17.11 | Información General Seis décadas vendiendo calidad con las mejores marcas

La Casa de los Cristales, con ese sello distintintivo

Rafael Stéfano, gerente de comercialización del sector de maderas de la empresa que en abril de 2022 cumplirá 60 años de vida, contó cómo se trabaja actualmente. Las maderas que vende en Olavarría, la zona e inclusive en la Patagonia, llevan ese sello que caracteriza su calidad a partir de su fidelidad de los mejores proveedores del país para vender distintos productos y allí están  Cerro Negro, Egger, Hafele, Fiplasto y Knauf.

"Pese a la pandemia la gente construyó más que nunca. La empresa tiene su parte de maderas y otra de vidrios. Esta última, si bien está muy ligada a la construcción, obviamente, hacemos ventas a mayoristas solamente ya que atendemos a vidrierías y a constructores, ya que no se trabaja con el público que sí hacemos en el sector maderas. También distribuimos en otras ciudades y atendemos a mayoristas, pero tenemos una atención al público" comenzó explicando Rafael Stéfano, gerente de comercialización del sector maderas de La Casa de los Cristales.

"En lo que es vidrio, trabajamos como siempre en el estándar y en el doble vidriado hermético, que la gente conoce mucho y bien, con cortes a medida para las obras también. Al doble vidriado hermético se lo busca por las enormes ventajas que ofrece, tanto en verano como en invierno. Pero no vendemos al público porque mantenemos por años una lealtad con las vidrierías y con las empresas constructoras" agregó Stéfano, quien recordó que en abril próximo La Casa de los Cristales cumplirá 60 años de vida.

"En la pandemia, en madera estuvimos cerrado el negocio durante diez días solamente. Fue todo una incógnita para todos al principio, pero nadie esperaba -incluidos nuestros colegas, que afortunadamente trabajaron muy bien- de lo que fue el boom del consumo para el hogar. Por un lado invirtió para que no se desvalorice su dinero y por otro es que no se podía hacer absolutamente nada y no se gastaba ni en viajes, por lo que había un dinero circulante que la gente lo invirtió en su casa. Por suerte, eso anduvo muy bien", explicó.

"Nosotros trabajamos una línea de productos muy variada, pero lo que más vendimos fueron las placas Egger, es decir fibrofácil, melaminas, todo lo que es para el armado de muebles en la casa. Es lo que antiguamente era la empresa Maciza, que fue comprada por Egger. Los clientes se volcaron mucho al armado de muebles, como bajomesadas, alacenas, placares, muebles para la televisión y equipos de música, es decir que en todo lo que es interior la gente gastó su dinero en eso. También en remodelar la casa, como el piso, o el cielorraso de yeso, y nosotros si bien vendemos de todo un poco, nuestro caballito de batalla es la placa melamínica, el corte a medida, el servicio de cortado de canto, por lo que le hacemos un combo para que la gente se lleve todo de La Casa de los Cristales, donde no falta todo lo relacionado con los pisos flotantes, aislantes o la tirantería y machimbres para los techos", agregó el gerente.

"Obviamente, si aplica el "hágalo usted mismo", se lleva de nuestro negocio la madera cortada a medida, con los cantos pegados y sólo tiene que poner los tornillos y armar. Sino, viene el carpintero que es el que hace el trabajo. Eso a nivel local, pero a nivel regional y nacional también hacemos distribución de nuestros productos, y nuestro mayor desarrollo en cuanto a ventas fuera de Olavarría es el sur. En la Patagonia tenemos desde hace años el servicio de entrega en distintas localidades, por lo que armamos los pedidos y todos los meses sale un camión rumbo al sur para entregarlos. Ese fenómeno que se replicó en nuestra ciudad se dio en todo el país, obviamente. Nuestros proveedores también se vieron ahogados ante tanta demanda y no podían entregar lo que nosotros le comprábamos, por lo que fue un fenómeno totalmente atípico" siguió diciendo Rafael.

"Después todo se fue estabilizando, ya en el segundo año de la pandemia, y los proveedores también se normalizaron en alguna medida. Hoy podemos decir que todo está normalizado, como se normalizó el consumo. La gente invirtió en su momento y ahora hará otras cosas, pero igualmente hay mucho movimiento" señaló Stéfano, quien resaltó también que "siempre elegimos, históricamente, ser distribuidores de marcas líderes. Ser representantes en la ciudad, y no trabajamos con dos marcas de un mismo producto. Por ejemplo, tenemos los productos solamente de Cerro Negro, Egger, Hafele (herrajes), Fiplasto, Knauf (placas de yeso). Quizá soy un poquito más caros sus productos, puede ser, pero hay calidad y seguridad de que el cliente se lleva lo mejor. Vamos con las primeras marcas y vamos a morir con eso, que nos ha distinguido siempre".

"Por supuesto, tenemos todas las ventajas para que el cliente compre y tenemos Ahora 6, Ahora 12, Ahora 18 y Ahora 24 para que elija su forma de pago, más todas las tarjetas de crédito. Hay muchos pedidos, felizmente, y tenemos que entregar a fecha, lo que indica que vamos bien y que el cliente sigue confiando plenamente en La Casa de los Cristales", terminó diciendo Rafael Stéfano.