24.09 | Política 

Mar del Plata no será sede única de los Juegos Bonaerenses y estalló la polémica

Las subsedes apuntadas son 16, con muchas ciudades del Conurbano. La Juventud Radical denunció que la mayoría corresponden a gobiernos oficialistas. Impulsaron una junta de firmas para que se realicen únicamente en la ciudad balnearia.

Históricamente, las finales provinciales de los Juegos Bonaerenses -que este año transitan su 30º edición-, se desarrollan en la ciudad de Mar del  Plata. Pero esta vez se aplicará un esquema diferente al de años anteriores. Porque si bien algunas de las disciplinas se realizarán entre el 28 y el 31 de octubre en la localidad balnearia, el resto tendrá lugar entre el 2 y el 20 de noviembre en distintos municipios bonaerenses. La mayoría de ellos en el Conurbano y gobernados por el Frente de Todos, según denunció la Juventud Radical al citar la circular Nº5 firmada por el director del evento, Eduardo Achinelly y remitida a las comunas.

Las subsedes son 16: Lomas de Zamora, Pilar, Avellaneda, Bolívar, San Fernando, Tigre, General Rodríguez, Malvinas Argentinas, Laprida, Morón, Mercedes, Hurlingham, Quilmes, La Matanza y Villa Gesell, todas bajo mandato oficialista. La otra es Necochea, donde gobierna Arturo Rojas, que si bien accedió a la intendencia en 2019 con la boleta de Juntos por el Cambio después fundó un partido vecinalista que hoy se muestra muy cercano al Frente de Todos.

La medida ya motivó en la Legislatura un pedido de informes impulsado por el diputado radical Valentín Amendolara, quien además es un joven abogado formado en la UNLP. También, en la plataforma Change.org se generó una petición que a través de la junta de firmas reclama "que los Juegos Bonaerenses vuelvan a Mar del Plata". Allí, se advierte que "de las 16 nuevas sedes descentralizadas que se designaron" para las finales de la competencia, "15 pertenecen al Frente de Todos". Y que de esas subsedes, "12 están en el Conurbano, mientras que apenas 4 están en el Interior de la Provincia". Mientras que "la gran mayoría (de las actividades) se celebrarán en los días previos a las elecciones legislativas" del 14 de noviembre. 

Los jóvenes radicales observan cierta discrecionalidad en la medida. Y por eso le exigen al Gobernador "separar lo que debería ser una fiesta para todos los jóvenes bonaerenses de la coyuntura político-partidaria".

Fuente: El Día