87080

08.01 | Columnistas 

"¿De qué peronismo me habla Galli si la gente no tiene acceso a la salud?"

Liliana Schwindt quiere una afectación concreta para el eventual punto de aumento del Impuesto a la Piedra. Está furiosa contra los panfletos que escrachan a sus concejales. Por Silvana Melo

Silvana Melo
smelo@elpopular.com.ar

Schwindt, la diputada nacional Liliana, acaba de terminar un año que brilla en su historial político. Y empieza a transitar el último de su primera banca en la Cámara. Haber caído en la presidencia de la Comisión de Defensa del Consumidor justo en el año del ajuste y el tarifazo macrista fue una alineación de planetas. Ella no lo dice pero puede suponerse que el 2019 la sorprenderá en su segundo período como diputada. Y, ella sí lo dice, tiene intenciones de ejercer el poder municipal en algún momento. No estuvo tan lejos en 2015. La diputada se ha colocado en una vereda frontalmente antimacrista. Y no se guarda ningún argumento para demostrar por qué su bloque no le concede a Ezequiel Galli la herramienta de financiamiento municipal que el Intendente buscó a través de otros: el aumento de la alícuota del Impuesto a la Piedra. Schwindt habla de una oscura operación en la que un par de personajes intentó -asegura- entrampar a su bloque primero, al FPV después y finalmente -sostiene- a quienes terminaron presentando el proyecto.

La nota completa en la edición impresa de diario EL POPULAR