20.11 | Información General 

Relleno sanitario: tras la audiencia en el Ministerio se retrotrajeron los despidos

Se dictó la conciliación obligatoria y se retrotrajeron los despidos que serían tres en total. El lunes 29 a las 8.30 habrá una nueva audiencia.

El caso de contaminación con líquidos lixiviados desde el relleno sanitario hacia el arroyo Tapalqué y el posterior conflicto laboral, dejó ayer muchas novedades en Olavarría. Las más importantes fueron dos: el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y retrotrajo los despidos; y autoridades de la Autoridad del Agua (ADA) y del Organismo de Desarrollo Sostenible (OPDS) estuvieron en Olavarría para hacer estudios ambientales.

Lo sucedido ayer evidenció un quiebre en el Sindicato de Camioneros: el gremio no apoyó el reclamo laboral. Igualmente, un grupo de trabajadores se movilizó y hubo corte de calle durante el desarrollo de la audiencia en la sede de Coronel Suárez casi Lamadrid.

En tanto, sobre la actuación de los organismos provinciales en el relleno sanitario, el Municipio y Federico Aguilera dieron distintas versiones.

En este punto, la empresa Transportes Malvinas no volvió a pronunciarse, pero a través del Sindicato de Camioneros hizo saber que contempla la posibilidad de dejar la concesión.

Inspecciones y versiones

Tanto el Municipio como el referente del Frente de Todos local y funcionario provincial Federico Aguilera emitieron comunicados acerca de las inspecciones del ADA y del OPDS en el relleno sanitario. Resultaron llamativas las distintas versiones sobre lo ocurrido.

Desde la Municipalidad se indicó que "en la inspección, se recorrieron las cuatro celdas que se encuentran operativas y la supervisión constató el correcto funcionamiento de las mismas".

"Tras mencionarse el vuelco de lixiviados al arroyo Tapalqué, se constató que la situación ocurrió hace 10 días atrás, que está saneada y remediada y los canales secos. Se extrajeron dos muestras: una aguas arriba del punto de vuelco y otra aguas abajo, no constatando la presencia de lixiviados por parte del Relleno" informó escuetamente el Municipio.

Por su lado, Aguilera publicó en redes sociales que los representantes de ambos organismos llegaron por pedidos planteados desde el Frente de Todos local y que tras las inspecciones "se llevaron muestras para analizar y constataron algunas irregularidades".

Mencionó que consisten en: "el establecimiento no posee elementos de medición de caudal de los pozos de captación", "falta de cámara de toma de muestras y/o aforo", "infracción a la resolución 518/12 de Vuelcos Discontinuos de Efluentes Líquidos".

Aguilera agregó que "luego de la inspección mantuvimos una reunión con los integrantes de ADA para conocer lo detectado en el lugar y obtener más información". Esta comunicación fue acompañada por una imagen de la reunión.

Reclamo laboral: la postura del Sindicato

El titular del Sindicato de Camioneros, Cesar Vicente, habló con EL POPULAR en la mañana de ayer. "La empresa despidió a un trabajador con causa y es un caso que debe dirimirse por la vía legal y administrativa", planteó para añadir que el jueves el gremio presentó una nota en el Ministerio de Trabajo donde adelantó su postura: no acompañar el reclamo laboral que impulsaron los trabajadores del relleno.

Vicente apuntó hacia el delegado de recolección de día y relleno sanitario, Tomás Galván, como referente del reclamo y del eventual paro que los empleados pretendían declarar si no se reincorporaba al trabajador despedido. "El gremio no va a acompañar el paro" dijo y señaló que los delegados de otros sectores no apoyaban la medida de fuerza.

A su vez, sumó un nuevo elemento: "la empresa no quiere seguir la relación laboral y se quiere ir de Olavarría" afirmó Vicente sobre la firma Malvinas cuya concesión vence a fines de 2022. "Hay riesgo de que 114 familias se queden sin trabajo" enfatizó el sindicalista.

En tanto, Galván habló con "Noticias" por Canal Local y afirmó que "Ramón", el empleado por el cual reclamaban, "fue despedido el martes, le quieren hacer una causa como que fue él el empleado infiel". Explicó las condiciones laborales del trabajador y señaló que "empezó a trabajar el 15 de octubre y pasó esto. Le inventaron una causa para despedirlo".

Además, comentó que el jueves hubo una asamblea en la sede de la empresa donde César Vicente les adelantó que "no iban a apoyar lo del compañero despedido y que el que quisiera apoyar a ese compañero también lo iban a echar". El delegado destacó que "los compañeros decidimos apoyarlo, porque él tiene familia, necesita trabajar". Cabe mencionar que en la audiencia, el trabajador estuvo representado por el abogado y ex delegado del Ministerio de Trabajo, Juan Sánchez, quien también es concejal del Frente de Todos.

Audiencia

Unos 70 manifestantes, la mayoría de ellos trabajadores de Malvinas, y el apoyo de los concejales del Frente de Todos, Ubaldo García y Guillermo Santellán, además de la dirigente del Partido Obrero Yessical Almeida, y otros sindicalistas como Pedro Garay y Miguel Arena, se mantuvieron frente a la sede de Trabajo.

La audiencia comenzó apenas después de las 12 y se extendió hasta 13.30. Además del abogado Sánchez, Galván y "Ramón", ingresaron cuatro representantes de la concesionaria. Esos últimos salieron antes de las 13 de la sede y fueron insultados por los manifestantes.

Al cierre de la audiencia Sánchez comunicó que se dictó la conciliación obligatoria, que se retrotrajeron los despidos (serían tres en total) y que el lunes 29 a las 8.30 habrá una nueva audiencia. Los manifestantes se expresaron con aplausos y abrazaron a "Ramón" quien, emocionado, agradeció el apoyo.

"Por suerte, el Ministerio entendió que este conflicto no es individual como decía la empresa sino que es un conflicto colectivo" subrayó Sánchez y luego dio a entender que buscarán la intervención del Sindicato de Camioneros desde la central en Buenos Aires.