18.11 | Información General El "Tano" Zangara estuvo anoche en "Más Palabras"

"Mi amor por la radio fue desde siempre"

Es una figura emblemática de la radio olavarriense. Sus comienzos. Su carrera. Las transmisiones históricas. Su estilo inconfundible. MIRÁ LA ENTREVISTA

Daniel Lovano[email protected]

Apelando a sólo uno de los innumerables latiguillos que regaló por décadas micrófono en mano, desde todo tipo de escenarios deportivos, el "Tano" Zangara siempre fue un "hueso duro de roer" en la tarea de convencerlo de que su trayectoria, su impronta, su prestigio, la envergadura de su lugar no sólo en los medios de comunicación, sino en la sociedad olavarriense, merecían como pocos ser volcados en una entrevista.

Fue imposible lograrlo dos décadas atrás, en aquellas recordadas contratapas que EL POPULAR ofrendaba a las personalidades y personajes salientes de esta comunidad, y el "milagro" lo hizo posible anoche Fernanda Álvarez, en su muy bien logrado "Más Palabras" que se emite todos los miércoles en la pantalla de Canal Local.

El "Tano" fue (y sigue siendo) la voz radial del deporte olavarriense.


El "Tano" se decidió y aceptó hablar de sí mismo, algo que el periodista está más acostumbrado a pedir que a entregar.

Aunque abarcar medio siglo de tanta pasión es casi imposible.

"Casi me hacés emocionar" confesó apenas culminada su presentación.

Bancario por 43 años detrás de los mostradores del Banco Nación, el "Tano" fue (y sigue siendo) la voz radial del deporte olavarriense.

Arrancó en los comienzo de los 70: "Sin Internet, la radio era una vedette. Las cosas han cambiado ¿no?, pero durante mucho tiempo la radio nos permitió llegar a esos sectores que jamás uno hubiese podido imaginar. Eso se ha perdido con el desarrollo de las comunicaciones" lamentó.

A modo de anécdota, contó que con su esposa Alicia Cabri (también una prestigiosa periodista) hablan mucho de que "en aquellos tiempos había que escuchar la radio hasta para saber la temperatura y elegir lo que debía ponerse uno para salir a la calle".

"Pocos saben que yo soy locutor nacional recibido en el ISER, pero pocas veces ejercí la profesión porque soy malísimo leyendo los avisos comerciales, pero era una obligación para poder leer las noticias" indicó.

Ante una pantalla, quizás por primera vez, el "Tano" contó cómo arrancó este amor con la radio: "Creo que fue desde siempre. Con Puchi Rodríguez, compañero en el Colegio Nacional, llevábamos un grabador y relatábamos las Olimpíadas Estudiantiles y después se lo hacíamos escuchar al resto de la clase en el Colegio".

Competidor en los torneos de básquetbol y fútbol, con apenas 16 años extendía su relación con aquel inolvidable evento colegial de los campos de juego a las viejas máquinas de escribir Remington, mandaba las apostillas a Raúl Moriones, jefe de deportes del desaparecido vespertino "Tribuna" para publicarlas a los dos o tres días.

Fanático de los deportes en su época de estudiante, terminó la secundaria casi a los 20 años y cuando dejó el aulas lo convocaron para trabajar como instructor de educación física en la Municipalidad.

Pero lo suyo era el periodismo, en especial el relato deportivo, que lo llevó por todos lados. "Al país lo recorrí de punta a punta, pero también me tocó ir a Venezuela, a Uruguay para cubrir la participación de Estudiantes en los torneos internacionales de básquetbol" marcó el "Tano".

Sus referentes fueron los periodistas de la Oral Deportiva que dirigía José María Muñoz en Radio Rivadavia. "Eso tratamos de hacer en el viejo 'Deportes 32' en la incipiente Radio Olavarría de la década del 70" dijo, donde tuvo como jefe de deportes a Bato Buzeki, a Roberto Bo.

  • Un punto de inflexión en su carrera fue la irrupción de Loma negra en el fútbol profesional argentino.
"Los medios de Buenos Aires necesitaban de nuestros servicios y ahí Alberto Lasso, José Cardone, Popa Paramio, el mismo Marcelo Manolio, Pedro Varela tuvimos la suerte de trabajar para medios nacionales cuando salir al aire por Radio Rivadavia era como salir por la BBC de Londres" recordó.

Como intermediario imprescindible entre los hechos y las audiencias, el "Tano" Zangara se refirió a la conexión que logró establecer con sus oyentes.

"Lo mio surgió espontáneamente. Yo no fui el primer relator de Radio Olavarría, pero un día el relator no apareció y me tuve que animar a relatar. No fue sencilla al comienzo la relación con los hincha de fútbol" reveló.

Otros tiempos, no tan distintos a los actuales: "El hincha no estaba acostumbrado a que le canten un gol del equipo contrario. Lo tomaba como una falta de respeto. Cuando yo cuento que a canchas como las de San Martín, Loma Negra, Ferro teníamos que ir con personal de seguridad, nadie lo puede creer".

