88743

11.02 

Mercado Concentrador del Centro

Hace ya varios años que Ezequiel Hourcade encabeza la representación para Olavarría y una amplia zona de la provincia de la firma Alfredo S. Mondino, empresa de origen cordobés y con ciertos ribetes particulares, entre los cuales está el hecho de que -a pesar del volumen de negocios que desarrollan en todo el país- la firma no ha asumido una forma societaria sino que está en cabeza personal del propio Mondino, quien asimismo se ocupa de la dirección de la misma junto a su familia, y es quien oficia de martillero en los remates. 

Según Hourcade, la visión empresaria de Mondino lo llevó a elegir nuestra zona como proveedora de hacienda de calidad para sus clientes invernadores, y en particular Olavarría por la potencialidad para la comercialización de gordo. En este marco, nació un proyecto ya en proceso de implementación, que denominaron "Mercado Concentrador del Centro".

"Mondino vio a Olavarría como un punto estratégico para la concentración de hacienda gorda dentro de la provincia de Buenos Aires. Considera que estamos en el centro de una zona que con el tiempo va a ir recuperando la producción del ciclo completo, como se hacía antes, y a hacer más hacienda gorda en los campos", explica.

"La idea es generar un mercado concentrador de gordo, tomando como base la feria de la sociedad rural y hacer un remate especial de gordo todos los meses, logrando los mismos precios, o mejores, que en Liniers, evitando los costos cada vez más caros de llevar la hacienda hasta allá, y sumando la transparencia de la venta como un valor agregado importante", enfatiza Hourcade.

En este sentido, el consignatario remarca la importancia de que el productor pueda estar permanentemente en contacto con su hacienda, vendiéndola a buen precio en su propia ciudad o localidad vecina, ver quién la compra, presenciar el proceso de la subasta, supervisar la pesada y demás, cosas que son impracticables en un mercado como Liniers.

La idea surgió gradualmente, a medida que fue aumentando la cantidad de hacienda gorda remitida al remate mensual de hacienda general que la firma ofrece en Olavarría, que llegó a las 600 cabezas a fines del año pasado, de muy buena clase y calidad. El aumento gradual de la demanda por parte de compradores de otras provincias, que habitualmente no operan en Liniers, fue lo que terminó de precipitar la cuestión.

"La política de la empresa es crecer de manera firme en cantidad de cabezas para el remate mensual de hacienda general, para este año, y de ser posible, desarrollar un remate feria especial con hacienda gorda de la zona, tanto pastoril como de feedlot, todo. No vamos a dejar de lado, por supuesto, la comercialización del ternero, pero también queremos desarrollar la potencialidad de Olavarría como polo concentrador de hacienda gorda de calidad", concluye.