30.10 | Política 

Arouxet: "No me importa si hay polarización porque somos algo diferente"

La candidata a concejal por Ahora Olavarría supone que quienes la votaron se ubican en quienes rechazan la vinculación "de la política con el negocio". Se refirió al impuesto a la piedra y habló de la inflación, los salarios y su proyecto de reducir la dieta de los concejales.

Cacho Fernández

[email protected]

Celeste Arouxet representa hoy la tercera fuerza olavarriense, aunque muy lejos todavía de las dos fuerzas que encabezan la elección. En las últimas Paso sumó un 7,63 por ciento con Ahora Olavarría, partido subsidiario de Avanza Libertad conducido por el economista ultraliberal, José Luis Espert.

La concejal de Ahora Olavarría no pudo precisar muy bien cual es el perfil de sus votantes. "Pienso que es la gente que nos cree, no se si son liberales o radicales pero fundamentalmente es gente que sabe que decimos la verdad y que rechazamos esa mezcla entre política y negocios", dijo, sin puntualizar mucho más. 

En realidad, pareción un tanto extraño que una candidata que logró conseguir un lugar a último momento se haya acercado tanto al piso del 10  por ciento para hacerse de una banca en el Concejo Deliberante. Entonces, o bien pudo haber algunos ingredientes locales pero también no habría que desestimar un arrastre de al menos cinco puntos de su referente provincial.

La edil también insistió con su proyecto de ordenanza de aplicar una quita del 50% a las dietas de los concejales y algunos cargos políticos para conformar un fondo para obras públicas y dijo que ya tenía estado parlamentario y que "el  50% de la quita está bien".

Polarización

Celeste Arouxet no sabe quien la votó, por decirlo así, pero supone que hay un componente ético en el  respaldo que recibió de ese siete y pico por ciento que sacó en las Paso. Luego dijo que no le teme a la polarización en la que podría perder algo de su caudal electoral al decir que "de un lado y del otro nos vienen demostrando que son más de lo mismo", utilizando la estrategia de diferenciarse a partir de la anti política de la cual cosechó votos por ejemplo Javier Milei. 

"No tenemos problemas porque somos algo diferente dijo. El resto se más de lo mismo", sostuvo, analogando los dos polos de la grieta.

Tampoco se asumió como una liberal de Espert, quien en una oportunidad le propuso a Jorge Larreche sacar la tasa por explotación de canteras o el denominado impuesto a la piedra, pero dijo algo que generó una cierta incertidumbre: "ya aclaró su posición la última vez que estuvo, pero todo impuesto improductivo debería ser sacado". 

En verdad, Espert aclaró que debía ejercercerse un control sobre la recaudación y por ahí sobre lo recaudado, aunque no lo precisó tanto. Pero el tema sigue siendo peligroso para los olavarrienses porque hoy por hoy la recaudación por dicho gravamen llega a los 1.000 millones de pesos  anuales, una cifra importantísima para la ciudad y en todos los aspectos. Despojar al municipio de semejante suma sería condenarlo a la inanición de los habitantes.

Por lo tanto, Arouxet, consciente de ello, prefiere gambetear ese punto que alguna vez puso en debate José Luis Espert. Fue en diciembre de 2015 y delante de Jorge Larreche. 

En la última conferencia de prensa que brindó Espert en Olavarría relativizó un poco aquella propuesta pero tampoco profundizó tanto y prefirió, como quien dice, escaparle al bulto.

Inflación

La edil también abordó el tema de la inflación sobre la cual dijo que "no se estudian las causas y se acude a soluciones como el congelamiento de precios que no sirve como medida. El problema es que la inflación es un impuesto no legislado que pesa sobre los salarios de los argentinos. El problema está en la macro econnomía y en la emisión, pero se toman medidas sin pensarlas como el congelamiento de precios. El caso es que si suben los costos, van a subir los precios. Alguna vez hicimos controles de precios pero solo fueron a Defensa del consumidor y nunca supimos qué pasó después".

Añadió que "existe una falta total en la moneda y las inversiones van al dólar, y también se debería tomar en cuenta el gasto político, pensar en una reforma laboral porque hay pymes que tiene la misma carga impositiva que tiene Loma Negra".