"Entre mediados de los '70 y los '80 fue una época dura. Hasta nos grababan para comparar cómo gritábamos los goles de un equipo y los de otros", mencionó.

La proliferación de las FM y la aparición de una nueva generación de periodistas deportivos, vaya paradoja, trajo alivio al incomprendido "Tano" Zangara.

"Con la llegada de gente joven se dispersó el aire de la radio y ya el público se fue acostumbrando" apuntó.

Dentro del archivo sonoro del relator deportivo hay una participación muy recordada de aquel golpe que la naturaleza le dio a Olavarría en la inundación de 1980.

El "Tano" la vivió, la sufrió y la contó en tiempo real, cuando no existía otro modo de comunicar a una población desesperada por información.

EL POPULAR no pudo salir por 9 días y la única radio que había en la ciudad adquirió un rol protagónico en aquellos días trágicos.

"La radio estuvo por lo menos una noche larga sin poder salir al aire" acotó.

Tiempos de soltería, cuando vivía en la casa paterna de Belgrano entre 25 de Mayo y España con su abuela.

"Tenía una tía que vivía en un primer piso frente a la plaza de Pueblo Nuevo. Mi mamá me pidió que mandara a la abuela a la casa de mi tía, que vivía en un primer piso, y en cuestión de minutos ya no pude volver" relató.

Al bajar el agua el "Tano" se cruzó el barrio para ir hasta la casa de su novia ignorando lo que estaban sucediendo más allá de la ribera este del arroyo Tapalqué, incluyendo la suerte que habían corrido sus padres.

En Belgrano y Maipú se cruzó con un bombero que tenía un equipo de radio y derivó en un servicio extraordinario a la comunidad: "Nos comunicamos desde ese handy a Bomberos y desde Bomberos a la radio. Los vecinos de Pueblo Nuevo al escucharon se acercaron y se formó una cola como la de los bancos el día de pago a jubilados para pedir por el estado de sus familiares".

Pese a la mejor voluntad, todo terminó siendo un trago amargo para su carrera profesional: "El handy se quedó sin batería, y la gente se enojó mucho con nosotros. Pero es algo que uno jamás se podrá olvidar, por el contexto y porque hoy los más jóvenes no logran interpretar ese contexto".

Nacido y desarrollado al calor de los medios tradicionales, el "Tano" reconoció que se ha ido adaptando a las nuevas tecnologías para la información y comunicación.

"Por mi trabajo en el banco fui asimilando los avances informáticos, ahora tengo mi propia página que se llama 'Emblema Deportivo' y para aquellos que hemos tenido hasta tres trabajos me fui preparando para el día después de jubilarme. Me gusta relacionarme, hablar con la gente; no soy una persona de quedarme en casa, no me gusta cocinar, no corto el pasto" bromeó en el cierre de la explicación sobre su metamorfosis.

Siempre al lado de la raya de cal. "Lo hago porque es mi vocación, porque me permite estar activo. Desde que empezó la pandemia salgo al aire para un amigo en Azul sobre noticias de Olavarría" señaló.

Siempre cerrado a hablar de sí mismo, hasta se abrió para hablar de su gran compañera Alicia Cabri. "Ella siempre fue muy enamorada de lo que hace, es la máxima responsable del informativo de Radio Olavarría y lo hace con mucho cariño" resaltó.

Fernanda, como es habitual en el último bloque se su programa, lo comprometió al juego de "Más Palabras" y las dos primeras en aparece fueron los nombres de sus hijos Angela (Psicóloga) y Nicolás (docente y vice rector del Colegio Nacional).

"Estamos muy orgullosos de los dos, y son un espejo de nosotros" sintetizó.

La siguiente fiche la pidió el "mayor aprendizaje", y el "Tano" Zangara se refirió a voluntad de "reconvertirse, adaptarse. No es fácil sumar años en la vida; uno se va dando cuenta de que hay cosas que ya no puede hacer".

Cuestionó esta actualidad que obliga a los profesionales del periodismos a vender publicidad para desarrollar su profesión, se quejó de la falta de espacio para periodistas de mucha capacidad. "Cuando se dan estas cosas uno empieza a pensar si existe futuro dentro de los medios" reflexionó.

Como cuenta pendiente se cuestionó "no haber dejado la comodidad de la Ciudad y dar el salto en un medio nacional".

El "Tano", cuyo DNI reza Carlos Antonio Zangara, cerró su participación en "Más Palabras" con una anécdota que lo pinta de cuerpo entero: "Hubo una época que relataba un gol de Husillos en San Juan el domingo por la noche, me subía al avión después del partido, en Aeroparque tomaba un auto y el lunes a las 7 de la mañana estaba leyendo el extravío de una perrita en la Radio. Hoy no sé si lo haría".

Sí que lo volverías a hacer "Tano", es lo tuyo.