16.10 | Información General 

El Gobierno no descarta reapertura de paritarias debido a la inflación

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, aclaró este sábado que las negociaciones salariales se podrían volver a abrir en la última etapa del año por el avance de la inflación, aunque confió que en los próximos meses se retomará la tendencia de desaceleración de precios. 

"La inflación es lo que más nos preocupa", reconoció el funcionario. En ese sentido, consideró que "la Argentina viene de una larga historia inflacionaria y ahora el mundo tiene inflación también". El titular de la cartera laboral analizó así que se trata de un escenario "complejo" en cuanto a la suba de precios, pero manifestó que septiembre fue "un mes muy particular".

En declaraciones radiales, confió que en durante "los meses siguientes" se volverá "al esquema" de desaceleración.

Según el INDEC, luego de cinco meses en baja, la inflación cobró impulso en septiembre y registró un aumento del 3,5%. De este modo, la medición anualizada trepó al 52,5%, en medio de la preocupación oficial.

El reporte informó que entre enero y septiembre, el Nivel General del Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló un crecimiento del 37%, superando así el 36,1% registrado a lo largo de todo 2020.

Pese a ello, Moroni destacó que la mayoría de los salarios le "vienen ganando a la inflación", mientras afirmó: "El objetivo es que crezcan por encima de la inflación".

Así, señaló que de ser "necesario", las negociaciones salariales se volverán a abrir en la última etapa del año con el objetivo de lograr una recuperación en el poder adquisitivo.

"Lamentablemente, veníamos de los últimos dos años del Gobierno de Mauricio Macri y nos agarró la pandemia", puntualizó y evaluó que actualmente se ve "un tema heterogéneo" en las diferentes actividades porque hay algunas que "están volando", pero otras todavía no. Por ello, resaltó que se debe "tener paciencia", al tiempo que sostuvo que la Argentina atraviesa "claramente un ciclo de desarrollo".

Al ser consultado sobre el efecto que podría tener en las políticas económicas un mal resultado en las elecciones Legislativas, apuntó: "El proyecto del Gobierno va a seguir adelante".

"No significa un cambio de rumbo. Tenemos claro que tenemos que tener un proyecto inclusivo", argumentó el ministro, quien además rechazó cambios en las indemnizaciones, como propone parte de la oposición. "La protección del contrato de trabajo forma parte de nuestra estructura social", enfatizó Moroni.