01.11 | Información General 

El Colegio Libertas inauguró su sede "Dr. René Favaloro"

El edificio ubicado en Necochea al 2643 albergará el nivel educativo de primaria.  Amílcar Dirazar, representante legal, ofreció detalles del flamante inmueble presentado y adelantó el proyecto de una casa propia, en formato de campus para los tres niveles educativos.

Este lunes a las 14 se realizó un acto inaugural del nuevo edificio del Colegio Privado Libertas, el cual llevará el nombre de "Dr. René Favaloro".

La ceremonia se realizó contó con la participación del representante legal Amílcar Dirazar, el intendente Ezequiel Galli, el secretario de Gobierno Hilario Galli y el secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida Diego Robbiani.

También estuvieron presentes directivos, docentes, alumnado y familias de alumnado.

Dirazar anticipó que la obra es sólo un eslabón más en la concreción de un gran proyecto educativo, que apunta a un campus para los tres niveles en sede propia y también llevará el nombre del gran platense que revolucionó la cardiología mundial con su desarrollo para la cirugía del bypass coronario.

"Es un día muy importante para nosotros. Es un hito más en la historia de Libertas haber terminado en tiempo récord una nueva sede para el nivel primario y tener el honor de que lleve el nombre del doctor Favaloro, con todo el apoyo de la gente de la Fundación, de sus sobrinos y demás, y en la transición a eso que ya no es un sueño sino un objetivo, como tener en el corto plazo un complejo propio que albergue a los tres niveles educativos", expresó.

El ex presidente del Automóvil Moto Club Olavarría (AMCO) tuvo la dicha de conocer al célebre cardiocirujano a través de uno de sus grandes amigos, un amigo personal y un amigo de Olavarría como don Luis Landriscina, que este lunes contó con una participación especial en la inauguración del nuevo establecimiento.

"Elegimos el nombre después de un acuerdo con toda la comunidad educativa y sobre todo con los chicos, que investigaron mucho sobre Favaloro" informó.

"Creo que llegó el momento de dar ejemplos y recordar verdaderamente a la gente que hizo grande a este país, y don René no sólo fue un excelente médico, una celebridad mundial por la creación que revolucionó las intervenciones quirúrgicas de corazón, sino también un hombre de bien, con mayúsculas, y un apasionado de la educación" subrayó.

Dirazar identificó un denominador común en los grandes que trató: "También tuve la suerte de conocer a Juan Manuel Fangio y ambos se caracterizaban por su humildad".

"Entonces, nos pareció que el mejor homenaje era ponerle 'Favaloro' al inmueble, que es algo que ya se establece como nombre para el edificio que va a albergar a los tres niveles cuando podamos concretar nuestro gran objetivo, que será el nuevo complejo educativo de Libertas", acotó.

"Es bueno que los argentinos recordemos a este tipo de personas y a los chicos de todas las escuelas del país enseñarles algunas cosas de Favaloro, y sobre todo leerles su carta póstuma, con la cual deberíamos avergonzarnos como sociedad por no haber sido escuchado por quienes podrían haber evitado su trágico final" enfatizó el doctor Dirazar.

Favaloro nació en el seno de un humilde hogar de inmigrantes sicilianos (originarios de la isla Salina) en el barrio "El Mondongo" de La Plata; estudió medicina en la Universidad de La Plata; se formó como médico rural en el pueblito pampeano Jacinto Aráoz y emigró a Cleveland (Estados Unidos), donde se consolidó como uno de los más prestigiosos cardiocirujanos de planeta.

"Cuando en la Argentina, como sucede a menudo, le pusieron la máquina de impedir para concretar su gran sueño, que fue la Fundación, lamentablemente el doctor Favaloro decidió terminar con su vida. Por suerte hubo gente que pudo mantener el legado, y hoy la 'Fundación Favaloro' es un ejemplo mundial en excelencia médica y también en educación" ponderó.

Dirazar describió el inmueble inaugurado ayer con el nombre de uno de los grandes argentinos de la historia: "Son 700 metros cuadrados que en escasos tres meses y medio hemos remodelado y construido. Un trabajo ciclópeo. Felicito a todo el equipo técnico y al personal de los distintos rubros, que han desplegado una tarea excelente".

"Nos sirvió de poco y nada lo que había ahí construido, pero fue como un ensayo para diseñar salones amplios, construcciones en seco, mucha sustentabilidad y cuidado del medio ambiente dentro de las posibilidades que da un terreno urbano, para trasladar eso con mucho espacio, con mucho verde al predio definitivo" prometió.

La nueva oferta educativa involucra a los 545 metros cuadrados pre-existenes más tres salones nuevos en un terreno de unos 900 metros cuadrados; con sala de profesores y salones decorados con las últimas novedades en materia de vinilo.

"Ha quedado muy linda la decoración de los salones y de la entrada" celebró el doctor Dirazar, y reveló que el trabajo fue desarrollado por una firma cordobesa líder en el mercado nacional.

"Vamos a instalar definitivamente el aula híbrida. Es un sistema que ya implementamos este año, no sólo por la pandemia sino para incorporar una tecnología que no se discute más. Es como un mini estudio de TV donde los profesores hacen la clase con o sin alumnos, y los demás lo reciben en vivo en sus hogares" explicó.

