04.11 | Información General Luis Cámera, asesor presidencial, evaluó el escenario sanitario en los próximos meses

"Sé que hay mucho ruido con la tercera dosis, pero insisto más en la vacunación de los niños"

El profesional advirtió que es indefectible la llegada de una tercera ola de contagios, de la mano de la variante Delta. Sin embargo, para evitar un brote como en el Reino Unido, sugirió apurar la vacunación de los más chicos. 

Luis Cámera, médico clínico y asesor del gobierno nacional, realizó un análisis del escenario sanitario y anticipó la llegada de la tercera ola, impulsada por la variante Delta, aunque supeditó su impacto a los avances de la vacunación a menores de 3 a 11 años.

El profesional señaló este lunes por la mañana que "estoy un poquito más tranquilo esta semana que la semana anterior, que en casi 20 días aumentó como el doble y ahora se amesetó. Ojalá siga una cosa así, muy lenta. Porque la ola de Delta viene, no nos ilusionemos. Lo importante que sea una colina y no el Aconcagua digamos, pero la hora viene", declaró entrevistado para la radio web Futurock.

La mayor difusión de la variante Delta "calculo que se va a expresar más en diciembre y enero. Todo depende de dos cosas: el comportamiento de la gente, que se está perdiendo un poco la conducta con el barbijo, lamentablemente, y la velocidad de vacunación particularmente en los chicos".

Cámera advirtió: "Sé que hay mucho ruido con la tercera dosis, con el refuerzo, pero insisto más en la vacunación de los niños, porque los modelos proyectivos que se han hecho, que el propio Ministerio (de Salud) buscó asesoramiento al respecto, es muy dependiente de la vacunación de los chicos. 

Si los chicos de 3 años en adelante se vacunan, a principio del año que viene -sería en el primer tercio- se extinguiría el virus Delta. Si no, estaría endémico en una base siempre presente".

De ese modo, reiteró que "hoy el vector de contagio son los niños. Básicamente en la edad escolar es altamente contagioso y como conviven con mayores, aún vacunado, te puede tocar. Y esos son lo que fallecen, que ahora estamos viendo en el Reino Unido 150 fallecidos por día.

No tiene mucho impacto en los niños pero en Estados Unidos la mortalidad infantil de coronavirus es un poco más complicada; por eso, en cada país (el virus) no se comporta igual. Por lo menos, los datos sanitarios no son iguales. Hay un tronco con común, pero el follaje es diferente".

Respecto del aumento de casos en Uruguay y Chile, consideró que "en nuestro país venimos bien. Yo sé que va a venir ahora la tercera ola, ya lo sabemos. Pero no creo que sea algo muy importante porque necesitamos la vacunación. La decisión política está y las vacunas están. De repente, puede haber alguna población que con los chicos sea más temerosa de vacunar, que quieran esperar un poco, pero no podés esperar porque ya sabemos lo que hace el coronavirus".

Por esa razón, el asesor del gobierno evaluó que "de un lado de la ecuación, sé lo que me hace el coronavirus, y del otro lado, una hipótesis de que la vacuna alguna complicación me podría dar. Pero frente a lo que yo sé que hace el coronavirus, no hay por qué dudar de qué lado elegir".

Así, estimó que "no va a haber una suba de casos como en Inglaterra porque depende de la vacunación pero ellos todavía no vacunaron a los niños y acá está hay una fuerte la cosa. Por eso ese runrún, que se generó de cierta inseguridad a mí me incómoda. Necesitamos vacunar a los chicos, sí o sí, chicos de 3 años en adelante".

"Por eso hasta me pongo de ejemplo 'en lugar de darme la tercera dosis a mí, dásela a un chico porque temporalmente yo podría esperar un poco más. Porque si no es el fenómeno de Reino Unido con 40.000 ó 50.000 casos y yo puedo contactar con un sobrinito mío, que me infecte. Y además la inseguridad que va a ver la población, el ánimo horrible y el deterioro económico: cada brote de coronavirus, hay deterioro económico, con o sin restricciones", recalcó.

"Si fuera un intendente de una ciudad turística, iría yo mismo a colocar las vacunas. Hay un brote en una ciudad de la costa y en 24 horas se te caen parte las reservas hoteleras, es totalmente lógica una cosa así", definió.