31.10 | La Madrid Agrupación Cannabis La Madrid

"La cultura cannábica va mucho más acelerada que lo que el Estado pretende ir"

Uno de los integrantes de la agrupación Cannabis La Madrid habló sobre la situación de los cultivadores y contó cómo fue la participación en la Expo 2021. 

Integrantes de la agrupación Cannabis La Madrid participó de la Expo Cannabis que se realizó recientemente en la Rural, en la ciudad de Buenos Aires. Alejandro "Pebete" Arbeo contó cómo fue esa experiencia, también detalló el trabajo que realiza la organización y describió la realidad de los cultivadores.

"A diferencia de la primera Expo, que se hizo en 2019, es que en esta apuntó a la industrialización, se diferenció más lo que tenía que ver con salud y se destacó el marketing", resumió sobre lo que observaron en el predio ubicado en Palermo.

"Fuimos a ver el futuro de los cultivos, lo que se viene. Se vio mucho lo que tiene que ver con la hidroponia que es como el próximo nivel", resumió "Pebete".

"También aprovechamos para generar contenidos para un proyecto. Hicimos más relación con marcas y referentes. Fuimos con un grupo para buscar información nueva y nos sirvió para unirnos más como agrupación y seguir tejiendo más redes", comentó más tarde.

La pata del Estado

"A nivel cultura cannábica y cultivadores se está discutiendo un montón y se nota el avance, a nivel estatal el debate va lento. La cultura cannabica va mucho más acelerada que lo que el Estado pretende ir", comentó y ejemplificó: "a nivel del Estado lo único que se vio fue el cultivo de Jujuy que hace un montón que están cultivando".

La cultura cannabica va mucho más acelerada que lo que el Estado pretende ir"

"Se empezó a hablar de la industrialización, se plantean los cultivos a gran escala. Hay provincias que van avanzando y mostrando sus proyectos pero todavía son a largo plazo", indicó.

Desde su visión, Arbeo planteó que "los cultivadores no están esperando al Estado porque lo vienen haciendo desde hace mucho tiempo. No se lo precisa en cuanto a las herramientas, los productos que se necesitan y el manejo de los cultivos, hay acceso a banco de semillas. Ahora el gobierno se suma a esto y va apareciendo de a poco. Lo que da el Estado es el blanco pero a nivel cultivo se está evolucionando".

Lo que viene

Los cultivadores continúan con su trabajo silencioso. "La realidad es que las leyes van lentas, mientras tanto aprovechamos la quietud para trabajar en la conformación de un club y estar adelantados. Sabemos que va a tardar porque de hecho el Registro de Cultivadores (Reprocann) está parcialmente reglamentado, falta regular la industria: los cultivos, los clubes y la venta en farmacias", detalló Alejandro Arbeo.

"La realidad es que las leyes van lentas, mientras tanto aprovechamos la quietud para trabajar en la conformación de un club y estar adelantados. 

"Falta decisión política. Que el Reprocann se actualice porque hace meses que no se puede inscribir nadie. Los cultivadores estamos organizados, la gente está esperando el avance, hay muchos municipios y gente que tiene sus proyectos... solo faltan ganas, no sé qué están esperando", se quejó.

Mientras tanto los cannabicultores siguen cultivando como todos los años, esperando a no tener los problemas que suceden en los momentos cercanos a las cosechas cuando quedan desamparados ante los "cogolleros".

  • La Agrupación Cannabis La Madrid está trabajando en la germinación de plantines para entregar a quienes necesitan y ayudando a los que tienen sus propios cultivos.

"Hay gente que se está animando a cultivar pero el miedo es que les roben o que los allanen. Se bajan algunos pero se suman otros. Estamos trabajando para presentar un proyecto en el Honorable Concejo Deliberante para que los cultivadores solidarios formen parte de un registro local similar al de Tornquist mientras se espera que el Reprocann vuelva a funcionar".

"Tenemos que cubrir localmente a los que están cultivando solidariamente. Hay que organizarlo porque todo viene para largo y en el mientras tanto quedamos desprotegidos", cerró Alejandro Arbeo.