87216

11.01 | Policiales 

Tensión en Benito Juárez por el crimen de un chico

Este martes vecinos de la localidad protagonizaron una inédita protesta frente a la comisaría. Dos chicos sufrieron una feroz golpiza y uno murió.

Vecinos de la ciudad bonaerense de Benito Juárez protagonizaron este martes una fuerte reacción luego de que un chico de 15 años fuera asesinado a golpes, que incluyó una inédita y tensa protesta frente a la comisaría local para reclamar justicia y el incendio de la casa de una familia acusada de instigar el crimen.

El caso comenzó el lunes cerca de las seis de la mañana, cuando Agustín Nicolás Bustos (15) y Agustín Rodríguez fueron hallados golpeados e inconscientes a la vera de la ruta 86, en las cercanías de Juárez. Junto a ellos estaban sus bicicletas y también elementos de pesca.

Los jóvenes fueron internados en el hospital municipal Eva Perón en estado de coma, pero como no portaban DNI tardaron en ser identificados. Esta tarde, cuando ya se sabía quiénes eran, Bustos falleció a raíz de las heridas recibidas, mientras que Rodríguez permanece inconsciente.

El episodio motivó una fuerte reacción vecinal, que incluyó una inédita marcha a la comisaría local para pedir justica, que fue encabezada por familiares de los chicos agredidos pero a la que se sumaron centenares de vecinos.

En esas circunstancias hubo tironeos y empujones entre policías y vecinos, cuando, ante la sospecha de que tres integrantes de una familia sospechada de instigar las agresiones estaban detenidos en su interior.

Los manifestantes no lograron ingresar, pero un grupo se dirigió hacia el domicilio de los supuestos instigadores y lo incendiaron por completo, al igual que una camioneta que les pertenecía.

Aunque la policía no confirmó que haya detenidos, fuentes locales informaron a DIB que la furia se desató porque familiares de los chicos agredidos sostienen que los dueños de la propiedad incendiada contrataron a sicarios para vengar una supuesto hecho previo en el cual Bustos y Rodríguez habrían a su vez incendiado o participado del incendio de una chatarrería propiedad de la familia que ahora fue objeto de la venganza. (DIB)