97421

16.07 | Policiales 

Un hombre de 31 años fue herido de un puntazo en el barrio Ituzaingó

Si bien se aguardaba por las conclusiones de especialistas, se especulaba con que sería dado de alta en las próximas horas. La víctima no arrojó mayores precisiones de los hechos cuando se entrevistó con personal policial.

En la tarde de este sábado, un hombre de 31 años resultó con una herida cortante en una de sus piernas, en un confuso episodio que se registró en uno de los monoblocks del barrio Ituzaingó, también denominando 104 Viviendas. Las imprecisiones acerca de las características en las que ocurrió el episodio se desprenden de las negativas o evasivas por parte de la víctima, quien inclusive se habría negado a iniciar acciones legales contra sus agresores. Las actuaciones estuvieron a cargo de personal de la comisaría Primera.

El hecho se registró alrededor de las 18, cuando un llamado al servicio de emergencias alertó sobre la presencia de una persona herida en inmediaciones del cruce de avenida Pueyrredón y San Lorenzo. La víctima se habría acercado hasta ese lugar en búsqueda de auxilio, ya que la agresión habría ocurrido en el interior de uno de los monoblocks situados a pocos metros. Lo concreto es que se vivieron momentos de suma preocupación debido a la hemorragia que presentaba el hombre en una de sus piernas, al punto que la ambulancia que lo trasladó al Hospital Municipal "Dr. Héctor Cura" fue escoltada por personal policial para permitir un arribo mucho más rápido.

La víctima, según le fue confiado a este Diario, presentaba una herida de arma blanca en muslo izquierdo. En el centro de salud le fue practicada la sutura de la herida, pero se aguardaba por las conclusiones por parte de un cirujano vascular para establecer con certezas la gravedad de la lesión. No obstante, todo conducía a pensar que se trataba de algo de menor complejidad y con una pronta alta médica.

No obstante, personal policial de la comisaría Primera se acercó al centro asistencial para entrevistarse con la víctima, quien no brindó mayores certezas acerca de cómo se produjo el hecho. Sólo habría referido que el hecho ocurrió cuando subía una escalera del monoblock, pero que nunca observó a sus agresores.