95837

18.06 | Información General 

Reclamos por el abandono de la Plaza López Camelo

Se reclama una mejor iluminación y mayor regularidad en los cortes de pasto. También que sean reemplazados gran cantidad de árboles secos por falta de riego. Lamentan el estado de abandono en que se encuentra el Monumento a la Maestra.

Tras varios meses sin respuestas, a comienzos de junio se hicieron sentir las voces de reclamo de vecinos de barrio Pueblo Nuevo debido al estado de abandono en que se encuentra la plaza López Camelo en los últimos años. Las demandas apuntan en especial a la falta de juegos infantiles, que fueron extraídos del lugar por empleados municipales en noviembre de 2016 y a la fecha no han sido repuestos. Asimismo, demandan también más bancos para aprovechar la totalidad del espacio verde y una iluminación más potente para utilizarla con mayor seguridad durante la primavera y el verano.

De acuerdo con testimonios de vecinos, en mayo de 2010 habían sido colocados juegos de madera, que sufrieron ataques vandálicos y fueron aflojándose de sus anclajes, con el consecuente peligro para los chicos que los usaban. Desde 2014 se había instalado el reclamo y recién en 2016 llegó al HCD, desde donde se aprobó un pedido para que el gobierno municipal acondicionara o reemplazara los juegos infantiles, pero pasados 7 meses nada ha ocurrido.

El disparador de las quejas fue el acto realizado en ese espacio público en conmemoración del Día de los Jardines de Infantes por parte del Jardín de Infantes Nº 902, donde varios padres manifestaron su desazón por la falta de juegos desde hace varios meses y la transmitieron a través del grupo Olavarría Reclama, en la red social Facebook.

Una de las madres publicó que "los niños del Jardín 902 hicieron una intervención artística en la plaza López Camelo, pero no tienen juegos para divertirse". A lo que otro vecino contestó que verla así "da mucha lástima". Al respecto, otra vecina recordó que "estaban todos rotos" y por esa razón "se sacaron".

De esa manera, otra madre intervino para acotar que "la verdad que tenés razón. Acá en el barrio no hay juegos y son muchos chicos los que podrían disfrutar de la hermosa plaza que tenemos: los chicos hacen actividades en la plaza ¡y está pelada!", resumió. Otra mamá recordaba que "mi hija disfrutaba mucho de esos juegos cuando salíamos del Jardín. Es una lastima cómo nos dejaron sin juegos", lamentó. "Es verdad, es una plaza desnuda", resumió una tercera.

Pese a que las quejas se han sostenido en el tiempo, hasta el momento no existen reclamos de la Sociedad de Fomento Pueblo Nuevo al respecto en el seno de la Federación de Sociedades de Fomento y Juntas Vecinales de Olavarría, según aseguran fuentes fomentistas.

De acuerdo con los comentarios de los vecinos, el pasto de la plaza es mantenido por el Municipio pero no con la regularidad necesaria y por ese motivo sugieren mayor acompañamiento en ese aspecto. Además, puede observarse que un alto porcentaje de los ejemplares de árboles plantados sucesivamente en los últimos años hoy en día se encuentran secos debido a la falta de riego.

En concreto, la mayoría de los chicos que hoy asisten a la plaza deben optar por practicar con sus bicicletas, kartings o patinetas -en caso de tenerlos- o participar de partidos de fútbol, prácticas donde los árboles secos ofician de postes. Otra actividad muy arraigada, según refieren los propios vecinos, es llevar a los perros "a hacer sus necesidades a toda hora" con el perjuicio que acarrea para quienes pasean con distracción por el lugar.

Como ocurre año a año, algunos docentes plantean con recurrencia sus quejas debido al estado de abandono y deterioro progresivo en que se halla sumido el Monumento a la Maestra, obra del emblemático escultor José Herrero Sánchez, que debió ser protegida de los vándalos con rejas, aunque no se efectúa el mantenimiento en el interior que muestra un aspecto lamentable.

Pese a las falencias apuntadas, la plaza López Camelo se ha convertido en los últimos años en el espacio de convergencia de variadas manifestaciones, tanto solidarias como educativas y artísticas, aunque de todas maneras esa predilección no se traduce en obras de respaldo.

En los últimos tiempos, el espacio verde se ha vuelto el lugar de convocatoria de Red Solidaria para varias de sus tareas benéficas. También se ha transformado en epicentro de varias ediciones de la Maratón Nacional de Lectura. Incluso, entre los meses de marzo y abril de 2016 se disparó un arduo debate acerca de la aptitud o no de este espacio público para ubicar allí las ferias organizadas por la asociación civil La Minga.

Otra de las utilidades del espacio verde es, cuando el clima lo permite, el escenario de clases de Educación Física, tanto de la Escuela Primaria Nº 4, como del Jardín de Infantes Nº 902. A mediados de 2015 la cuerda de candombe Ashanti organizó allí las tradicionales fogatas de San Juan y San Pedro.