12.11 

Un país prohibió que los jefes se comuniquen con sus empleados fuera el horario de trabajo

Respeto a los tiempos personales, el costo de los insumos y las herramientas para el teletrabajo y el equilibrio entre ambas esferas, las reguló el Estado por ley.

El Parlamento de Portugal aprobó una ley sobre el teletrabajo, y le prohibió a los empleadores llamar y enviar mensajes de texto a sus empleados después de que termine el horario de trabajo.

Esta nueva legislación tiene como foco ayudar a mantener un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal de los trabajadores; más aun en tiempos de pandemia y virtualidad, cuando la carga laboral se extendía de forma indefinida.

"El empleador debe respetar la privacidad del trabajador", estableció la norma, incluyendo el tiempo de descanso y de familia. Lo contrario se considera un delito y puede ser penalizado con una multa. Pero la enmienda de la legislación laboral tiene límites: este no se aplicará para empresas con menos de diez empleados.

Teletrabajo en aislamiento: las mujeres hicieron más tareas de cuidado Otro punto que quedó fuera de la ley es el llamado "derecho a desconectarse", el derecho legal a apagar los mensajes y dispositivos relacionados con el trabajo fuera del horario de oficina.

Proporcionar las herramientas Portugal también reglamentó que los empleadores son responsables de proporcionar a los trabajadores las herramientas adecuadas para realizar su trabajo de forma remota. Esto también incluye los gastos domiciliarios, como la electricidad o el internet, que deberá cubrir la empresa.

Lo que excluye son los servicios como el agua, que pueden cancelar como gastos comerciales. El último punto de la ley es la posibilidad de elegir trabajar desde casa para los padres de niños pequeños y hasta el menor cumpla ocho años. Del lado contrario, los empleados tienen derecho a optar por no por teletrabajar si así lo desean.

Con información de ElDía.com