25.11 | Información General 

En Olavarría también le dijeron NO a la violencia contra las mujeres

Concentraron en la entrada al Parque Eseverri, donde también se celebraba el aniversario de la ciudad. Entregaron folletos y marcharon a la sede fiscal.

En la tarde de este jueves -y como en el mundo- Olavarría le dijo NO a las violencias contra las mujeres. En diferentes ciudades de los cinco continentes, aprovecharon el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la mujer y llamaron a la sociedad a condenar y luchar contra ese flagelo social.

En nuestra ciudad la concentración se dio en el ingreso al Parque Helios Eseverri, al pasar el puentecito sobre la avenida Trabajadores junto al arroyo, en el mismo espacio que contuvo los festejos por el 154 aniversario de la ciudad.

Allí, el frente de organizaciones en lucha, integrado por Socorristas en Red, la Asamblea Feminista, el Frente Ni Una Menos, el plenario de trabajadoras y el Polo Obrero, concentraron con el objetivo de visibilizar una problemática que en el país le cuesta la vida a una mujer cada 26 horas.

La actividad comenzó con el reparto de panfletos a los presentes para luego emprender la marcha hasta la sede fiscal de calle Rufino Fal.

Mirta Millán en declaraciones a El Popular contó que considera "muy importante visibilizar cualquier tipo de violencias y más en este marco donde se conmemoran 40 años. Acá en Olavarría con las compañeras de la asamblea disidente venimos participando de manera activa desde hace muchos años".

Reconoció que se está frente a un cambio. "Antes se naturalizaba mucho la violencia machista, aún dentro de los propios grupos -como en su caso, la pertenencia a los pueblos originarios-. A veces se naturalizaba en el sentido de pensar que era algo de la cultura. No, no no es algo d ela cultura. Nosotros tenemos valores profundos de respeto. Son construcciones que intentamos que se vayan modificando a partir de revisarlas y mencionarlas" reflexionó como referente de la comunidad Pillán Maike.

El grupo de unas 50 personas marchó a la sede fiscal de calle Rufino Fal, y allí volvieron a pedir para que se caiga el patriarcado y para que se termine con las violencias contra las mujeres.