02.10 | Información General Día del Escribano/a

"Con las herramientas tecnológicas, ahora llegamos a espacios que eran impensados"

La doctora María Luján Lalanne de Pugnaloni explicó por qué eligió esta profesión y sobre la Mención Especial que recibió en agosto.

"Estudié en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, en Capital Federal, y después hice una especialización en Documentación y Contratación Notarial en la UNAV (Universidad Notarial Argentina Virtual), y esta UNAV para los notarios es la casa de altos estudios. Al tercer o cuarto año de la facultad, al estudiar en la UBA, hay un ciclo profesional que tiene materias comunes para quien quiera estudiar cualquier especialidad del Derecho y después empieza el CPO (Ciclo Profesional Orientado), donde están Penal, Civil y Comercial, etc., es decir distintas especialidades entre la que está la carrera con orientación en Derecho Notarial, Registral e Inmobiliario. Y hasta el día de hoy sigue ofreciéndose el mismo plan de estudios en la Facultad de Derecho" comenzó contando la doctora María Luján Lalanne de Pugnaloni, quien hoy celebra el Día del Escribano/a.

-¿Por qué abogacía y luego especialización en escribanía?

-Por qué escribanía, diría directamente. En realidad mi papá (Roberto José, fallecido en 2012) fue quien hizo en mi caso una orientación vocacional, sin ser orientador vocacional, y en esa época no se estilaba hacer un test de esta naturaleza. Pero él vivía el Derecho, era una persona que se dedicaba mucho a su profesión y yo desde chiquita mamé el tema, así que me hizo ver el encanto del Derecho y me fue orientando para lo notarial a partir de lo cual, desde que tenía 16 años sabía que iba a seguir escribanía. Así fue. Antes de comenzar la facultad hice el CBC y comencé la carrera de abogacía sabiendo que iba a hacer la orientación Notarial, Registral e Inmobiliario. Es una carrera que la eligiría toda la vida, una y mil veces, en donde mi papá me orientó por lo que fue un gran mérito de él.

-¿Cuándo comenzaste a trabajar, hiciste alguna especialización dentro de la escribanía?

El escribano tiene que estar preparado para atender cualquier circunstancia del Derecho, ya sea laboral, civil y comercial, saber sobre lo penal porque ejerce una función pública y porque debe saber los requerimientos que tienen que ver con esa orientación. Debe conocer hasta derecho ambiental, que es una rama del Derecho que se mama dentro de las especialidades de la carrera. Lo que más me gusta es todo lo relacionado con las empresas familiares o lo relativo a la familia. Interpreto que todo lo que tiene que ver con la familia está relacionado directamente con todo individuo en la comunidad. Y si al tema de la institución de la familia se lo junta con la institución empresa, entonces hay un gran espectro para trabajar y estudiar permanentemente. Es algo que no se termina de estudiar, nunca terminamos de capacitarnos, hay que aggionarse para saber cómo va evolucionando la comunidad. Es decir, no es lo mismo una empresa de familia de ahora que de hace cincuenta años, por lo que uno acompaña eso en todo momento.

-En el tema derecho ambiental, antes no se hablaba y hoy se trata todos los días...

-Totalmente. Aparecen diversas cuestiones. Por ejemplo, si hay que hacer un arrendamiento y se requiere hacer un acta de comprobación por una afectación a las normas ambientales, hay que conocer cuáles son las normas ambientales así como sobre medianería y demás. El espectro del escribano es muy amplio, y lo es cada vez más. Pareciera que el notario, al ser una función que es de antaño -porque desde que existe la sociedad existe el escribano- se tornaría en una profesión que se va a acabar en algún momento, pero no es así, en absoluto. Con las herramientas tecnológicas y el avance tecnológico que es mundial, llegamos a espacios que eran impensados anteriormente. Inclusive en el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires se está desarrollando la plataforma notarial virtual para que podamos ayudar a la sociedad y estar a la par de la sociedad en sus avances y en sus necesidades. Es decir, los avances tecnológicos los hemos capitalizado los notarios para brindar un mejor servicio a la comunidad.

-¿De qué se trata la Mención Especial que recibiste por la ponencia de las "Reuniones a distancia en las personas jurídicas privadas"?

-Esa ponencia fue presentada por mi en agosto pasado en el XXl Congreso Nacional de Derecho Registral que se realizó de modo virtual en el tema de sociedades digitales. Ahora, justamente, el Estado a través de la Dirección Provincial de Personas Jurídicas y también la Inspección de Justicia en Capital Federal están desarrollando sistemas necesarios para que uno pueda presentar constituciones societarias (que ya se hizo la primera prueba) por vía virtual. Durante la pandemia nos encontramos -al estar prohibidas las reuniones- con el interrogante de cómo seguiría la vida social, por lo que se dictaron normativas específicas para poder realizarlas virtualmente y de modo seguro, para que la seguridad informática vaya de la mano de la seguridad jurídica que es uno de los nuevos pilares que debe tener todo operador jurídico hoy por hoy. La idea es que con esta ponencia esa normativa que nos "salvó" durante la pandemia, se mantenga en la etapa post pandemia ya que a veces pasa que por distancia física hay accionistas que viven en el exterior o lejos de la empresa o puede haber cuestiones de enfermedad o tienen imposibilidad de asistir presencialmente a la asamblea. Así es que si esa normativa se extiende en el tiempo, aunque llegó para quedarse, pueda facilitar la vida social y que se pueda seguir con la actividad social sin que a la empresa se le complique la situación para tomar decisiones fundamentales que necesita para su actividad.