92419

20.04 

Infusiones: puro sabor y aromas

Una infusión es una bebida sabrosa y aromática obtenida a partir de ciertos frutos o hierbas, que se introducen en agua hirviendo. Las infusiones de mayor consumo en la Argentina son la yerba mate, el té y el café.  

Mientras que las dos primeras se producen e industrializan en el ámbito local, la última se elabora a partir de materia prima importada.

Se denomina mate a la infusión hecha con hojas de yerba mate (Ilex paraguariensis). Si bien su consumo es compartido por otros pueblos de América del Sur, puede considerarse como una tradición de la Argentina. Considerada planta nacional y regional, la yerba mate se cultiva casi con exclusividad en la provincia de Misiones, que concentra el 90 % del cultivo.

El té, por su parte, es una infusión creada a partir de las hojas y brotes de la planta del té (Camellia sinensis), un arbusto que, a lo largo de la historia, creció de manera silvestre. Se dispone de su variedad clásica introducida por influencia de la inmigración británica como de hierbas digestivas provenientes de antiguas tradiciones precolombinas como el boldo y peperina. La popularidad de esta bebida es solamente sobrepasada por el agua. Su sabor es fresco, ligeramente amargo y astringente.

Por su parte, el café es la infusión obtenida a partir de los frutos y las semillas del cafeto. Esta infusión contiene una sustancia estimulante que se conoce como cafeína. El cultivo del café tiene lugar en los países tropicales. El café es considerado como una bebida socializadora, ya que, en muchos países, las personas se reúnen para conversar mientras beben café. En la Argentina, ir a tomar un café a una confitería es una de las principales actividades sociales.

El concepto de infusión está vinculado al verbo infundir, que se refiere a echar un líquido en un recipiente o a promover un impulso afectivo o emocional en el ánimo ("Sus palabras me han infundido cierto temor"). También es la acción de extraer las partes solubles en agua de las sustancias orgánicas, en una temperatura menor que la del agua hirviendo para mayor que la del ambiente. Si el agua hierve, se lo considera como cocción.

Las infusiones suelen ser muy utilizadas como remedios para curar o paliar diversas complicaciones orgánicas debido a que cada hierba tiene determinadas propiedades que la convierten en una esencia curativa para un mal particular y su empleo terapéutico correcto puede facilitar la curación.