09.10 | Información General Según informes del Servicio Meteorológico Nacional y de la Bolsa de Cereales

Una primavera con pocas lluvias y elevadas temperaturas

El último trimestre del año depararía un escenario "muy contrastante". El enfriamiento del Océano Pacífico influirá para que el fenómeno de La Niña pase de un estado "moderado" a "fuerte". 

Para los últimos tres meses de 2021 se prevén lluvias con un nivel "normal o inferior a lo normal", mientras que en cuanto a las temperaturas se advierte sobre registros "normales o superiores a lo normal", según se desprende del informe trimestral del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En la región, se espera un régimen de precipitaciones "normal o inferior a la normal sobre el norte del país, región central, y sobre el este y sur de Patagonia, e inferior a la normal sobre la región del Litoral, este de Buenos Aires y oeste de Patagonia".

Respecto de las temperaturas, se mantendrían en valores "superiores a la normal sobre la región central, Cuyo, norte y centro de Patagonia, y normales o superiores a la normal sobre el norte del país, región del Litoral, este de Buenos Aires y sur de Patagonia".

De todas formas, el SMN recomienda "consultar tanto el pronóstico diario y la perspectiva semanal para informarse sobre los eventos meteorológicos de alto impacto que no pueden ser previstos en la escala estacional".

Asimismo, desde la Bolsa de Cereales, para este trimestre se plantea que "durante la primavera 2021, el Océano Pacífico Ecuatorial se enfriará, pasando a un estado de 'La Niña' moderada a fuerte, a lo que sumarán los vientos polares algo por encima de su nivel normal y el enfriamiento del Litoral Atlántico. Desde el punto de vista térmico, se observarán algunos descensos térmicos tardíos, pero poco riesgosos, al mismo tiempo que empezarán a sucederse episodios con altas temperaturas en orden creciente".

  • El enfriamiento del Atlántico, los vientos polares y "La Niña" actuarán "negativamente sobre el sudoeste e interior del área agrícola argentina, haciendo que no logren reponer totalmente sus reservas de humedad, siendo probable que esta acción negativa se extienda sobre el este de la Región del Chaco, el oeste de la Mesopotamia y la Región Oriental del Paraguay".

Por su parte, "las zonas cercanas al Litoral Atlántico recibirán buenos aportes de humedad marina, que compensarán en buena medida la acción negativa de 'La Niña' y los vientos polares, permitiendo que reciban buenas lluvias, que mantendrán sus reservas de humedad".

En conclusión, "se está frente a un escenario climático muy contrastante geográficamente, y muy irregular en su marcha temporal, que plantea fuertes desafíos a la producción, que será necesario superar con un cuidadoso planteo agronómico y un uso racional de los recursos tecnológicos disponibles", finaliza el reporte de la Bolsa de Cereales.