30.10 | Información General 

Los obreros ceramistas hoy celebran su día

Los dirigentes del Sindicato Obrero y Empleados Ceramistas de Olavarría brindaron un análisis de la actual situación laboral del sector.

Se celebra este sábado 30 de octubre el Día del Ceramista y desde el Sindicato Obrero y Empleados Ceramistas de Olavarría (SOECO) los dirigentes Gustavo Bustamante y Javier Damiano brindaron un análisis de la actual situación laboral del sector, que se encuentra pasando un excelente momento, así como demás temas sindicales entre los que hay que resaltar que luego de más de tres décadas de estar al frente de la entidad Pedro Garay da un paso al costado, aunque estará cerca, siempre, para continuar orientando a la nueva comisión directiva que estará encabezada por Bustamante. Esto fue lo que contaron:

- ¿Cómo llegan los dirigentes y trabajadores del sector a la celebración, este año, del Día del Ceramista?

Llegamos, dentro de todo y más allá de la pandemia, muy bien parados. Se está trabajando a full y con todos los sectores en marcha, ya que todo lo que se produce se vende. Hoy están ocupando gente para hacer relevos, cosa que hacía tiempo no nos estaba pasando. En ese sentido estamos muy tranquilos.

- ¿Tanto en Cerro Negro como en Losa?

En Losa seguimos con la planta parada que produce ladrillos y tejas. Esa es una gran preocupación que tenemos, que es algo pendiente y sobre lo que venimos hablando desde hace un año y medio por lo menos. La fábrica de tablas es la única que está en marcha produciendo bien, y todo lo que produce también lo venden. Pero estamos preocupados por ladrillos y tejas que está parada y con pocas miras para que se ponga en marcha. No nos han sacado gente ni han despedido trabajadores, pero sí tenemos la esperanza de que se ponga en actividad nuevamente porque estamos hablando de entre 50 y 70 puestos de trabajo.

- ¿El tema de ladrillos o tejas, principalmente, las dejó de consumir la gente por una cuestión de cambio de costumbres o moda en el mercado de la construcción y bajó su venta?

Lo de las tejas no es de ahora sino que desde hace varios años que se viene cayendo ese mercado. Hoy todos apuestan más por las chapas. Más allá de que sostenemos que es necesaria la planta de tejas porque en Olavarría, en la provincia y en el país hay muchas casas con techos de tejas. Por lo que no se debería cortar esa producción, lo que están haciendo es un desabastecimiento del mercado de tejas, se empiezan a romper los techos de tejas por cualquier motivo y la gente tiene que salir a cambiar ese techo totalmente y remplazarlo por chapas o por tejas que están entrando de Brasil o España. Por eso tenemos todavía esa preocupación y lo venimos hablando con la empresa hace ya casi dos años y no hemos tenido respuestas. Hemos mandado una carta al presidente de la Nación y a la Secretaría de Comercio exponiendo la situación laboral, quedando a la espera de una respuesta. También hablamos con funcionarios de provincia a través de las gestiones hechas por Federico Aguilera y César Valicenti, que siempre nos acompañaron para revertir esta situación y poder poner la plata de tejas y ladrillos en marcha nuevamente.

- ¿Durante la pandemia se vivió muy complicado, casi todos, y en el sector se pudo salir a flote sin demasiados problemas?, porque la gente invirtió en su casa y entonces hizo refacciones o construyó...

Durante la pandemia lo más complicado fueron los dos primeros meses cuando la planta estuvo parada y estaban los trabajadores aislados debido al DNU del presidente Fernández, pero cuando comenzó a liberarse y flexibilizarse la situación el mercado comenzó a moverse muchísimo. Nos sorprendió realmente, porque durante la pandemia fue cuando más ventas tuvo Cerro Negro En la mayoría de los rubros la pandemia complicó todo, pero el sector de la construcción se vio beneficiado. Tampoco hemos tenido bajas de gente, ningún puesto laboral se ha perdido porque sabemos que otros rubros la pasaron mal. Al contrario, después de mucho tiempo hoy están ocupando gente para hacer relevos para vacaciones que es algo que hace cinco o seis años no ocurría.

- Institucionalmente el sindicato está bien, que además invirtió en una nueva sede con la farmacia en el mismo edificio, está refaccionando la sede de la calle Lamadrid...

Sí. Tener el sindicato y la farmacia en el mismo edificio era un sueño que teníamos desde hace tiempo con la comisión directiva y los trabajadores para dejar de pagar alquiler y que estuviera en un espacio propio. Ahora estamos refaccionando la sede de la calle Lamadrid en su fachada para solucionar problemas de filtraciones y humedad, además de modernizar el frente. La farmacia funciona muy bien, quedó cómoda, amplia y moderna para la comodidad de nuestros afiliados.

- Se vienen las elecciones, el 21 de diciembre. ¿Ya el oficialismo armó su lista, hay alguna otra lista que se presenta tal como corrió una versión?

Así es. Este miércoles se cerró el plazo para presentar las listas y desde el oficialismo lo hizo la Lista Celeste, con Gustavo Bustamante como secretario general para las elecciones de diciembre. Es la única lista que se presentó. Pedro (Garay) ha decidido dar un paso al costado después de más de treinta años como secretario general y para todo el gremio y los trabajadores, es algo inesperado que no haya querido ser parte de la lista, pero lo entendemos perfectamente, más allá del pedido de la comisión directiva como el de los trabajadores. Fueron muchos años donde dejo de lado todo lo personal para dedicarse a los compañeros ceramistas de una trayectoria y de lucha intachable por los derechos de los trabajadores, nos ha dado mucha experiencia y conocimientos. En los últimos tiempos hemos padecido conflictos, también agravios y ataques, pero sabemos cómo trabajamos y cómo nos comportamos, con toda la transparencia y los trabajadores saben perfectamente que es así y por eso están firmes con nosotros durante las asambleas o cuando hay que ir a pelear por sus derechos. Pedro quiere descansar porque le dedicó muchos años al sindicato, dirigentes como él, y como Oscar Kriger, son ejemplos a seguir, de honestidad y capacidad y sobre todas las cosas siempre estuvieron del lado del trabajador, por lo que son una pérdida importante que tendremos que reemplazar con gente nueva que se va sumando. Y estar unidos, como siempre. Esa unidad se refleja en este almuerzo que haremos este sábado para celebrar nuestro día, ya que nos juntaremos alrededor de 300 trabajadores.

- ¿Cuál es el próximo objetivo del SOECO?

La unidad de los trabajadores es algo que perseguimos constantemente. Es también algo que se viene pidiendo desde la Casa del Trabajador que también integramos, ya que el movimiento obrero debe estar unido. Eso es clave. Nada ni nadie nos va a hacer cambiar esa forma de pensar. Y de lo que hicimos hasta hoy no nos arrepentimos de nada, ya que haríamos lo mismo si fuera resuelto por una asamblea porque así nos manejamos siempre y en esto estamos agradecidos a los trabajadores por respetar las decisiones de las mismas. Estamos seguros de lo que hemos hecho hasta ahora fue lo mejor para los trabajadores y para Olavarría, y lo hicimos solos, sin apoyo de nadie, sólo con el respaldo permanente de nuestros afiliados.