87243

11.01 | Policiales 

Realizaron un allanamiento por el crimen en Sierras Bayas

En el marco de las investigaciones por el homicidio de una mujer de 74 años, este miércoles realizaron un allanamiento en un domicilio cercano al de la víctima. 

El hermetismo es sin dudas lo que caracteriza al entorno de la investigación por el crimen de María Elena Vigneau viuda de De Luca, la mujer que fue encontrada sin vida en su casa del barrio Villa Arrieta. EL POPULAR igualmente logró acceder a distintos datos que permiten comenzar a configurar cómo se dieron los hechos.

En virtud de esos datos que se van conociendo es también que la fiscal María Paula Serrano, responsable de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4, ya tiene caratulada la causa como "homicidio". Inclusive, en ese sentido se añadió que esa figura sería provisional, que podría modificarse y quizás agravarse con el paso de los días.

Quizás algo de ello pueda desprenderse del tipo de lesiones que presentaba la víctima. La autopsia reveló que la causal de muerte fue una contusión cerebral por un fuerte golpe, pero que también presentaba 8 heridas punzocortantes en la nuca.

En esas condiciones fue encontrada por su hijo, pero el recorrido por el domicilio habría permitido dar con el hallazgo de otra serie de elementos. Varios de ellos han circulado en manera de versión desde el mismo día del descubrimiento, pero este Diario logró conocer que varios de ellos ya habrían sido confirmados.

Uno es la presencia de una misiva, una carta en el interior del domicilio. El contenido de la misma es materia de especulaciones y un sinfín de hipótesis y variables, varias de ellas conducen hoy en día a pensar que se trató de una escena creada, aparentemente manipulada con la intención de desviar la atención de los investigadores.

Ello encuentra su complemento, y por qué no fundamento, en el hecho de que parte del lugar de los hechos habría sido limpiado.

Lo que desvela y plantea miles de interrogantes a los investigadores son los motivos, por qué se llevó adelante semejante acto si no se cometió el robo. Las pesquisas hasta ahora no sólo han determinado que no se registraron faltantes, más allá de que numerosas pertenencias y dinero estaban al alcance, sino que también no se registraron señales de violencia en los accesos.

Es en búsqueda de certezas que continúa la recolección de declaraciones testimoniales y realización de diversas pericias.

Allanamiento

La intensa jornada de ayer en torno a este caso incluyó la realización de un allanamiento, con la particularidad que el procedimiento se realizó a escasos metros del lugar de los hechos. Todo fue sobre José Hernández al 1800, en la misma cuadra pero en la esquina opuesta donde se produjo el crimen.

Hasta ese sitio condujeron las pesquisas realizadas desde la fiscalía Nº 4 y la subcomisaría de la localidad serrana. En las tareas también se contó con la presencia de personal del Comando de Patrullas, comisaría Segunda y Sub DDI, además del aporte de especialistas de la división Científica.

Ahora la atención está depositada en la labor de estos últimos, quienes peritaron el lugar utilizando luminol en búsqueda de manchas de sangre en distintos elementos, que fueron secuestrados y seguirán siendo estudiados. Si bien no se arrojaron mayores detalles, se enfatizó que se dio el hallazgo de elementos de sumo interés.

Vale destacar que en el lugar de los hechos se practicaron pericias de similar índole y se aguarda por el resultado de las mismas para avanzar sobre la identidad de los responsables.