12.11 | Información General 

Menos consumo y precios que oscilan: luego de una estabilización la carne volvió a subir

Fue esta semana y la suba se ubica entre un 3,8 y un 12 por ciento. En carnicerías olavarrienses aseguran que por ahora esta variación no se trasladó al mostrador.

El precio de la carne logró estabilizarse en los últimos tres meses, luego de que el Gobierno aplicara cupos a la exportaciones del sector. Sin embargo, esta semana "ha habido una suba importante, aunque todavía no se ve reflejada en el mostrador", dijeron a EL POPULAR comerciantes del rubro. El mes pasado se oficializó la flexibilización de las exportaciones que el Gobierno decidió en septiembre, luego de una reunión con la Mesa de Enlace. 

La suba se concretó esta semana y se ubica entre un 3,8 y un 12 por ciento. En simultáneo, el consumo de carne está "tranquilo", asumieron. Después de tres meses consecutivos de baja en los valores, algunos economistas ya vaticinaban aumentos para este mes tanto mayorista como minorista.

En este contexto, "el novillito pasó de 195 a 220 en el mercado y en frigoríficos el kilo de media res pasó de 385 a 400 pesos. En mi caso, en el mostrador no lo he movido al precio pero si sigue subiendo porque se esperan más aumentos, no sé qué va a pasar pero vamos a tratar de no mover los precios por el momento", dijo José Vigo, tradicional comerciante del rubro en nuestra ciudad. 

En la misma sintonía se ubicó José Luis Sollé, quien apuntó que "los precios se han estabilizado momentáneamente, pero en lo que es la vaca gorda porque la invernada ha aumentado una barbaridad, de 350 pesos por kilo vivo el ternero liviano y el más pesadito a 300 pesos el kilo".

De acuerdo a un estudio realizado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), el precio de la carne, medido en términos interanuales, aumentó por encima del 70%, posicionándose por arriba de la variación inflacionaria. 

El informa muestra la caída en el valor que tuvieron los cortes en los meses de julio y agosto, mientras que en septiembre se mantuvieron relativamente estables, siguiendo el quiebre de la dinámica de suba del precio que se registró en 2020 y durante el primer semestre del año. 

El CEPA precisó que en el análisis de las variaciones mensuales a lo largo de 2020 y en los primeros ocho meses de 2021 "se observaron incrementos significativos de la carne vacuna durante enero (+7,6%), marzo (+5,6%), abril (+9,2%), noviembre (+7,7%) y diciembre (+20,2%) de 2020, y también en 2021, con particular aumento en los meses de enero, marzo y junio de 2021 (6,3% 7,3% y 7,9% respectivamente)".

Sin embargo, durante los meses de julio y agosto se frenó "la fuerte dinámica alcista, y los distintos cortes de carne vacuna mostraron en promedio una caída de 1% y 1,4% respectivamente".

"Es evidente que las medidas impulsadas tuvieron efecto sobre el precio de la carne en Hacienda y mostrador", sintetizó el trabajo del CEPA, encabezado por el economista Hernán Letcher. Además, el Observatorio de Precios del centro de estudios detalló que en términos interanuales la carne en el mostrador aumentó 78,4% y en el mercado de hacienda, 76,8%.

"Gran inestabilidad"

"Acá no es la carne la que aumenta, lo que aumentan son los impuestos. Aumentan los impuestos que existen pero también se suman nuevos impuestos permanentemente. Ese es el mayor problema porque esto lleva a que aumente el gasto de todos lados", consideró José Luis Sollé. 

En este sentido, remarcó que "la hacienda no aumenta, sino los impuestos. Eso se traslada al aumento de la carne y es imparable eso, cada vez que el Estado necesita más plata ponen más impuestos. Mandás la hacienda y tenes que pagar para dar entrada al frigorífico, después pagar para darle salida, el SENASA y demás. Han aumentado los fletes También. Ese es el gasto que cada vez es más grande".

A esto se suma un escenario que Sollé describió como "de gran inestabilidad". Analizó que "aunque restringida, la exportación ya está abierta, pero resulta que dejamos de tener feedlot por este tema".

En cuanto al consumo, los comerciantes del rubro declararon que se nota una baja y que se instensifió en los últimos días. "Yo vendo todos los cortes, aunque menos que antes", aseguró José Vigo mientras analizó que dependiendo de la zona en que se ubique  cada carnicería la realidad que se vive es diferente.

"Acá sale todo tipo de corte, parejo. Hay gente que  puede comprar asado aunque rinda menos. No se nota el consumo de cortes más económicos o rendidores, no se ve esa diferencia, por lo menos en mi negocio, si no lo que más se vendería sería la carne picada y la carnaza, que es lo más económico".

En septiembre,  el Gobierno nacional dispuso la flexibilización de las limitaciones en las exportaciones de carne vacuna hasta el 31 de diciembre por un volumen limitado hasta la faena de 140 mil animales con destino a China, que representarán las 21.500 toneladas comprometidas a fines de septiembre en la reunión con gobernadores y entidades rurales

Así se dispuso a través del Decreto 700 y la resolución reglamentaria 219 del Ministerio de Agricultura. Ganadería y Pesca que fue publicada el mes pasado en el Boletín Oficial.

Desde el gobierno, entienden "que la situación actual del mercado de ganado de carne bovina requiere incrementar producción y comercialización a través de la mejora de las existencias ganaderas, aumentando el peso promedio de faena, permitiendo sostener el abastecimiento del mercado interno e incrementando paulatinamente los saldos exportables.

Por eso se argumenta que "resulta necesario modificar diversos artículos del Decreto 408 y su modificatorio, para permitir que la actividad de dicho sector se realice de manera predecible, constante y progresiva, con el objeto de estimular un adecuado ambiente de negocio para todos los actores de la cadena productiva, desde el criador hasta el frigorífico".