25.10 | Información General Historias olavarrienses

Los ochenta años del emblemático edificio del Banco Nación en Olavarría

La inauguración del actual edificio ubicado en Vicente Lopez y Belgrano fue en octubre de 1941.

Marcos Rodríguez (*)

[email protected]

El mes de octubre de 1941 traería para Olavarría una sucesión de acontecimientos de gran trascendencia histórica en los planos nacional, regional y local. En el primero de ellos se destaca la realización del Congreso Nacional Agrario; en el segundo, el inicio de las obras correspondientes al camino Olavarría - Tornquist; y, en el tercero, la inauguración del actual edificio de la sucursal del Banco de la Nación Argentina en nuestra ciudad. Se cumplen, entonces, 80 años de aquellos hitos que movilizaron a comunidad de Olavarría en aquel octubre de 1941. Hoy incursionaremos en la historia que materializará la construcción del tradicional edificio ubicado en la intersección de las calles Vicente López y Belgrano, una de las esquinas más tradicionales de la ciudad.

Hagamos primero un breve repaso por el derrotero de la institución bancaria en Olavarría antes de la inauguración del inmueble que este año llega a su ochenta aniversario. El Banco de la Nación Argentina fue fundado a iniciativa del presidente Carlos Pellegrini el 26 de octubre de 1891 como instrumento paliativo a la crisis económica que en ese entonces azolaba al país. No pasaría un año de aquella fundación para que Olavarría contara con una sucursal de la flamante entidad. Su primera ubicación, librada al público el 4 de julio de 1892, fue un local situado en la esquina de Rivadavia y San Martín, donde hoy se localiza el Teatro Municipal. En 1906, el banco adquiere una propiedad distante a una cuadra de la primera sede, en la esquina de Rivadavia y Belgrano, donde en 1909 inaugura el edificio propio construido a tal efecto. 

Pasadas las décadas, y al compás del crecimiento de una Olavarría que poco a poco perdía su fisonomía aldeana, el edificio del Banco Nación devino en un espacio pequeño e incómodo para el volumen de operaciones que alcanzaba la sucursal. El 11 de diciembre de 1937, el diario El Popular en su editorial manifestaba: "Es de pública notoriedad las gestiones iniciadas por las fuerzas vivas de nuestra ciudad ante las autoridades superiores del Banco de la Nación Argentina, tendientes a lograr que las mismas dispongan la construcción o ampliación del edificio en que funcionan las oficinas de la sucursal de Olavarría de la mencionada institución oficial de crédito. (...) No es un misterio para las autoridades centrales las condiciones desventajosas en que funciona la sucursal por la falta material de comodidades. Construido el edificio hace más de tres décadas, pero para ese entonces, demasiado cómodo, con muchas y confortables dependencias. (...) En la actualidad, todo eso ha desaparecido, como inmediata consecuencia del aumento del volumen de las operaciones, aumento que va en progresión creciente por cuanto se incorporan al Banco otras actividades de acuerdo con las nuevas modalidades impresas a la política que desarrolla la institución oficial de crédito. Ha habido necesidad de suprimir comodidades, tales como la sala de espera, que ha debido ser transformada en secretaría. (...) Aparte de eso, los pasillos destinados al público son ahora demasiado estrechos, se producen aglomeraciones delante de las ventanillas en determinados días dificultando el normal desarrollo de las operaciones. La ampliación del viejo edificio o la reconstrucción del mismo erigiéndose uno más moderno, se impone."

Poco menos de dos años después se inicia un camino de concreciones hacia la tan anhelada nueva sucursal. El 1 de octubre de 1939, el Concejo Deliberante sancionaba la siguiente ordenanza: "Art. 1 Permútase con el Directorio del Banco de la Nación Argentina, la propiedad de dicha institución ubicada en la esquina de las calles Rivadavia y Belgrano, manzana Nº 55, actualmente ocupada por su sucursal local y el terreno de propiedad municipal de igual superficie teniendo en cuenta la línea municipal, (con una tolerancia que no excede de 200 metros cuadrados), ocupado por la plazoleta y que forma esquina norte de la manzana 43 con frente a las calles Vicente López y Belgrano. Art. 2, Las obras deberán ser iniciadas dentro de los 180 días de firmadas las escrituras. Si pasados dicho plazo el Banco de la Nación no diera comienzo a las obras, queda sin efecto esta ordenanza. Art. 3, Los planos y el estilo arquitectónico que presente el Banco de la Nación Argentina para la construcción del edificio deberán ser aprobados previamente por el Departamento Ejecutivo (...)". 

La suerte del espacio donde se construiría la nueva sucursal del banco se había sellado unos 45 años antes, en tanto integrante de una manzana destinada desde tiempos fundacionales a la construcción de edificios públicos o, en su defecto, al uso que el municipio le destinase. El 4 de octubre de 1895, el presidente del Concejo Deliberante, Benito Santafe, informaba al intendente municipal Dionisio Recavarren lo resuelto por ese cuerpo: "Para su conocimiento y demás efectos comunico a Ud. que el H. C. que presido ha resuelto en sesión del día de la fecha reservar para alguna obra pública el solar norte de la manzana donde está situada la Casa Municipal".

Consumada la permuta ordenanza mediante, las gestiones tendientes a la construcción del nuevo edificio comienzan a rendir sus frutos. Luego de una modificación técnica a través de una nueva ordenanza sancionada el 17 de diciembre de 1939, llegamos al 19 de febrero de 1940 con la aprobación de los planos presentados por el banco al Municipio de Olavarría. Ese día el intendente Amadeo Grimaldi firma la siguiente resolución: "Visto el informe de la oficina de Obras Públicas por el que aconseja la aprobación de los planos elevados a esta Intendencia para su estudio por el Banco de la Nación Argentina correspondientes a la construcción del edificio destinado a su sucursal local, cuyas líneas arquitectónicas están de acuerdo con el progreso alcanzado por nuestra ciudad, el Intendente resuelve: Art. 1, aprobar los planos presentados por el Banco de la Nación Argentina para la construcción del edificio destinado a su sucursal local, por ser de estilo moderno y estar de acuerdo con el progreso alcanzado por Olavarría. Art. 2, comuníquese, publíquese, etc.". 

La construcción de la nueva sucursal del Banco de la Nación en Olavarría no demoraría y en unos pocos meses el inmueble, proyectado por la Oficina de Arquitectura de la entidad, estaría listo. Ese octubre de 1941, la entidad bancaria cumplía su 50 aniversario y encararía un amplio y ambicioso plan de construcciones, reformas y ampliaciones de sucursales y agencias en todo el país. La de nuestra ciudad se enmarcaría en este plan del establecimiento crediticio. 

Ochenta años transcurrieron de aquellos sucesos que supusieron el desarrollo de multitudinarios actos, programas y reuniones en Olavarría. También la presencia de autoridades políticas nacionales y provinciales que incluyó, entre otros, la asistencia del vicepresidente en ejercicio del Poder Ejecutivo Nacional, Dr. Ramón Castillo, y el presidente del directorio del Banco de la Nación Argentina, Jorge Santamarina. Ochenta años de un edificio que se alza en una de las esquinas más características de la ciudad y que alberga no a la primera entidad bancaria de Olavarría, pero sí a la de mayor permanencia.

(*) Investigador de la historia olavarriense - (Instagram: @olavarria_del_ayer)