28.09 | Información General 

En 18 meses de pandemia, el barbijo sigue figurando entre las principales demandas

Lejos de aquel caos de marzo del 2020 donde los barbijos duplicaban su precio y el alcohol en gel prácticamente no conseguía, el panorama actual es bastante más tranquilo según contaron desde farmacias consultadas por EL POPULAR. El consumo de psicofármacos sigue en ascenso.

"Ya no es el caos que se vivió el año pasado, pero la gente se sigue cuidando", asumen desde una tradicional farmacia céntrica ubicada sobre calle Vicente López de nuestra ciudad. Allí, la demanda de barbijos sigue figurando en los primeros lugares de la lista, aunque el alcohol se vende en menor proporción.

Este comercio del rubro farmacéutico no es el único que nota esta tendencia. Desde la farmacia de Necochea 2986 sostienen que viven la misma situación, mientras destacan que el paracetamol es el analgésico más consumido en primer lugar por las indicaciones ante determinados síntomas asociados al Covid y en segundo lugar por los posibles efectos post vacuna.

Pasaron 18 meses de pandemia y lejos de aquel caos de marzo del 2020 donde los barbijos duplicaban su precio y el alcohol en gel prácticamente no conseguía, el panorama actual es bastante más tranquilo según contaron desde las farmacias consultadas por EL POPULAR.

Sin embargo "la gente tomó determinados hábitos que no se han perdido", aún con la llegada de una nueva normalidad en un contexto de apertura de actividades, con una vacunación que marcha a buen ritmo y donde a partir del viernes ya no será obligación llevar puesto el barbijo al aire libre.

La gente tomó determinados hábitos que no se han perdido

Comprar un barbijo requiere entre 30 y 600 pesos, según las características de este producto que se instaló en el 2020 y todavía sigue siendo el artículo más buscado en el marco de los cuidados necesarios para prevenir contagios.

La curva de casos positivos que viene en descenso desde hace ya varias semanas sirvió para transitar la pandemia algo más tranquilos, pero tomando todavía los recaudos necesarios y las medidas de prevención necesarias.

En este sentido, el barbijo "es lo que más demanda tiene", sintetizan los farmacéuticos olavarrienses. Pero por contrapartida, "sí se notó una caída en la venta de alcohol", un producto de desinfección muy utilizado desde aquel marzo del 2020, cuando el país confirmaba los dos primeros casos de Covid y en Olavarría un caso sospechoso que terminó siendo negativo comenzaba a encender la alarma.

"El año pasado se vendían litros de alcohol porque la gente lo utilizaba para desinfectar la casa, por ahí al pasar más tiempo adentro o en esa situación de no saber demasiado respecto del comportamiento del virus, era un artículo muy consumido".

Pasado el año y medio, "el alcohol al 70% o en gel se vende en pequeñas cantidades, en frascos chicos que son para llevar en la cartera o en la mochila de la escuela. Ya no hay tanta paranoia", cuentan sobre este producto que se ubica entre los 80 y 180 pesos, de acuerdo a la marca y a la cantidad.

Medicamentos

Por la pandemia, el barbijo practicamente se convirtió en un accesorio más. Hoy, nadie sale de su casa sin este implemento que se popularizó en Argentina desde el preciso instante en que se lo consideró por parte de las autoridades sanitarias uno de los productos más necesarios para prevenir el contagio por Covid. De hecho, en este 2021 sigue siendo un artículo de importante demanda.

Pero el contexto sanitario también marcó otra tendencia: el consumo de ciertos medicamentos. El paracetamol hoy es el analgésico más buscado, aseguran las farmacéuticas consultadas. "Desde que aumentó el ritmo de vacunación es el analgésico y antifebril por elección en el caso de presentar síntomas post vacuna", expone Victoria Melfis.

Pero además, "se ha hablado mucho de si es preferible el Ibupirak o el Paracetamol y los consejos sobre este segundo genérico se trasladó a la elección de la gente", apuntan desde el otro comercio del rubro.

Otro dato es el consumo de psicofármacos. "No es la locura del año pasado donde la gente estuvo un tiempo sin poder salir, pero se sigue consumiendo", sostienen desde esta farmacia.

No es la locura del año pasado donde la gente estuvo un tiempo sin poder salir, pero se sigue consumiendo

Según un informe revelado por la Confederación Farmacéutica Argentina, entre enero y julio de este año se registró un 4,51% más de consumo de psicofármacos respecto al mismo período del 2020. La variación es de 4,54% más de antiepilépticos, un 8,69% de antidepresivos y tranquilizantes, un 6,60% más de antipsicóticos y un 6,92% de hipnóticos y sedantes. En tanto que el consumo de tranquilizantes bajó un 0,98%.

En los primeros siete meses de este año, la venta de psicofármacos creció un 4,2%, y los antidepresivos figuran como el que dio el salto más grande. Dentro de los 15 medicamentos más vendidos están dos ansiolíticos: la sertralina (su venta ascendió un 13,4%) y el clonazepan (el alza fue de 4,55%).

"Lo que hemos visto -cuentan desde una de las farmacias consultadas- es que hay gente con estados de ansiedad y creo que es producto de este contexto. Tenes la persona con ansiedad porque perdió un viaje que ya tenía previsto, otro que se enfermó porque no se pudo hacer los constroles porque no consiguió turno en momentos donde el Hospital estaba atendiendo la emergencia o el que vive al día respecto de lo económico, o que perdió el trabajo. Antes había gente que venía a la farmacia y compraba una caja entera de un medicamento y ahora lo pide fraccionado. Eso se nota".