17.11 | Información General Ferretería El Uruguayo funciona en su nueva sede de Pringles y General Paz

"Vamos bien, y con trabajo que es importante"

El Uruguayo responde a las necesidades de los olavarrienses, con la venta de distintos artículos y el alquiler de herramientas. Además, tiene un horario amplio: tanto de lunes a viernes, como sábados y domingos.

Ferretería El Uruguayo tiene experiencia en el rubro en la ciudad, teniendo en cuenta que su funcionamiento en Olavarría ya es de seis años, aunque recientemente cambió su ubicación, en un espacio más amplio, pero siempre con el objetivo de cubrir la demanda de sus clientes.

El propietario es José Luis Satriano, quien está al frente del comercio, aunque cuenta con el respaldo de sus empleados. "En la actividad yo tengo seis años, arrancamos en Pringles entre Vélez Sarsfield y Bolívar, pero hace muy poco nos trasladamos para acá", teniendo en cuenta que ahora el negocio funciona en General Paz y Pringles.

En cuanto al cambio, el titular de la firma indicó que "nos favorece más la vista, con el semáforo, y al ser una esquina es algo muy vistoso". Además, contó que "nos dedicamos a lo que es ferretería y al alquiler de herramientas, que son más bien de hogar y obra. Son chicas, y ayudan mucho para ese tipo de tareas".

También señaló que en su negocio hay opciones "de todos los rubros; todo lo que es lo que yo le llamo tornillería, además de accesorios en general de luz, gas y agua", explicó Satriano que señaló: "Yo trabajé mucho años en la calle, ya que mi servicio era pintura de obra, y servicios en general, yo te arreglaba todas las 'cositas' que se rompían en la casa. Eso nos hizo una buena clientela, que hoy sigue, por lo que quiero dejar y no puedo ya que estoy tratando de abocarme más al negocio".

También explicó que en cuanto al alquiler de herramientas, desde El Uruguayo se comentó que la alternativa surgió ya que "en las casas siempre hace falta algo que no hay, y antes de ir a pedir prestado, es algo que nosotros lo podemos entregar por día".

Satriano sumó que "al rubro se lo conoce, es conocimiento mío, por hacer esas actividades", y por ello El Uruguayo es un lugar donde se pueden consultar muchas dudas en los distintos rubros que se describieron. Y otra ventaja es que tienen un horario "muy extenso": de lunes a viernes de 8 a 20, el sábado de 8 a 18 y el domingo de 9 a 13.

La actualidad

La construcción siempre se dice que es un pilar. Hoy en día "se mueve mucho, se pudo trabajar durante la pandemia ya que la gente se tuvo que quedar en la casa y aprovechó para hacer algunas cosas. Quiso hacer cosas", señaló Satriano y destacó que "hoy está difícil para conseguir cosas, se consigue poco la mercadería, ya que está difícil. Pero hay que adaptarse a la situación".

En ese marco, detalló que "pasamos mucho tiempo sin conseguir un clavo, o alambre. Se trata de elementos de mucha salida, aunque nos tenemos que adaptar. Yo creo que el faltante tiene que ver con una cuestión de producción, ya que se tiene mucha demanda, por lo que se tarda mucho para conseguir lo necesario para dar el mejor servicio posible".

El beneficio, por llamarlo de alguna forma, que tuvo El Uruguayo es que siempre pudo mantener las puertas abiertas ya que las ferreterías fueron uno de los rubros denominados esenciales en la pandemia: "Trabajamos con normalidad, sin problemas, y no tuvimos casos en el negocio y por ello no cerramos".

Más allá de eso, Satriano indicó que "el tiempo de pandemia fue el peor, los que trabajaron mucho fueron los que tenían mucha mercadería acumulada. Nosotros recibíamos muy poco, con lo cual se vendía lo que estaba a disposición, y hasta en un determinado momento algunos elementos que teníamos en cuatro litros los pasábamos a uno para vender así".

Pero pasó el tiempo, y se retomó la normalidad: "Cuando la gente empezó a trabajar un poco más, y salió de sus casas, se terminó un poco el furor de las ferreterías. Y ahora se trabaja, más allá de que a nosotros nos costó un poco el cambio de la dirección. La gente como que me perdió un poco, aunque ahora estamos trabajando bien otra vez".

Satriano indicó que "se trabaja con el público en general, mucha gente me conoce por mi trabajo anterior. Vienen muchos que preguntan 'me pasó esto, cómo lo puedo solucionar'. Y uno, al ser entendido en el rubro en general, le puede dar una explicación al cliente, al igual que los chicos que trabajan conmigo ya que tienen experiencia en obras".

Por ello, como se recibe al público, desde El Uruguayo señalaron que "los sábados y domingos en donde más se trabaja, ya que en esos días la gente está un poco más en la casa y puede hacer algunas cosas. Entonces, si aparece alguna pregunta, tratamos de solucionar el problema". Y "se trabaja variado, en todos los rubros, con la idea de darle la mejor atención a los clientes".

Construcción y economía

Satriano tiene experiencia en obras, además de su labor actual, y señaló que "yo ando en la calle y se ven muchas construcciones. Yo tengo trabajo si lo quisiera hacer, pero no se puede estar en todos lados. Ahora me dedico al negocio".

"Es muy amplio el rubro; yo hoy tengo un local más grande y estos tratando de incorporar más cosas. Pero es oferta y demanda, ya que para traer distintas cosas hace falta una inversión: si traes tres o cuatro cosas, por los precios actuales, se hace una suma importante".

Hoy, el tema de los precios, es muy importante, y con un cambio constante en el país: "Hay que llevarla despacio, tratar de hacer las cosas de la mejor manera posible. Y hoy hay que estar muy atento a los cambios de precios y actualizaciones. Yo tengo una persona que hace ese trabajo". Pero, en lo global, Satriano destacó que "vamos bien, y con trabajo que eso es lo más importante".

En el final, debido al Día de la Construcción, José Luis Satriano aprovechó para "saludar a todos, el público en general y al obrero... es el que siempre me tiene en cuenta, que sabe que estoy. Siempre vienen, para comprar algo o alquilar alguna herramienta determinada. Les deseo un lindo día", cerró el titular de El Uruguayo.