24.11 | Información General 

Desde el MTE acusan al Municipio de "hostigamiento" y solicitan una audiencia con Diego Robbiani

Dirigentes reclaman que luego de las elecciones fueron víctimas de acciones intimidatorias con el fin de evitar la realización de las ferias del fin de semana en el Corsódromo.

Este miércoles, los dirigentes del MTE Espacios Públicos local, Emiliano Llorente y Luján Verónica Galván, enviaron una carta al secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida Diego Robbiani con el fin de solicitar una audiencia "de carácter urgente" para tratar cuestiones relacionadas con la actividad de feriantes desarrollada los sábados, domingos y feriados de 16 a 20 en el Corsódromo.

Dicha actividad es llevada adelante por un grupo de ciudadanos de Olavarría que "nuclea alrededor de 70 familias, compuesto principalmente por mujeres con hijos menores a cargo, siendo ellas el único sostén económico del grupo familiar", explicaron.

El motivo de la nota se debe a que, según reportan, tras las elecciones del 14 noviembre "ha comenzado una suerte de hostigamiento por parte del Municipio, o al menos de parte de algunos funcionarios del mismo", lo que "observamos con cierta tristeza y desazón".

Esto se debe, en primer lugar, a que el sábado fueron notificados por personal policial que "para continuar con la actividad llevada adelante en el mencionado predio es necesaria autorización concreta" de dicha Secretaría. 

"Siempre hemos estado abiertos al diálogo y aguardando de parte de esa Secretaría a su cargo ser convocados para tratar mediante el consenso y el acuerdo, las directrices que nos permitan continuar con nuestras actividades. Y, durante ese mismo fin de semana, observar los continuos patrullajes de móviles de Control Urbano no pueden ser catalogados de otra manera que intimidatorios, ya que los realizaron entre medio de las personas que asistían a la feria, obstaculizando incluso el libre desplazamiento de los presentes en el espacio en que realizamos nuestra actividad", comentaron. 

Asimismo, reportaron que al encenderse las luces del Corsódromo el domingo al anochecer, "las luminarias que se encontraban en el sector que ocupábamos permanecieron apagadas, con el único objeto de hacer cesar nuestra actividad". 

"Desde el primer día en que iniciamos nuestra actividad de feriantes estamos a disposición de las autoridades para 'regularizarla', ya que no solo solicitamos los correspondientes permisos para poder trabajar, sino que venimos poniendo un esfuerzo enorme para mejorar las condiciones en que desarrollamos la actividad que sustenta nuestra economía familiar, gestionando a través de un programa nacional los recursos para la fabricación de los stands, recaudando recursos para luces y demás elementos que mejorarán la calidad. Nosotros más que nadie queremos que la feria crezca", cerraron.