Viernes
30 de Julio de 2021
Edición Anterior
10 de Abril de 2008
En Alta Gracia
Comienzan las excavaciones por un cementerio jesuita

Un cementerio jesuita de más de 400 años de antigüedad saldrá a la luz en la ciudad de Alta Gracia, Córdoba, a partir de un acuerdo entre el Municipio, la Provincia y la Iglesia para poner en valor el sitio e integrarlo al circuito local de esa congregación religiosa.

Las excavaciones fueron oficialmente inauguradas ayer al cumplirse 420 años de la creación de la Estancia Jesuítica de Alta Gracia, declarada Patrimonio Histórico de la Humanidad por el Fondo de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), en el año 2000 El cementerio está ubicado debajo de la calle Juan Nieto, una de las laterales de la parroquia Nuestra Señora de la Merced, en el centro de Alta Gracia, y forma parte de la Estancia Jesuítica.

"Pretendemos reconstruir el cementerio con la misma fisonomía que tenía para poder integrarlo en un circuito jesuítico que abarque la Estancia, la Iglesia, el Tajamar, el Molino, y el Obraje, que era el lugar donde los aborígenes aprendían oficios", dijo a Télam Marcelo Siderides, párroco de La Merced.

El religioso destacó que "ya se iniciaron las primeras excavaciones junto con arqueólogos y antropólogos" y detalló que "se encontraron restos humanos y la roca madre que tenía el camposanto".

Siderides explicó que "el cementerio tenía una extensión de 24 por 16 metros y se enterraron en él aborígenes, esclavos y españoles, pero no los sacerdotes jesuitas, que eran sepultados debajo del atrio de la iglesia".

"Uno de los restos encontrados fue estudiado por un antropólogo, quien afirmó que de acuerdo con su quijada pertenecían a un ciudadano europeo, probablemente un español", dijo el párroco.

La existencia de un cementerio jesuita en Alta Gracia está fundamentada en un documento del año 1769, que narra la expulsión de los jesuitas de esta zona del entonces Virreinato del Río de la Plata y describe el predio, con todas sus medidas. Parte del camposanto está ubicado en lo que hoy son los jardines de la parroquia Nuestra Señora de la Merced. Otro sector se sitúa debajo de la calle Juan Nieto, lateral al templo, que fue cerrada al tránsito para realizar las excavaciones.

El intendente de Alta Gracia, Mario Bonfigli, dijo que la calle Nieto "no va a ser usada más", porque "evidentemente en el lugar se encuentra el cementerio jesuítico".

El arqueólogo Rodolfo Herrero, en representación de la Dirección de Patrimonio Cultural de Córdoba, explicó que todavía trabajan en "un área de relleno" y que falta "un metro más para llegar a lo que habría sido el piso original del siglo XVIII".

"En el medio de la calle, a medida que vayamos avanzando con el trabajo, se documentará y registrará todo lo que se encuentre, que pueden ser, además de restos óseos, utensilios, lozas u ornamentos de la iglesia", destacó el funcionario.

Herrero dijo que "todo eso conforma un valioso patrimonio cultural" que quieren "analizar, recuperar y proteger para siempre". El cementerio funcionó hasta 1890, cuando lo cerraron y luego trazaron encima una calle. Pero los jesuitas lo utilizaron hasta 1767, año en que fueron expulsados por los españoles, mientras que el documento que asegura su existencia es de dos años más tarde.

"Nuestro propósito no es verificar nada, vamos a cuidar la memoria de los difuntos; en este proyecto están embarcados la Nación, el Municipio, la Iglesia y los jóvenes de Alta Gracia, que serán custodios del patrimonio histórico de su ciudad", recalcó el párroco Siderides. Télam

Pronóstico
máx: 14º C | min: -1º C
1998 - 2011 | elpopular.com.ar es propiedad de El Popular S.A.
EDICIÓN Nº 8949
Vicente López 2626. Olavarría - Pcia. de Buenos Aires - Argentina
Director: Jorge G. Botta