24.11 Alimentos que "matchean" bien

El calcio, mejor con vitamina D

Mezclarlos en forma adecuada ayuda a mejorar la absorción de nutrientes. ¿Qué comer para incrementar el valor de la Vitamina D en nuestro organismo?

Seguir una dieta variada y equilibrada nos permite estar bien nutridos y que nuestro cuerpo funcione correctamente. Sin embargo, con el ritmo de vida actual y la falta de tiempo, es difícil comer sano y pueden aparecer carencias de algunos nutrientes.

  • La deficiencia de Vitamina D la sufre toda la humanidad, aunque la persona viva en el desierto. Y tiene que ver en parte con los alimentos que consumimos y que tomar sol -la mayor fuente de esta vitamina- es nocivo para la salud.

Por eso es importante entender que el calcio es el elemento mineral más abundante en nuestro organismo, ya que forma parte importante del esqueleto y los dientes. La biodisponibilidad del calcio que consumimos en los alimentos depende de factores dietéticos que pueden afectar de forma positiva o negativa en su absorción intestinal.

Muchos estudios sugieren que cuando no tenemos la cantidad adecuada de vitamina D, nuestro organismo solo absorbe entre un 10 y un 15% del calcio que consumimos. Por tanto, lo ideal es que pensemos en combinar ambos nutrientes ya que los alimentos ricos en vitamina D nos ayudarán a no tener déficit de calcio.

Alimentos como el atún, el salmón, la sardina y la yema de huevo, ricos en vitamina D, deberían consumirse junto con alimentos que contengan calcio como los lácteos, legumbres como el garbanzo y los porotos blancos, frutos secos como la almendra y las nueces, u hortalizas como la acelga y la espinaca.

Estas combinaciones de alimentos nos ayudarán a mejorar la absorción de algunos nutrientes esenciales para nuestro organismo y así sacaremos más provecho de los alimentos consumidos.

Pero ¿debemos combinar todos estos alimentos en el mismo plato o podemos consumirlos a lo largo del día? Pues bien, depende del nutriente. Para absorber el hierro, no es necesario que consuma estos alimentos en una misma preparación, pero sí debe combinarlos en una misma comida.

Es decir, no debe comer lentejas y cenar una fruta rica en vitamina C, porque no sería efectivo. Pero si puede consumir como plato principal un alimento rico en hierro y de postre una naranja. Lo mismo pasaría con la combinación de vitaminas liposolubles y grasa. Sin embargo, en el caso del calcio y la vitamina D, no sería necesario combinarlos en la misma comida.