25.11 | Información General Entre el 4 y 5 de diciembre se celebrará un festival en el Aero Club

Vuelve la acrobacia aérea a Olavarría tras cinco años

Se espera la presencia de los mejores pilotos del país, en una doble jornada con muchas atracciones. El público en general tendrá la posibilidad de tener su bautismo de vuelo en avión, helicóptero y en las mismísimas acrobacias.

Veintiocho años después de aquella histórica exhibición en el Aeródromo Municipal, a 8 años de su regreso y ausente desde 2016, el 4 y 5 de diciembre Olavarría volverá a tener un festival de acrobacia aérea organizado por el Aero Club.

"Después de 20 años que no se hacía un festival aeronáutico en Olavarría, nosotros arrancamos en 2013 con una gran concurrencia de público el sábado y el domingo a las 17 debimos cancelar todo porque se desató una tormenta impresionante" recordó Oscar Garaiz, presidente del ACO.

La propuesta se repitió en 2013, en 2015 y en 2016. "No me acuerdo la razón por la que no lo pudimos realizar en 2018, en 2019 no tuvimos presupuesto y en 2020 nos agarró la pandemia. La idea es siempre hacerlo cada dos años, porque una organización de este tipo lleva bastante trabajo y los costos son altísimos" marcó el dirigente.

"Es algo muy lindo, diferente, que gusta mucho a los chicos, pero dependemos de muchos factores, fundamentalmente el clima y eso no lo podemos manejar. Por ahí le metemos todo el esfuerzo y si hay viento no se puede hacer; ni hablar de lluvia y esta época es medio complicada en ese sentido" acotó.

En la parte acrobacia el espectáculo está asegurado, con la presencia de la dupla Jorge Malatini - Roberto Buonocore, los dos máximos exponentes de esta parte del mundo. "Malatini sigue siendo el mejor piloto de acrobacia de la Argentina. De hecho, el evento de acrobacia que hubo en la Argentina en homenaje a Fangio Red Bull trajo su avión y se lo dio a él. Y Buonocore lo acompaña" señaló.

Durante ambas jornadas habrá un helicóptero para vuelos de bautismo y aviones que llevarán gente a volar. "La experiencia de volar en helicóptero es inédita en Olavarría y está bueno; no vamos a traer paracaídas este año porque hay muchas limitaciones para llevarlo adelante, pero habrá otras atracciones que aún no tenemos definidas. Acrobacia, vuelos en helicóptero y en aviones va a haber" aseguró Garaiz.

Los chicos también tendrán sus entretenimientos y el valor de la entrada serán los 400 pesos que se cobrará de estacionamiento, no por persona sino por auto. "Estamos intentando ver si podemos incluir alguna banda para la noche del sábado como un atractivo extra, pero todavía no la tenemos confirmada" reveló el titular del Aero Club.

Junto con la dupla Jorge Malatini - Roberto Buonocore existe la posibilidad de que llegue a Olavarría Jennifer Dillon, la primera mujer argentina en competir a nivel internacional. Fue en el National Aerobatic Championship que se desarrolló en Spitzerberg, Austria, donde resultó subcampeona 2019.

La piloto platense de 39 años dirige junto a su padre desde 2014 una escuela que dicta cursos teóricos de las carreras aeronáuticas y forma parte de la Asociación Argentina de Acrobacia Aérea. "Es casi seguro que va a venir, porque forma parte del equipo que hace acrobacias" anticipó Garaiz.

"Cada vez es más grande el grupo de mujeres piloto y todo lo que hace Jenny es para sacarse el sombrero" elogió.

Garaiz diferenció las coreografías en el cielo de Jorge Malatini y Roberto Buonocore: "Malatini hace un show un poco más agresivo, porque su avión se lo permite. Es un aparato que tiene mucho motor, por eso en todos los festivales cuando él aparece la gente se vuelve loca por el ruido que hace y por sus dibujos".

Sobre Buonocore resaltó que "es súper prolijo en sus maniobras. Si bien en algún momento se encuentran y van a hacer el show de cierre tanto sábado como domingo, aunque las maniobras sean iguales las características de los aviones hacen que se vean de distinta manera".

Garaiz se refirió a la posibilidad de "traer un Stearman, un avión muy grande, añejo que lo restauró un hombre de Mar del Plata, aunque aún no lo podemos confirmar porque en una de esas la meteorología no ayuda y se complica".

"Este es un evento eminentemente para disfrutar en familia" enfatizó el presidente del Aero Club. "Los aviones les gustan tanto a los chicos como a los grandes; desde pequeños cada vez que pasaba un avión mirábamos para arriba, por eso es lindo hacer esto, porque todos lo disfrutan" celebró.

En la pre - pandemia el Aero Club organizaba dos espectáculos orientados a los más chicos, en fechas muy especiales: el Día del Niño ("la última vez que lo hicimos fueron más de 100 niños a volar" destacó Garaiz) y la Bajada de Papá Noel de nuestro avión.

En esta doble jornada de 4 y 5 de diciembre también habrá lugar para los valientes que se animen a volar acrobacias. "Es una experiencia fuerte pero hermosa; al que le gusta la adrenalina. Uno piensa que nadie lo va a hacer, pero la gente grande se engancha y terminan haciéndola cantidad" dijo.

Un show de acrobacia aérea no es un espectáculo fácil de traer por los costos que implica. "Todo está en dólares" precisó Garaiz, y puso como ejemplo el altísimo valor del aceite que se utiliza para hacer esos dibujos de humo en el aire.

"Nosotros la única forma que tenemos de recaudar es con el estacionamiento, de lo cual la mitad se destinará a una casilla que tiene un grupo de boy scouts. Igual la idea del Club cuando hacemos este tipo de eventos no es ganar plata, ni siquiera salir hechos" confesó.

"Nosotros acá estamos para formar pilotos y fomentar la actividad aeronáutica en nuestra ciudad, y un festival aeronáutico es la mejor forma de hacerlo. Que la gente sepa que puede ser piloto, que no es una actividad para pocos. Es una actividad cara, pero no requiere de una muy buena posición económica para llevarla a cabo" recalcó.

"Cualquier chico que arranca con 17 ó 18 años tomando un curso puede llegar a Aerolíneas Argentinas, que es lo que todo piloto quiere" ejemplificó. "También tenemos alumnos de más de 50 años que están haciendo el curso y nosotros mostramos eso: la aviación, los aviones, la seguridad que existe y que cualquier persona -hombre o mujer- pueden ser pilotos. Para eso hacemos este festival, para fomentar la actividad de vuelo" mencionó el presidente del Aero Club.

"Es una inversión en promoción de la actividad y lo tenemos que hacer porque estamos para eso. No importa si se gana o si se pierde. Nuestra institución está para fomentar la actividad, para formar pilotos. Eso es lo que dice el estatuto y es nuestro compromiso, sino directamente no ponemos en marcha los aviones. Estamos para mucho más que para que se entrene un piloto recibido" reflexionó.

Entre tanto despliegue aeronáutico, a lo largo de las dos jornadas en el predio del Aeródromo Municipal también se ofrecerá una variada oferta de food trucks, exposición de emprendedores locales, una muestra de autos y motos antiguos, un tanque de guerra del ejército.