Dirazar habló también de lo que hay al aire libre: "El lugar ofrece mucho patio, con novedades importantes para los chicos, con juegos como escaladores, aros de básquetbol, fulbito y una cancha de handball especialmente diseñada".

"Era una necesidad -opinó- que tenía el Colegio. El edificio donde estamos funcionando es del siglo pasado, diseñado y destinado a sanatorio, que obviamente cumplió su ciclo".

"Estamos muy agradecidos, pero el objetivo -porque estamos avanzados en todo sentido- es tener una sede propia, donde alberguemos a los tres niveles con todas las comodidades, como campo de deportes, gimnasio, salón de actos y demás. Mientras tanto, consolidados en las tres sedes que poseemos dispersas en el microcentro de Olavarría" indicó.

Dirazar anticipó la idea en una superficie de unas dos hectáreas y pico: "Tenemos definido el proyecto, las necesidades y está muy lejos de ser un sueño. Esto nos da muchas más fuerzas, porque si en tres meses y pico fuimos capaces de remodelar y hacer a nuevo 700 metros cuadrados, con todo el apoyo de las familias, de las empresas que están interesadas en invertir en educación sólo podemos ser optimistas" destacó.

Se identificó con modelos existentes en los países nórdicos o en Estados Unidos: "Hoy no se discute más la construcción en seco, se utiliza mucha madera por el cuidado del medio ambiente y la sustentabilidad, y mucho verde. Las neurociencias demuestran que cuanto mayor es su vinculación con la naturaleza es cuando los alumnos más aprenden".

El ex titular del AMCO reflexionó que "hay una cosa a tener muy en cuenta: la educación es pública, con prestadores de gestión estatal y prestadores de gestión privada, entonces cualquiera que haga una inversión la que se beneficia es la comunidad, con una nueva propuesta o con una mejora en la propuesta educativa".

"Por suerte en Olavarría día a día no estamos anoticiando de un gran impulso del gobierno a la obra en las escuelas y eso es muy positivo, porque hoy al mundo no lo dominan los que manejan las armas, los que manejan los territorios y los mares, ni los que manejan la tecnología, sino que al mundo lo dominan los que manejan el conocimiento, y el conocimiento es educar. El analfabetismo hoy pasa por no saber programar, por no estar a tono con lo que robótica y la inteligencia artificial exigen, y eso será algo básico en el futuro" cerró el doctor Dirazar.

"Favaloro es el amigo que más extraño y el argentino que más falta hace"

Luis Landriscina, uno de los grandes amigos del doctor René Favaloro, fue la sorpresa que tenían preparada las autoridades del Colegio Libertas para hablar acerca del gran cardiocirujano argentino a los alumnos, a la comunidad educativa, padres y público en general presentes en el acto de inauguración de la nueva sede que lleva su nombre y que identificará también al futuro complejo educativo de la entidad.

La ceremonia contó además con la participación del intendente municipal Ezequiel Galli, el secretario de Gobierno Hilario Galli y el secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida Diego Robbiani.

A través de un video de poco más de 4 minutos, el entrañable chaqueño de 85 años empezó diciendo que "seguramente nadie esperaba que yo iba a estar en esta reunión tan importante, pero don Amílcar Dirazar, que fue un gestor de esta reunión, me invitó como alguna vez me invitó para que ayude a juntar fondos para terminar el Autódromo de Olavarría".

"Esto es muy, muy importante, porque están concretándose cosas de un sueño que nació en 1994, como el Colegio Libertas, que se fundó con 12 alumnos y hoy tiene 600" resaltó don Luis.

"El nuevo edificio lleva el nombre nada menos que del doctor René Favaloro, uno de mis grandes amigos, un gran maestro de la vida, alguien que también se ocupó de mí con la salud, pero que me impresionó por sus conocimientos de la historia argentina y el amor a la patria" dijo.

"Por eso nos hicimos tan amigos, porque a los dos nos dolían las mismas cosas que le dolían a la patria y nos alegraban las mismas cosas que le alegraban a la patria" confesó Landriscina ante el auditorio olavarriense.

"El doctor René Favaloro, además de curarme de mis nanas en el corazón y de algunas otras cosas, me enseñó a conocer a San Martín, a Belgrano, a Las Heras de La Madrid y tanta gente de la historia argentina que por ahí no figura en los bronces, y tampoco son muy mencionados cuando se habla de cómo se construyó la patria" marcó.

Don Luis afirmó que "el doctor Favaloro es una síntesis de la esencia del argentino que quisiéramos que se repitiera en todas partes, porque era austero, correcto, dedicado a su profesión. Siempre decía 'yo no necesito que me feliciten porque opero bien, porque estudié para eso'. Y vivía amargado cuando algo no le iba bien con un paciente".

"Favaloro fue un hombre honrado, que se ocupaba de lo que se están ocupando ustedes, de la educación. El quería que lo recuerden como docente y también como médico rural más que como el creador del bypass coronario que ha salvado a tantos seres humanos en el mundo" señaló Landriscina.

Se despidió agradeciendo al "estimado Amílcar, una vez más a Olavarría y tengan en cuenta que esta persona tan cara a mis sentimientos es el amigo que más extraño y el argentino que más falta hace en estos tiempos. Que sea con toda la suerte del mundo para que tengamos gente preparada, para crecer como país y ser el país que queremos".