16.11 | Información General El 15 de noviembre se conmemoró el Día Internacional Sin Alcohol

"La mayoría de los adolescentes no conciben la diversión sin bebidas alcohólicas"

El doctor Germán Caputo y el psicólogo Federico Olmos brindaron una charla el jueves pasado en el Teatro Municipal sobre los problemas que conlleva el consumo excesivo de alcohol en los jóvenes.

Maxi Cooper Pondarré / Facso

En el marco por el Día Internacional Sin Alcohol, el secretario de Salud Germán Caputo y el psicólogo Federico Olmos brindaron una charla en el Teatro Municipal sobre el abuso en adolescentes, donde abordaron la problemática y plantearon que se trata de una pandemia que afecta no solamente a nuestro país sino también al mundo entero.

Frente a esta situación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) promovió que el 15 de noviembre sea el Día Mundial Sin Alcohol, con la intención de concientizar a las personas sobre los daños físicos y psicológicos que ocasiona el abuso de este tipo de sustancia en nuestro organismo y que también podría afectar a terceros por conductas indebidas.

La charla tuvo un formato de taller donde se expusieron cuáles fueron los principales riesgos que genera el abuso del alcohol y las distintas situaciones que pueden vivir los adolescentes en este tipo de circunstancias. La misma fue impulsada por el área de Políticas de Juventud, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Humano y Calidad de Vida.

En comunicación con El Popular, Caputo contó que "estos talleres son muy importantes y que se vienen realizando en distintos clubes y escuelas", señaló.

El doctor inició su disertación explicando que "no estamos en contra del alcohol sino más bien en el exceso del consumo de estas bebidas alcohólicas. Por lo que observamos es que esto es un combo medio complejo acerca del alcohol, lo consideramos como una droga que entorpece la actividad cerebral, cambia el estado de ánimo, altera el comportamiento, y afecta la continuación y el control físico y altera la conducta de los seres humanos".

En ese contexto, indicó que "la adolescencia es un período de crecimiento entre la niñez y la edad adulta. Aproximadamente hasta los 19 años nosotros tenemos un gran desarrollo psíquico, la adolescencia es una etapa de profundos cambios, somos inestables emocionalmente y en muchos casos, además, empiezan a formar parte de una sociedad que para los chicos es muy nuevo".

Asimismo, definió que "el abuso se considera cuando nosotros aumentamos un consumo habitual y temporal, esto es algo que generalmente se hace de manera grupal. Por este motivo consideramos que el abuso de la bebida alcohólica es muy peligrosa porque genera distintas problemáticas en nuestro organismo". 

En esta línea, destacó que "la adolescencia es una etapa hermosa, es una etapa de diversión y pasarla bien, están  contentos, en forma, pero sabemos que el 73 por ciento de los adolescentes consumen alcohol y la mayoría no conciben la diversión sin bebidas, y esto es lo que nos preocupa. Para esta etapa los chicos consideran que el alcohol es sinónimo de diversión y sin ella no la podrían pasar bien".

De esta manera advirtió que "este combo de adolescencia, abuso y alcohol corre factores de riesgos como  enfermedades, aumenta hábitos pocos saludables y deteriora el cerebro. Transversalmente, cuando nosotros  consumimos mucho, tenemos distintas consecuencias: unas de las principales es que cuando observamos las   estadísticas y de todo lo que fuimos evaluando en el sistema de salud, es que el alcoholismo sería la puerta de ingreso a situaciones de drogas más complejas y pesadas como puede ser el cigarrillo, la cocaína, la marihuana o algún tipo de pastillas. Además, cuando alteramos la sustancia blanca al cerebro se tiene un muy bajo rendimiento escolar. Asimismo, observamos que muchos adolescentes que son violentos, que forman parte de peleas y de adicciones, están involucrados en diferentes situaciones como accidentes automovilísticos. Por lo tanto, pueden tener algún tipo de violencias. Asimismo pueden tener caídas como tristeza, suicidios o delitos contra terceros, entre otros problemas".

El alcohol y sus consecuencias en la salud

Con respecto a los inconvenientes de salud, indicó que "el abuso del alcohol trae numerosas consecuencias cuando estamos alcoholizados. Generalmente estamos más propensos a transmisiones de enfermedades como el virus de la HIV,  la hepatitis y la sífilis". 

En el mismo sentido, "estamos observando que cada vez más se notan situaciones de embarazos adolescentes ya que los chicos alcoholizados no manejan el sexo seguro y se producen embarazos no deseados. Así que esto es muy preocupante. Por otra parte, vemos que muchos chicos tienen consecuencias en la composición muscular y en los lumbares, así que esto les genera algún tipo de traumatismo cuando hace alguna actividad deportiva, también observamos que a largo plazo puede haber consecuencias de ansiedad y depresión producto del alcohol como alteraciones físicas, gente demasiada gorda y con hipertensión, cirrosis hepática, algún tipo de artritis, entre otras cosas", enumeró.

¿Por qué toman los adolescentes?

Caputo explicó que el adolescente ingiere alcohol porque está en un estado de crecimiento físico y emocional grande, entonces busca independencia, quiere separarse de su cordón umbilical que son sus padres y su familia, trata de pertenecer aún determinado grupo para integrar algún tipo de espacio. Le da como una sensación de fortaleza y a su vez le da una sensación de impunidad a la violencia", ejemplificó. 

Para finalizar, hizo hincapié de lo importante que es la prevención y en este marco se refirió a que "lo fundamental es el diálogo, la familia, hay que concretizar. Y a su vez tenemos que explicar las complicaciones que da traer el abuso al alcohol, la familia es en donde se puede charlar, puede conocer a sus hijos, puede conocer las actividades que el realiza, puede colocar reglas, puede haber premios y castigos. Tiene que ser un trato muy humano como padres, tiene que alentar las actividades saludables y buenas amistades, en esto hay que actuar con acciones concretas, como siempre digo no hay que ser parte del problema sino que hay involucrarse y ser parte de la solución. Entonces hay que tener un determinado compromiso, una determinada situación y en eso tenemos que demostrar en acciones concretas como para evitar situaciones más complejas", concluyó el Secretario de Salud de la Municipalidad. 

Sobre el final de la disertación, el psicólogo hizo pensar a los presentes sobre cómo reaccionar y qué acciones tomar en base a los ejemplos de las distintas situaciones en lo que una persona puede estar cuando estar alcoholizada. En este sentido, cuando hay una pelea, cuando uno conduce un vehículo, en una relación sexual con una pareja o cuando te ofrecen drogas al estar alcoholizado.