano Jesús Valenzuela. Se puede ver en vivo por TV Pública y TyC Sports.

Pero rápidamente todo entró en una situación bochornosa. A los 4 minutos del primer tiempo, el partido se interrumpió debido al ingreso de presuntas autoridades de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria.

El ente del Gobierno brasileño había dispuesto este domingo una cuarentena obligatoria para los futbolistas del seleccionado argentino Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía, procedentes del Reino Unido, y pidió que sean impedidos de permanecer en el país por violar las normas migratorias relacionadas con la pandemia de coronavirus.

El conflicto con "Dibu" Martínez, Lo Celso, Romero y Buendía se produjo por el incumplimiento de la norma para el ingreso a suelo brasileño, prevista en la Ordenanza Interministerial No. 655, de 2021, que establece que los viajeros extranjeros que hayan pasado por Reino Unido, Sudáfrica, Irlanda del Norte e India en los últimos 14 días no pueden entrar a Brasil.

Los cuatro integrantes del plantel albiceleste ingresaron a Brasil el viernes pasado con la delegación argentina procedentes de Venezuela, a donde había arribado días antes desde Reino Unido, su lugar de residencia actual.

Conmebol salió al cruce de esa determinación y aseveró, con respaldo de la Confederación Brasileña de Fútbol, que el partido se iba a jugar y con esos cuatro jugadores argentinos habilitados, ya que existe un pacto firmado entre los diez países sudamericanos para respetar burbujas y demás.

El cotejo comenzó, pero a los 4 minutos una persona de azul ingresó insólitamente al campo de juego y obligó a la detención del partido. Tras la confusión del momento, la delegación argentina se retiró del campo de juego.

Después salió Messi -ya sin la camiseta de la selección-, se reunió con la gente de Brasil, acompañó a Scaloni y dijeron "nos vamos".

Con información de LaVoz.com.ar