10.10 | Columnistas ESCENARIO POLITICO

Cualquier cosa por un voto. Fallos judiciales y opiniones inentendibles

El Gobierno quiere reventar las urnas pero con plata. El acto en Nueva Chicago puede ser un Matadero. Una reunión con Insaurralde podría cambiar el voto azuleño. Celeste Arouxet y una polémica en ciernes con los sueldos políticos. "Bali" Bucca quiere su línea propia en la Séptima y ya tiene dos intendenciables en Olavarría. Milei popularizó a Friedman. 

Con una metáfora apropiada para este finde extralarge , podemos imaginar que acometer una gestión de gobierno es como emprender un viaje sobre el cual se pueden hacer muchas planificaciones pero no se pueden contemplar los infinitos contratiempos y las otras tantas variables que se pudieren presentar. Probablemente Odiseo jamás imaginó que podría tener tantas complicaciones en su regreso a Itaca.

¿Es condenable esta falta de cálculo? Un poco sí, pero, como en un viaje, pueden suceder muchas cosas. Lo que no se puede soportar es el aprovechamiento económico del poder, su abuso y su uso extorsivo.

A la luz de los últimos resultados electorales, el oficialismo se ha dado cuenta de sus errores, y los trata de subsanar con regalos impensados como el de los viajes gratuitos a los egresados del secundario y cualquier otra cosa que signifique una especie de "coima", según Pepe Mugica, para captar votos.

Pero, más allá de su reacción pos Paso, el oficialismo, con Cristina a la cabeza, se ha dado cuenta por fin que lo más importante de una democracia es el veredicto popular a través del sufragio. Efectivamente, el pueblo votó y tembló el aparato cristinista.

La nota completa en la edición impresa de diario EL POPULAR