12.11 FREE BRITNEY

Britney es libre

La decisión se tomó aproximadamente cinco meses después de que Spears -la cantante ícono de la década de los `90-, criticara públicamente la tutela de un adulto en una declaración durante una audiencia pública.

Britney Spears finalmente es libre. La tutela que ella misma consideró una pesadilla "cruel" y "abusiva" finalmente terminó este viernes en el mismo edificio del centro de Los Ángeles, donde comenzó hace casi 14 años.

"El tribunal determina que la tutela de la persona y los bienes de Britney Jean Spears ya no es necesaria", dijo la jueza del condado de Los Ángeles, Brenda Penny. "A partir de hoy, con las advertencias que mencioné, la tutela de la persona y los bienes de Britney Jean Spears se termina por la presente".

La decisión se tomó aproximadamente cinco meses después de que Spears, de 39 años, criticara públicamente la tutela de un adulto en una declaración durante una audiencia pública, y cuatro meses después de que ganó el derecho a contratar a su propio abogado, el ex fiscal federal Mathew Rosengart.

Rosengart, respaldado por un ejército de fanáticos reunidos en torno al movimiento #FreeBritney, había prometido emancipar a su cliente de la orden de la situación de control absoluto en la que Britney estuvo durante dos tercios de su vida adulta. El viernes, lo consiguió.

  • Spears fue puesta en una tutela que tenía dos partes -una controlaba su vida personal, otra sus finanzas- el 1 de febrero de 2008, luego de dos hospitalizaciones involuntarias consecutivas y una petición firmada por su padre James "Jamie" Spears, alegando que su hija tenía "demencia".

Un ícono del pop de 27 años en ese momento, estaba en el centro de un frenesí mediático, con paparazzis y el público en general escudriñando implacablemente cada uno de sus movimientos. Incluso el médico televisivo Dr. Phil McGraw desviaba su atención hacia sus problemas personales. Afirmó que ella tenía "una necesidad urgente de intervención médica y psicológica" cuando la visitó en el hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles a principios de enero de 2008, después de que la pusieran en su primera detención por presuntamente encerrarse en un baño con su hijo menor.