29.10 | Policiales 

En las últimas horas se incrementaron los "secuestros virtuales" y "cuentos del tío" en Olavarría

En el primer caso los delincuentes simulan tener a un familiar de rehén para obtener algo a cambio. En el segundo, hacen creer a las víctimas que son beneficiarios de algún tipo de ayuda estatal para conseguir dinero.

Desde la SubDDI local alertan a la población tomar las medidas precautorias debido a que en las últimas horas se incrementaron las modalidades delictivas denominadas como "secuestros virtuales" y "cuentos del tío".

El Popular Medios pudo constatar un hecho durante la mañana pero fueron muchos más los ocurridos y es por eso que se deben adoptar todas las recaudos necesarios para evitar caer en manos inescrupulosas que no identifican de edad ni género.

Antes del mediodía el sistema Ojos en Alerta fue advertido de un suceso de similares características en barrio San Vicente cuando a un hombre fue víctima de dos jóvenes que lograron su cometido y huyeron con efectivo.

Secuestros virtuales

Los delincuentes realizan llamadas telefónicas a personas a quienes mediante engaño se les intenta hacer creer que un familiar cercano fue "secuestrado o robado" amenazando con que atentarán contra su integridad física o su vida y que esto ocurrirá si no se le hace entrega de una suma dinero en forma inmediata que la víctima deje en determinado lugar por lo general cercano al domicilio.

Estos juegan con el nerviosismo de las personas lo que utilizan para seguir adelante con el ilícito. En algunos casos se han reportado amenazas a la propia persona receptora del llamado diciéndole que la tienen vigilada e intimidándola para que entregue el dinero.

En todas las modalidades los malvivientes solicitan a sus víctimas no corten la comunicación y evitan de esta manera que puedan pensar o constatar la información que es totalmente falsa y con fines extorsivos.

Ante una situación de las narradas se recomienda no brindar ningún tipo de dato personal y cortar la comunicación y dar aviso al servicio de emergencias 911.

El famoso cuento del tío

En este caso consiste en decirle a la víctima que fue beneficiario de algún tipo de ayuda económica por parte del Estado. Los delincuentes suelen presentarse como representantes de una entidad bancaria solicitando a la víctima que no corte la comunicación y se dirija a un cajero automático donde le dirán cómo concretar el recibo de dinero.

Una vez allí mediante instrucciones engañosas conducen a la persona a realizar una transferencia bancaria a otra cuenta o incluso solicitar préstamos a través de los datos bancarios obtenidos de la víctima.

Por último se recomienda a la población no brindar ningún tipo de datos personales, ni bancarios, ni relacionados a tarjetas de crédito o débito a desconocidos, ya que dicha información puede ser utilizada para llevar adelante distintos tipos de defraudaciones.