17.10 | Información General La palabra de frabricantes locales

"Empezamos a conocer el mundo de la cerveza y dije yo quiero vivir de esto"

El consumo de cerveza artesanal como bebida popular se volvió parte de cualquier reunión social o encuentro, principalmente en bares. El proceso de elaboración de la misma requiere de tiempo, inversión económica y conocer con precisión los pasos de producción. Distintos fabricantes apostaron al mundo de la cerveza artesanal y tuvieron que resistir a la cuarentena.

Milagros Pianciola / Facso

El auge de esta bebida llevó a que abrieran gran cantidad de bares y estaciones de recarga que venden esta cerveza. A pesar del momento principal de esplendor de la bebida artesanal el mercado y consumo continuaron creciendo hasta la actualidad.

En Olavarría comenzó a hablarse de cerveza artesanal aproximadamente en el 2016 con la apertura del primer bar cervecero. Hoy en día son cada vez más los bares que se instalan para quedarse y que ofrecen distintas cervezas artesanales, muchas de fabricantes locales.

Existen tanto fábricas de cerveza locales, que elaboran la bebida para su venta, como homebrewers, es decir, quienes fabrican cerveza en su hogar para consumo propio. El proceso de cocinar cerveza se volvió muy conocido y accesible para quienes están interesados en el tema, pero a su vez requiere de mucho tiempo y una inversión económica. "Es algo que te da muchas satisfacciones y a veces se reniega como en todos lados pero tiene muchas cosas lindas", expresó Alejandro Antonio, fabricante local.

Este año se realizó por primera vez una Copa de cerveza artesanal en la que compitieron distintos fabricantes. "Ahora vamos a traer otra competencia más de birra que participamos todos, de vez en cuando alguno gana, Olavarría gana un montón de medallas", indicó Patxi Erguy, fabricante local.

Hoy en día existen varias fábricas de cerveza artesanal en la ciudad, entre ellas están la cervecería Del Fondo y Danke Schöen. Le venden su cerveza a distintos bares de Olavarría como Bräu, La Rústica, en las estaciones de recarga y comercios.

"Esto era un terreno baldío y hoy es una fábrica de birra, 100% productiva, hacemos 5 mil litros mensuales por ahora, antes hacíamos 100, crecimos un montón"

"Esto era un terreno baldío y hoy es una fábrica de birra, 100% productiva, hacemos 5 mil litros mensuales por ahora, antes hacíamos 100, crecimos un montón", expresó Patxi Erguy de la fábrica Del Fondo. Comenzó a interiorizarse en el mundo de la cerveza artesanal entre el 2015 y 2016 por curiosidad.

Inició su camino en el proceso de la fabricación de cerveza realizando pruebas con equipos de 100 litros, no para la venta sino para consumo propio. Participó además de un curso en Buenos Aires que le permitió adquirir más herramientas en relación al proceso de producción.

La fábrica Del Fondo abrió sus puertas formalmente el día del recital del Indio en la ciudad. "Lo abrí al público y puse una carretilla con un barril de birra, había un cuartito nada más e hicimos la previa acá", manifestó Patxi.

La cervecería Danke Schöen surgió también durante el 2016, realizando pruebas con un equipo de 20 litros. "Empezamos con un poquito, la primera salió tomable con un montón de defectos que ahora los ves y decis 'no era tomable', pero en ese momento estaba rica", manifestó Alejandro Antonio de la fábrica Danke Schöen.

De a poco comenzó a crecer y a mejorar en el proceso de producción a través de cursos sobre cerveza artesanal. Después siguió con un equipo de 100 litros y ahora cuenta con uno de 300 litros. Actualmente trabaja solo y expresó que "voy buscando independencia y libertad como emprendedor". Alejandro anteriormente tenía otro empleo, pero fue más fuerte el interés por avanzar en su nuevo emprendimiento. "Empezamos a conocer el mundo de la cerveza y dije yo quiero vivir de esto", comentó el fabricante.

Proceso de fabricación artesanal

Los estilos de cerveza artesanal son muy variados, cada fabricante puede crear y probar distintas combinaciones a partir de la receta básica. La cerveza tiene como ingredientes principales, agua, levadura, lúpulo y cebada. "Hay más de 150 estilos de cerveza y cada estilo tiene muchas variantes para cocinar, a cada estilo y a cada birra le das tu toque", explicó Alejandro.

La cocción de la cerveza simple tarda aproximadamente de 8 a 10 horas, una semana de fermentación. Luego se suman la maduración y la clarificación, en total el proceso de elaboración de una cerveza lleva alrededor de 20 días. "No tenemos conservantes ni aditivos, nuestra birra tiene una fecha de caducidad y si te entra un poquito de oxígeno o hiciste alguna macana se te estropea, no sirve más", expresó el fabricante de Del Fondo.

El proceso de elaboración comienza con la maceración donde se mezcla la malta y cereales con agua a temperatura elevada. Luego sigue el filtrado donde se separan los sólidos y se recupera el líquido que se llama mosto. El siguiente paso es el hervido, en el cual se esteriliza el mosto y se extraen los compuestos del lúpulo, en este punto se genera el color. Después está la clarificación donde se remueven los sólidos por sedimentación. Por último están la fermentación, la filtración y el envasado.

Durante el proceso de fermentado la cerveza está a una temperatura alta y se va aumentando de a poco. "En todos esos momentos se les va tomando los parámetros, se le hace el dry hop si es lupulada, o no y después se manda a madurar, a estar en frío, que decante todo lo que tiene en suspensión cae para que se limpie la birra y quedan limpitas", explicó Patxi. El dry hop es un proceso que consiste en añadir lúpulos secos a la cerveza en su estado de maduración, la cantidad y las veces que se le añade depende del estilo de la cerveza que se fabrique.

Lee la nota completa en la edición impresa