Jueves
13 de Mayo de 2021
Edición Anterior
11 de Diciembre de 2010
Un especialista en emprendedurismo habla del rol de las comunicaciones, los desafíos y las guerras por venir
Para Mario Dehter, "la falta de oportunidades es la nueva pobreza"
Habló de emprender, de salir a buscar las oportunidades porque escasean y de trabajar en equipo. Vive en España y vino a Olavarría a dar una charla para graduados de Ciencias Sociales. Advierte que las empresas sin política comunicacional no tienen destino y dice que la tercera guerra mundial vendrá, justamente, de la mano de las comunicaciones.

"En Europa se ve claramente: la nueva pobreza que tiene un rostro horrible y no pasa por la falta de recursos materiales sino de oportunidades", dice Mario Dehter. Y asegura que esa realidad del Viejo Continente también se respira en el resto del planeta. Hace sociología de hecho y lleva dos décadas sembrando semillas emprendedoras. Vive en España desde 2004 y llegó nuevamente Olavarría, esta vez invitado por la Facultad de Ciencias Sociales a una charla para graduados de comunicación social, arqueología, antropología y locución en el marco del programa Estímulo.

A los 60, asegura que la tercera guerra mundial se va a dar en el campo de la comunicación y que será "despiadada por el poder". Por eso, advierte que el pulso de una empresa dependerá, más de que sus créditos y proveedores, de su política comunicacional. Algo de lo que, por ahora, solo se habla en ámbitos académicos. Como receta, propone salir a buscar las oportunidades, que escasean, con actitud de "irreverente perseverante". A favor, visualiza un gran momento para la industria audiovisual en la Argentina, "el tema es que no se pasen de rosca", aclara.

"Dejé de tirar jabalinas y me transformé en blanco, pasé de hacer docencia a ser emprendedor y lo hice en una circunstancia complicada, fuera de mi país, en un contexto cultural diferente, con otra gente y ya siendo un señor mayor", señala, horas antes de ofrecer su testimonio de vida ante los universitarios.

La experiencia capitalizada "a veces juega en contra" porque "tienen más peso los prejuicios, las creencias, los miedos y cuando uno va envejeciendo le aparecen miedos nuevos. La experiencia te hace sentir cómodo en la toma de decisiones pero está el temor de tener menos margen para equivocarte", enfatiza. Es que, además, "los tiempos de recuperación son lentos, básicamente en el contexto complicado en que vivimos y además tengo un niño de 6 años, todo eso pesa. A la hora de decidir no tomo riesgos como cuando tenía 30 y mis hijas 6".

Después vuelve sobre el mundo de las comunicaciones para analizar que "todo el affaire Wikileaks deja una lección: viene la tercera guerra mundial y se va a dar en la comunicación. Es una guerra despiadada por el poder y las empresas van a tener que mirar cosas que nunca han mirado como, por ejemplo, la comunicación externa e interna y no hablo de hacer un blog que se lo dan al hijo del amigo porque es un chico habilidoso".

Su pronóstico es categórico: "la comunicación de una empresa será lo que defina si va a vivir o morir, mucho más que si tiene crédito en el banco o consiga un buen proveedor".

Un camino que aún no se ve claramente. "Todavía es un tema académico, ése es el problema. Los que van a tener que pegar el salto van a ser estos egresados, la generación que viene porque la anterior ya fue", observa.

La clave, para asumir la transición, no concibe esquemas donde "se trabaje solo, eso ya no es para esta época". Pero, añade, como valor agregado, que "Olavarría es una bella ciudad, muy rica desde todo punto de vista, pero no es el límite del mundo y tiene lo que las grandes ciudades: la deprivación, la falta de oportunidades. Lo mismo ocurre en Sevilla. El problema no es la falta de recursos, la falta de oportunidades es la nueva pobreza".

Entonces, hay que cambiar el eje. Y buscar "afanosamente" las oportunidades porque "son muy escasas y es necesario transformarse en un irreverente perseverante. Eso de que el mundo está lleno de oportunidades se acabó, no hay más" con el agravante de que "cada vez hace falta menos gente para los procesos productivos". La estrategia pasa, necesariamente, por crear "nuevas formas de empleo y de autoempleo o de empleo que aún no existe".

Justamente, en medio de un escenario que propone "un gran momento para la industria audiovisual en la Argentina, el tema es que no se pasen de rosca como pasó con el mercado de la publicidad, con los precios. En 2008 y 2009 las grandes publicidades europeas se filmaron en Buenos Aires y eso desapareció. La producción local se puso muy cara y sigue contratando talento para el guión, para la historia pero la realización la van a hacer a Marruecos".

Finalmente, posa sus ojos en la Unicén y sus alrededores y destaca que "una de las empresas iberoamericanas de software, Globant, esté en Tandil. Son esas cosas que le pasan a la Argentina pero hay que saberlas aprovechar. Y acá mismo, en Olavarría, hay emprendedores que deberían dar su testimonio y su experiencia en estos cursos". Cree, está convencido, de que es posible emprender, más allá de las fronteras aún cuando las oportunidades no abunden.

Pronóstico
máx: 18º C | min: 3º C
1998 - 2011 | elpopular.com.ar es propiedad de El Popular S.A.
EDICIÓN Nº 8871
Vicente López 2626. Olavarría - Pcia. de Buenos Aires - Argentina
Director: Jorge G. Botta