27.10 | Información General 

Julio Valetutto: "Hay que romper con la dicotomía de turismo versus minería"

La operatoria se analiza por un tramo de unos 3.000 metros e incluye un proyecto de cinco etapas para modificar la traza. La propuesta de venta es por más de un millón y medio de dólares. El tránsito, la revalorización del patrimonio histórico y natural, el impacto ambiental y la seguridad del desarrollo minero.

Tal como se adelantó ayer a través de un comunicado, el Municipio propuso vender a la empresa Cementos Avellenda un tramo de un camino vecinal. La medida está contenida en un amplio expediente que ya se presentó al Concejo Deliberante para modificar la traza que actualmente divide dos yacimientos de explotación de la firma. El camino a la cantera "La Cabañita" es el eje de una propuesta que considera el tránsito, la revalorización del patrimonio histórico y natural, el impacto ambiental y la seguridad para la industria minera.

EL POPULAR habló con el secretario de Desarrollo Económico municipal, Julio Valetutto, quien comentó que lo presentado en el legislativo contiene siete cuerpos. Según se pudo saber, se trata en concreto de dos ordenanzas. 

  • Una para pasar del dominio público municipal al dominio privado municipal el tramo de camino que se venderá, de unos 3.000 metros en total. El segundo es la venta de los lotes por un monto superior a un millón y medio de dólares.

Valetutto se refirió a la propuesta presentada, valoró especialmente la intervención académica a través de profesionales de la Universidad Nacional del Centro para desarrollar la iniciativa y destacó los cambios en las "maneras de ver la matriz productiva".

Tal como se estimó en la edición de ayer, parte de la venta es la calle que divide los yacimientos San Jacinto y La Cabañita.

Cinco etapas

"En este momento una de las empresas cementeras tiene la necesidad de que, en una explotación que tiene dos frentes y que pasa una calle por el medio, hacer una explotación diferente para aprovechar los recursos, generar menor impacto y aumentar la seguridad de la operación. Empezamos a trabajar para abordar esa complejidad" describió Valetutto sobre el inicio del proyecto. Para ello se convocaron el Municipio a través de distintas áreas, las facultades de Ingeniería y Ciencias Sociales y la empresa. El objetivo fue "que ese tramo de calle pueda cambiar y pueda ser reemplazado por otro que tenga un impacto positivo en un montón de dimensiones que permita que la explotación se pueda hacer de manera correcta y que generen cuestiones positivas para la comunidad".

  • La Facultad de Ingenieríase dedicó a "cualificar y cuantificar los recursos" del tramo en cuestión y la Facultad de Ciencias Sociales "fue la encargada de contemplar las variables ambientales, sociales y patrimoniales".

Entre los que trabajaron, mencionó al ingeniero Carlos Melitón y al antropólogo Marcelo Sarlingo, de cada institución.

El secretario municipal explicó que se elaboró un proyecto con "cinco etapas: el camino vecinal se va a desviar para permitir que estos recursos pueden ser extraídos haciendo un trabajo que contemple las demás dimensiones de manera integrada". El proyecto de ordenanza contempla que con la desafectación "la firma Cementos Avellaneda S.A., deberá asumir el compromiso de realizar una nueva traza asegurando la libre circulación hasta la finalización de la nueva calle". Se estimó que estas obras se extenderán por 18 meses.

Entre las tareas a desarrollar se tomaron en cuenta "la cuestión patrimonial que tiene que ver con un horno de cal que está involucrado en el camino en el que se va a generar un mirador con proyectos educativos. También tiene que ver con flora y fauna autóctona, se van a recomponer 10.000 plantas, se va a cuidar la fauna del lugar, generar un recorrido que sea una experiencia cultural y turística positiva".

La intención de la Secretaría de Desarrollo Económico es que este proyecto de obra "sea un precedente en esta visión que tenemos que tener respecto de la ciudad de Olavarría, que no solo -como tradicionalmente se ha hecho- haya un proyecto que apunta a la explotación minera sino que también tenga que ver con un proceso de desarrollo para la ciudad, que genera empleo y muchas cuestiones".

Valetutto enfatizó: "el proyecto y su resultado final va a ser algo superador a lo que ya hay. A pesar de que es un movimiento importante y un montón de trabajo, tanto el privado como el Estado y lo académico están bien involucrados. Se va a poder transitar y visualizar el patrimonio y la naturaleza de una manera más positiva que ahora, va a estar cuidado el impacto y la operación de la empresa en ese lugar va a ser más segura". 

La nota completa en la edición impresa