16.09 | Política Andrés Malamud tras las PASO

"El Gobierno perdió por la economía y porque violó el contrato moral con la gente"

El polítologo dijo que mientras el Presidente "nos encerraba, él estaba en fiestas clandestinas". Caracterizó al peronismo como "un partido con vocación de poder pero que ha perdido la sensibilidad social". Destacó el rol de Facundo Manes y sostuvo que el oficialismo llevaría perdidas siete bancas en el Senado. La Séptima, el FDT y las vacunas perdidas.

Cacho Fernández

[email protected]

El politólogo Andrés Malamud analizó las Paso del domingo en el que Juntos por el Cambio triunfó en todo el país contra el Frente de Todos que todavía hoy no puede salir de su asombro. El resultado disparó una crisis tremenda en el seno del Gobierno porque desde la Vicepresidencia estarían pretendiendo forzar un cambio en el gabinete exigido por Cristina Kirchner y aparentemente no escuchado y no acatado por Alberto Fernández.

"Habría que preguntarse por qué perdió el Gobierno y por qué ganó Juntos por el Cambio", dijo Malamud, para concluir transitoriamente en que "fue un palazo tremendo el que recibió el oficialismo".

El analista político olavarriense, quien reside actualmente en Lisboa (Portugal) reflexionó que el peronismo "nunca había sacado un porcentaje tan bajo en una elección y conjeturó que el motivo fue "económico en general pero también porque el Gobierno quebró la confianza y violó el contrato moral con los argentinos".

Caracterizó el voto de cada partido y estimó que la derrota del peronismo en la Séptima Sección Electoral "se debe a que aquí se perdieron 400 vacunas y nadie pagó".

Contrato moral

En primer lugar, Malamud desestimó por completo las encuestas en boca de urna, "siempre fracasan", dijo, y recomendó "no consumir más encuestas".

Luego se preguntó por qué perdió el Gobierno y por qué ganó Juntos por el cambio, para responderse: "hubo un abandono en malón al gobierno, fue un palazo tremendo, y seguramente la derrota estuvo causada por la cuestión económica y ya las encuestas decían que la gente le tenía más miedo al desempleo que a la pandemia. La economía pesó más pero además hubo una violación del contrato moral ya que Alberto nos encerró mientras él disfrutaba de fiestas clandestinas o perseguía remeros, runners, o mujeres que tomaban sol. Y luego, violando, como decía el contrato moral con la población decía que no sabía por qué se había contagiado. Sí, quebró la confianza con la gente. Alberto, mientras nos encerraba, él estaba en fiestas clandestinas, o perseguia a los remeros, runners. no se cómo me habré contagiado, decía...Si, quebró la confianza con la gente y eso lo dicen las encuestas. A ello se le suman sus propios candidatos. En tanto la oposición hizo las Paso que permitieron unir en la diversidad. En cambio, el peronismo se encerró en sí mismo".

Andrés Malamud señaló además que el peronismo no se animó a las internas porque a su juicio "ellos hicieron un diagnóstico correcto que fue la unidad, pero con una terapia equivocada. En cambio Santilli y Manes compitieron entre ellos y esa competencia permitió la victoria. El peronismo no tiene una ideología clara, es un proyecto de poder pero no un proyecto de país, y esa unidad tan defendida le terminó disparando por la culata".

Partidos y votantes

Según dijo, "los datos dicen que el votante del Pro se encuentra en las grandes ciudades y en los núcleos urbanos, mientras que el radicalismo está más en ciudades medianas y chicas y le suma el campo".

Pero ambos tienen una relación simbiótica y se necesitan...

-Sí, claro. el peronismo representa a los sectores populares preferentemente asalariados y de esos quedan pocos porque estamos pasando a la sociedad subsidiada.

¿Qué pasó con esa vinculación tan estrecha entre el dinero y la política. Quilmes fue cubierta de fondos y perdió el oficialismo. San Martín es un caso similar...?

--El clientelismo está muy sobrevalorado y la gente es más viva de lo que imaginan. Con chapas y colchones se satisface una pequeña parte de la población, pero los argentinos están buscando un horizonte y futuro para las próximas generaciones, y eso le trajo un costo al Gobierno . Indudablemente, este voto es de esperanza.

¿No cree que el peronismo encarnaba el relato de eso, del futuro y del ascenso social?

--Era un mito. El peronismo no es una ideología, y se caracterizó siempre por su vocación de poder y su sensibilidad popular, algo que perdieron ahora. Además, para muchos argentinos las fiestas clandestinas y los vacunatorios VIP fue una burla a la población, fue como si se hubiesen reído de la gente. Las encuestas coinciden con eso y el resultado fue que se quebró la relación entre el gobernante y la población.

¿Quien perdió y quien ganó en la oposición?

--Rodríguez Larreta y Facundo Manes son claramente ganadores. Macri es una reivindicacion por su centralidad. Su gestión no impidió que se vote el espacio. Larreta es un político de laboratorio y López Murphy es parte de ello. Manes, no.

¿Qué representa Javier Milei?

-Milei es un candidato de los porteños ricos.

¿Se mantiene este resultado en noviembre?

-En realidad, el voto agregado no importará mucho. El Gobierno debe recuperar los senadores perdidos que son 7 e intentará revertir los resultados de La Pampa y Chubut.

¿Cómo se puede explicar que el peronismo haya perdido en toda la Séptima?

-Aquí se perdieron 400 vacunas y no pagó nadie, y eso fue muy grave en un país que solo tiene un 37 por ciento de doble dosis cuando en Portugal se está llegando al 90 por ciento de la población.