21.10 | Información General Sustentar Alimentos Olavarría: camino a convertirse en un Banco de Alimentos

Una organización local recupera alimentos y asiste casi a 6 mil personas

De las personas a las que ayudan, más del 50% son menores de edad. Su referente, Mauricio García, habló del trabajo diario de la institución, que no lleva ninguna bandera política, sino únicamente el deseo de ayudar. "Olavarría se merece tener un Banco de Alimentos".

Sol Sraiber / Facso

El modelo del Banco de Alimentos nació en la década del 60 en Estados Unidos y se caracteriza por ser una organización sin fines de lucro, voluntaria, que rescata y recupera todos aquellos productos alimenticios o de higiene que han perdido su valor comercial, para luego repartirlos entre las instituciones de ayuda social que más lo necesiten. En Argentina actualmente hay más de 24 bancos de alimentos.

Estas organizaciones tienen varios objetivos: evitar el desperdicio de alimentos en el país, reducir el hambre y la contaminación ambiental, y poder elevar a su vez el nivel nutricional de las personas que pasan hambre o sufren problemas alimenticios.

En Olavarría, aún no existe un Banco de Alimentos como lo hay por ejemplo en Tandil. Pero sí existe "Sustentar Alimentos Olavarría" que está en proceso de convertirse en uno de ellos. Esta organización surgió en la ciudad, en abril del 2020 en plena pandemia, por iniciativa de un grupo de amigos. Entre ellos su referente actual Mauricio García, tenía contacto con el Banco de Alimentos de Tandil y sabía de la necesidad de ayuda para hacer frente a la crisis que se acrecentaba debido a la pandemia.

"Empezamos a tener reuniones virtuales para ver la posibilidad de generar un banco de alimentos acá, y nos ofrecen traer un camión con 20.000 kg de papa", contó García, el actual referente de la organización en diálogo con El Popular.

Ese fue su primer gran desafío, debían organizarse para poder traer la donación a la ciudad. Afortunadamente, contaron con la prestación del transporte para facilitar el traslado. "Armamos el protocolo, grupos de trabajo, embolsamos las papas y realizamos el contacto y las donaciones a las instituciones", explicó García.

Desde esa primera experiencia, no pararon de trabajar, eran conscientes de la necesidad de crear una institución sustentable y sostenida en el tiempo que pudiera servir de ayuda para muchas personas. "Al principio la Sociedad Rural nos prestó un lugar para trabajar, hasta noviembre del 2020 que pudimos alquilar nuestro local". Se encuentra ubicado en Balcarce 3523.

"Hoy asistimos a través de 45 instituciones locales y 3 de la ciudad de Azul, a más de 5500 personas, de las cuales más del 50% son menores de edad y tenemos un promedio de entrega de entre 2.000 y 3.000 kg de productos por mes"

"Hoy asistimos a través de 45 instituciones locales y 3 de la ciudad de Azul, a más de 5500 personas, de las cuales más del 50% son menores de edad y tenemos un promedio de entrega de entre 2.000 y 3.000 kg de productos por mes", comentó el referente. Por lo general, las donaciones en su mayoría son de alimentos que poseen alta composición de hidratos (galletitas, harinas) pero también cuentan con grandes donaciones de frutas y verduras.

Actualmente son 7 u 8 los colaboradores fijos y también hay colaboradores eventuales, que se convocan para realizar trabajos específicos. Todos trabajan ad honorem, excepto dos pasantes de la Facultad de Económicas de la Unicen que son rentados.

La ruta de los alimentos

El proceso que realizan cada vez que reciben una donación es recepcionar la mercadería, organizarla y ponerla en condiciones, lo que incluye el chequeo de la fecha de vencimiento. Una vez reorganizada la mercadería, toman contacto con las instituciones, que realizan pedidos de lo que necesitan, para luego finalizar con la entrega. "A las instituciones les solicitamos una contribución solidaria, de $15 el kg de producto seco por ejemplo y eso nos ayuda a poder mantenernos, pagar los servicios, el alquiler, entre otras cosas", explicó García.

Destacó que esta organización es totalmente apolítica partidaria. "Hacemos política entendida como acciones que transforman la sociedad, pero no pertenecemos ni vamos a pertenecer a ningún partido político. Esta es una iniciativa personal, todos los colores convivimos con un objetivo claro".

La nota completa en la edición impresa