02.11 | Policiales 

Piden enjuiciar a tres acusados de prostituir a promotoras en competencias automovilísticas

Las jóvenes eran ofrecidas a organizadores, clientes y empresarios del sector durante los eventos de las principales categorías del país. Se calcula que hubo al menos 50 víctimas.

Un fiscal federal pidió que dos hombres y una mujer vayan a juicio acusados de contratar a mujeres como promotoras en las más populares categorías del automovilismo argentino para finalmente obligarlas a tener sexo por dinero con distintos organizadores, clientes y empresarios del sector de las competencias.

La elevación a juicio, según informó hoy el portal del Ministerio Público Fiscales.gob.ar, fue solicitada por el fiscal federal N°5 porteño, Franco Picardi, quien tipificó el delito como "trata de personas con fines de explotación sexual".

La investigación, de larga data, se inició en 2018, a raíz de dos denuncias anónimas realizadas ante la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex). En total, serían aproximadamente 50 las damnificadas, que eran convocadas por una agencia de publicidad para concurrir a los autódromos en donde se presentan regularmente el Turismo Carretera, Turismo Nacional, TC Mouras y Turismo Pista. Cuando las ofrecían a los clientes, las nombraban como "autitos".

Allí, con la promesa de darles trabajo como promotoras en el automovilismo argentino, actividad que en un principio desarrollaban, a las víctimas se les insistía, se las presionaba y hasta se las amenazaba con la pérdida de su empleo para que accedieran a mantener relaciones sexuales a cambio de dinero, según la acusación del fiscal.

Además, se aclaró que la explotación sexual de estas mujeres "no se daba en un lugar fijo, sino a conveniencia de los prostituyentes", ya sea en las inmediaciones del autódromo donde se disputaba la competencia en cuestión y/o en hoteles ubicados en la ciudad donde se realizaba la carrera de autos.

El target para el reclutamiento de las "promotoras" por parte de la agencia era conciso: se las buscaba jóvenes, con determinado estándar de belleza, necesitadas de recursos económicos o con hijos menores a su cargo. Reunidas algunas de estas características, los organizadores de la maniobra criminal se aprovechaban de las carencias de las chicas para forzarlas a que ejercieran la prostitución, con la amenaza de que, de no acatar las órdenes, perderían su empleo.

Los tres acusados

El 17 de noviembre de 2019, personal de la Unidad de Investigación sobre Trata de Personas de la Policía Federal Argentina realizó un procedimiento en el autódromo municipal "Juan Manuel Fangio", de Rosario. Se corría una fecha del Turismo Nacional. En esa oportunidad, se detuvo a Karina Liliana Juárez, alias La Mamu, y su chofer, Fabián Eduardo Ferro, alias Chafi. Fueron rescatadas 22 mujeres que trabajaban en el lugar como promotoras publicitarias.

También ese mismo día fue arrestado Raúl Osvaldo Roncayolo, en su casa de un barrio privado de Pilar. Una vez judicializado el caso y con la intervención del fiscal Picardi, el entonces titular del Juzgado Federal N°6, Rodolfo Canicoba Corral, solicitó la detención de la mujer y de los otros dos sospechosos.

Juárez era la cara visible de la agencia de modelos que contrataba a las promotoras, mientras que Roncayolo era dueño de una concesionaria de venta de autos. Respecto de Ferro, era el encargado de trasladar a las víctimas a las distintas ciudades del país donde se disputaban las carreras.

Fuente: La Nación