11.11 | Policiales 

Dictaron la prisión preventiva para un joven acusado por un robo en Sierras Bayas

La medida resuelta por el Juzgado de Garantías Nº 1 fue para un olavarriense de 20 años que fue imputado por robar una moto, pero además se lo investiga por otros delitos. En 2020 fue vinculado a cerca de 15 robos y hurtos.

El Juzgado de Garantías Nº 1 de Olavarría resolvió la conversión de detención en prisión preventiva para un joven olavarriense que fue capturado el mes pasado pocos días después de que robara una motocicleta en la localidad de Sierras Bayas. En esa instancia se le iniciaron actuaciones por desobediencia y fue imputado además por delitos previos por los que es investigado.

La medida de la jueza Fabiana San Román recayó sobre Michel Alejandro Yedro, de 20 años, quien fue detenido en los primeros días de octubre por el robo que ocurrió en el barrio Villa Arrieta de Sierras Bayas. A partir de esta resolución la situación del joven se tornó mas compleja, y de manera inicial permanecerá alojado en la Unidad Penal Nº 2 de Sierra Chica hasta que se inicie el juicio en su contra.

Yedro fue capturado luego de la orden dispuesta por la jueza San Román, y en la audiencia de defensa del imputado fue indagado por el fiscal Christian Urlézaga, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 7 de Olavarría. El joven fue imputado por ser el presunto autor del delito de "robo agravado de vehículo dejado en la vía pública", en los términos de lo que establece el artículo 167 del Código Penal de la Nación. El mismo impone penas de reclusión o prisión de tres a diez años "cuando el hurto fuere de vehículos dejados en la vía pública o en lugares de acceso público".

El robo por el que fue capturado por personal de la subcomisaría de Sierras Bayas sucedió en la noche del último domingo de septiembre en una vivienda de Villa Arrieta, ubicada en Dieterle y José Buschini. Según personas que dieron su testimonio a la Justicia, Yedro forzó y desbloqueó de un golpe el volante de una motocicleta marca Motomel de 200 centímetros de cilindrada que estaba estacionada en la vereda y huyó a pie con el rodado.

Sin embargo, el personal policial arribó minutos más tarde al sector y logró impedir que Yedro huyera con la motocicleta. Según se conoció, antes de que arribaran los móviles el delincuente había cortado los cables de encendido con el propósito de poner en marcha la motocicleta y huir en la misma.

Pocos días más tarde se realizaron allanamientos en un sector de avenida Pringles al 4200 y en Manuel Leal al 4500, y en esta última vivienda fue detenido Yedro. Los procedimientos fueron encabezados por agentes de la subcomisaría de Sierras Bayas, y trabajaron también agentes del puesto policial de Colonia San Miguel, del Grupo de Apoyo Departamental (GAD), de las comisarías Primera y Segunda y del Comando de Patrullas Olavarría (CPO).

Múltiples causas

Al momento de su detención Yedro fue imputado además por el fiscal Urlézaga por otros delitos ocurridos de forma reciente, como robos y hurtos de menor gravedad. El años pasado el joven de 20 años también fue procesado por varios ilícitas, y en aquella ocasión fuentes consultadas por este Diario indicaron que durante 2020 fue vinculado a cerca de 15 robos y hurtos.

En este sentido, a fines de agosto del año pasado Yedro protagonizó un robo en una vivienda de avenida Urquiza al 3600, de la que se llevó un teléfono celular Samsung J4. Cuando el personal policial intentó aprehenderlo, según refirieron los mismos agentes, "al momento de ingresar al móvil policial el masculino comienza a arrojar patadas con el habitáculo, produciendo rotura en vidrio de puerta lateral trasera lado izquierdo y daño en puerta lateral trasera lado derecho". En el marco de este proceso se resolvió tramitar una "acumulación de causas" que fue investigada por la fiscalía 7, sobre la que también recayeron en septiembre último las instrucciones por el robo en Sierras Bayas.

Luego de ser detenido en Leal al 4500 en octubre pasado, Yedro fue imputado también por el delito de "desobediencia", por violar una medida cautelar de prohibición de acercamiento y comunicación que había sido resuelta por el Juzgado de Familia Nº 1 de nuestra ciudad. Estas actuaciones fueron remitidas a la Unidad Funcional de Instrucción Nº 5 especializada en Violencia Familiar y de Género que coordina la fiscal Viviana Beytía.