18.11 | Información General 

Un amplio abanico de actividades que permiten el funcionamiento y crecimiento de la entidad

Mario Antista, presidente de la Cámara Empresaria de Olavarría, explicó cómo trabaja la entidad.

"A nivel institucional estamos bien. Reacomodando el tema de Personería Jurídica, que debido a la pandemia se demoraron con los libros y no pudimos hacer la asamblea, por lo que estamos en tratativa para realizarla. En cuanto a los recursos se vieron afectados notoriamente ya que uno de los principales ingresos que tiene la Cámara es el sistema de cobranzas y la pandemia hizo que la gente se volcara al pago a través de lo electrónico, y eso hizo disminuir los ingresos. Pero estamos bien porque también hay otros ingresos y uno de ellos es el convenio que tenemos con un instituto que se llama Aula Taller -que es de Pigüé- y estamos brindando capacitaciones en forma permanente" comenzó diciendo Mario Antista, presidente de la Cámara Empresaria de Olavarría.

"En este momento estamos entregando certificados de varios cursos que se vienen haciendo, como auxiliar de farmacia, auxiliar administrativo, asistente impositivo, trámites bancarios, gestoría, entre otros, que tiene un beneficio para los socios de la Cámara. Son cursos virtuales con un costo y es abierto. Aula Taller tiene conveniso con varias cámaras de distintas ciudades de la provincia, por lo que participan personas de varios lugares. También hay otras capacitaciones a través de nuestras cámaras madres, como la FEBA (Cámara Económica de la Provincia de Buenos Aires), CAME (Cámara Argentina de Mediana Empresa), CACS (Cámara Argentina de Comercio y Servicios) y FABA (Federación de Autoservicistas de Buenos Aires) y de la Federación del Nucleamiento Bonaerense, que la conforman 35 cámaras entre las que está Olavarría. Y hay que resaltar que en mi caso, representando a la Cámara de Olavarría, soy director de FEBA y revisor de cuentas en la Federación de Nucleamiento. También recibimos fondos del Instituto Nacional de Capacitación (Inacap) para hacer capacitaciones" continuó contando Antista.

"Nosotros tenemos socios y son entre 500 y 600 socios. Yendo a los orígenes hay que decir que la entidad nació como Centro Comercial Industrial de Olavarría, pero después cambió su nombre a Cámara Empresaria cuando producto de la evolución se crea el Parque Industrial, después se creó el Centro Industrial que hoy es la Unión, por lo que muchos industriales del Parque se fueron. Pero la Cámara sigue teniendo industriales, como talleres, metalúrgicas, estaciones de servicio, empresarios como contadores, abogados, inmobiliarias, talleres de chapa y pintura, etc., por lo que es amplio el abanico de nuestros socios. No son sólo comerciantes. La cuota es simbólica realmente, por lo que muchos la pagan en forma anual o semestral", explicó.

En cuanto a los beneficios que tienen los asociados a la Cámara Empresaria, Antista dijo que "son muchos, ya que tenemos convenios con obras sociales de prepagas, con compañías de seguro, pinturerías con descuentos especiales, el servicio del bolsín que ahora quedó un relegado por el tema de la pandemia que la gente paga desde su casa, pero sigue igual. También hay convenios con entidades como con Coopelectric, por el tema de la fibra óptima, y con el tema de los alquileres de las oficinas que funcionan en el edificio (Belgrano y España)", agregó.

"Por supuesto, desde el nacimiento hace cien años hasta el momento, ningún miembro de la comisión directiva de la Cámara Empresaria cobra sueldo, sino que trabajamos en forma ad honorem. Todos los dirigentes quitamos tiempo a nuestras actividades privadas y familias en beneficio de trabajar para la Cámara Empresaria" siguió diciendo.

Para resaltar posteriormente Antista que "en mi gestión hay cinco mujeres que forman parte de la comisión directiva, pero todo nace o son fruto del grupo de Mujeres Empresarias que se originó en la Cámara. Son emprendedoras o comerciantes o profesionales que trabajan mucho y bien, y se incorporaron. Es que Cámara Empresaria no significa que tengan que ser socios los grandes empresarios de grandes empresas, sino que un microemprendedor es un empresario porque también arriesga su activo para una actividad. Y las Mujeres Empresarias tienen un hermoso grupo de adherentes, son alrededor de dos mil personas, que es algo espectacular, porque consultan y asesoran, ya sea en arte, turismo, salud, actividad textil, comercio, gastronomía, industria, etc.Y no me olvido de la subcomisión de turismo, en la que Guillermina Mieri es una de las referentes, así como la comisión de almaceneros minoristas, los panaderos, electricistas (que formaron su agrupación), quienes están dentro de la Cámara Empresaria", terminó diciendo Mario Antista.