05.10 El mundo desperdicia más del 17% de los alimentos que produce

La Isla de las Flores, ícono de la ironía y el horror

¿Qué relación tienen un tomate, un japonés y un pulgar oponible en una Isla de Flores? Repuesta posible: El sistema de producción capitalista, la ironía y la lucha ideológica.

Este año se cumplieron 32 años del estreno de La isla de las flores (Ilha das Flores) y en este recomendado festejamos: su realización, su rebeldía y su vigencia. En solo doce minutos el cineasta y escritor Jorge Furtado despliega mediante animaciones, gráficos, archivos fílmicos, imágenes de revistas de moda o filmaciones caseras, un abanico de ideas tan claras como contundentes sobre plusvalía, consumo y capitalismo.

"Esto no es una ficción. Existe un lugar llamado Isla de las flores. Dios no existe". Con estas pocas palabras el director del corto marca el tono y los aspectos formales del material. De entrada se ponen en cuestión, asuntos como la idea de realidad vs. ficción o la relación consumo y capitalismo. Con una voz en off y una narrativa de aparente carácter educativo (repetitiva y simple) se va dejando espacio o silencios para remarcar las ironías o contradicciones del supuesto discurso neutro del narrador. Discurso que, mostrando como lógico y real al sistema económico político capitalista, ofrece como "normal" a las mujeres y los niños pobres que comen basura siendo que son iguales que los mamíferos que la generan. Es el tono del enunciado o algunas imágenes, las que van modificando el visionado total.

El mundo desperdicia más del 17% de los alimentos que produce

Lo que empieza en clave de comedia va cambiando de tono hasta llegar al objetivo de Furtado.

Mostrar que aquello que se nos presenta como lógico por el discurso audiovisual hegemónico tiene un punto de fuga, quiebre o sitio que nadie quiere ver. Una isla de flores que no tiene una sola flor.

  • ¿Qué es una familia? ¿Qué es un ser humano? ¿Qué tipo de relaciones se establecen entre los mismos? Son preguntas que reciben munición gruesa en este corto. Les dejo una muestra: "Aquello que fue considerado como impropio para la alimentación de los cerdos por parte de sus dueños, será utilizado en la alimentación de mujeres y niños. Seres humanos con nada de dinero. Por ser muchos, son organizados por el dueño del cerdo en tandas de 5 minutos para acceder a la comida que los cerdos habían rechazado".

Escribió Alfredo Fonticelli para la IZquierda Diario