Edición Anterior: 19 de Diciembre de 2011
Edición impresa // La Ciudad
Panorama laboral
Muchos más que dos
Por Luis Tarullo

La decisión de Hugo Antonio Moyano de plantear de manera contundente un corte de amarras con el "kirchnerismo - cristinismo" era una cuestión de tiempo. Ya estaba escrito que algún día iba a quebrarse la alianza por conveniencia de ocho años, de cualquier forma todo un récord en materia de sociedades políticas, en un país donde esos acuerdos fueron tradicionalmente efímeros.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner nunca quiso a Moyano y lo hizo saber en público y en privado. Moyano nunca quiso a la Presidenta y lo manifestó de manera similar.

El jefe de la CGT y de los camioneros tuvo que aceptar naturalmente la continuidad de las relaciones con la jefa de Estado tras la muerte de Néstor Kirchner, no solamente por cuestiones políticas sino por la protección de los intereses mutuos, aunque a sabiendas de que ello tenía plazo fijo.

Lo mismo hizo la primera mandataria, pero apenas aparecieron las oportunidades, ya con autonomía plena tras el fallecimiento de su esposo, quien hasta ese fatal momento era el que manejaba los hilos de la política y aun desde el llano le imprimía dirección a la gestión gubernamental, decidió profundizar la tarea de deshacerse del líder sindical, una verdadera piedra en su zapato.

La cuestión, obviamente, no debe reducirse a un tema de empatía o de piel, sino que está enmarcada en la forma de generar poder del oficialismo y del gremialismo, ya demostrada en múltiples ocasiones, pero que en esta oportunidad tiene más puntos de fricción que coincidencias.

Tras la etapa del uso funcional mutuo de intercambio de beneficios -que incluyó, por ejemplo, la conveniente alimentación de las arcas de los gremios y su participación en sectores estratégicos, la contención de los conflictos y límites consensuados para las paritarias año tras año- surgió (en la era post-Kirchner) la decisión de mantener a esas organizaciones divididas para domesticarlas, de tirar a Moyano por la borda y de avanzar sobre la caja de los sindicatos, una verdadera bala de plata dirigida a su corazón.

El discurso de la Presidenta donde estuvieron incluidos los términos chantaje y extorsión fueron la gota que colmó el vaso de la paciencia de Moyano, que entendió que ya estaban traspasados los límites de la tolerancia entre uno y otro.

En ese momento el camionero supo que en el espíritu presidencial había plena conjunción y coherencia entre hechos y palabras, y que la jefa de Estado decidió usar las espuelas y salir a la definitiva caza del zorro.

Así, cada frase de Moyano en el estadio de Huracán tuvo a Cristina Fernández como destinataria privilegiada, aunque el mandamás cegetista no se privó de apuntar a otros que obedecieron órdenes presidenciales y trataron de marginarlo del territorio político.

Sus renuncias a los PJ nacional y provincial y el mote de cáscara vacía que le endilgó a la estructura formal del Justicialismo en ambas jurisdicciones fue un resumen cabal.

La encendida alocución de Moyano tuvo así una ilación que fue generando un efecto dominó, ya que a la par de desprenderse de las amarras políticas y sentirse en libertad de acción absoluta, automáticamente concitó las solidaridades de colegas que estaban en otras veredas y que ya expresaron su decisión de volver a juntarse, como en los casos de Luis Barrionuevo y Gerónimo Venegas.

Si alguien no entendió el mensaje de Moyano, es porque estaba en otra galaxia: "Ahora vienen por todos nosotros", es una también una lectura inequívoca del contenido del extenso discurso de HAM en la cancha del "Globo".

La movida moyanista también tuvo inmediato correlato en el Parlamento, donde los diputados sindicales de su riñón -Héctor Recalde, Omar Plaini y el debutante Facundo Moyano- se abstuvieron de apoyar el nuevo régimen para los peones rurales, que Venegas considera un mazazo letal para la actividad y para su organización, la Uatre.

De todas maneras, no todos los gremialistas reaccionaron de la misma forma, ya que hubo algunos, incluso del sector del camionero, que respondieron de manera cautelosa ante el interrogante de si están definitivamente rotos todos los puentes.

Otros, como el lucifuercista Oscar Lescano, reivindicaron el diálogo con el Gobierno e insistieron en que algún día puede haber unidad gremial pero sin Moyano a la cabeza.

Empero, todos, en mayor o menor medida, siguen alertas ante posibles nuevos avances de la administración sobre sus territorios, especialmente el de las obras sociales, donde se asienta el poder de los gremios.

Mucho se ha dicho en las últimas horas sobre los futuros planes de HAM, inclusive acerca de la posible creación de un partido de tinte obrero para dar disputa.

Antecedentes hubo, es cierto, pero también son recordados los naufragios que se registraron en el mundo sindical cuando algunos dirigentes quisieron arrogarse un rol protagónico en un ámbito donde los políticos son más duchos.

No obstante, algo quedó claro estos días. El peronismo no puede evitar su sino, y de sus entrañas sigue naciendo su propia oposición, como ocurrió en más de una ocasión en su convulsionada historia, tras la muerte de su creador. Y también alguna vez los que eran dominados terminaron siendo dominadores. Pero aún, obviamente, es prematuro hacer más especulaciones.

Es que el peronismo también se jacta de ser un movimiento y de tener en ese sentido una dinámica que le permite superar las crisis, algo que también ha sucedido. Y en ello tiene fundamental influencia su capacidad de ejercicio del poder. Pero una vez más, y especialmente en este momento de una pelea de pesos pesados, deberá tener en cuenta que en el gran escenario que es el país hay muchos más que dos. DyN

MÁS TÍTULOS

VOLEIBOL. Venció a Estudiantes en una apasionante final
El azuleño ganó ayer en el "Hermanos Emiliozzi"
ARGENTINO "B". Torrisi analizó la derrota y habló de su continuidad
ABO. Estudiantes - Racing juegan la final anual
SOFTBOL. Venció a Estudiantes por 6 a 3 y retuvo el título
BASQUETBOL. Receso hasta el 13 de enero en el TFB
Del ingeniero Leonardo Triador
Hubo elecciones en Independiente
El líder venció a Independiente
Dirigirá en San Martín
TENIS. Se dieron a conocer los rankings del circuito regional
Se jugaron las finales del torneo de libres
HANDBALL. Las damas cadetes vencieron a Balcarce en la tercera final
ARGENTINO "B". El "Carbonero" perdió como local 2 a 0 en la despedida del año
SUDESTE. El piloto sierrachiquense retuvo el título de la Monomarca 1100
TC PISTA MOURAS. Con la Dodge de Castellano Power Team alcanzó el tercer título consecutivo para Olavarría
FUTBOL. El equipo catalán vapuleó 4-0 a Santos de Brasil en Yokohama
Lo aseguró Jonatan Castellano, máximo responsable de la contundente Dodge
Torneo de Primera
La editorial La Bestia Equilátera acaba de publicar a V.S. Pritchett