Edición Anterior: 22 de Enero de 2012
Edición impresa // La Ciudad
Un grupo de ciclistas olavarrienses unió Malargüe con Iloca, en Chile, en siete días
Cruzar los Andes, a pedal y por ocho
Se impusieron el desafío de cruzar la cordillera en bicicleta. Recorrieron 500 kilómetros de ascensos y descensos durante 7 días en los que unieron la ciudad mendocina de Malargüe con el balneario chileno de Iloca, sobre el Pacífico.
No era su primer viaje ni mucho menos. De hecho, parte de este grupo que hoy se denomina "Poderosos Ciclistas" ya había cruzado el cordón montañoso más importante de América a la altura de San Martín de los Andes, por el paso Tromen, actualmente Mamuil Malal.

Carlos Díaz, Ramón Benítez, Gustavo Parejas, Hugo Vega, Mauricio Corso, Horacio Marino, Eduardo Schwab, Pablo Rodríguez Páez y Carlos González integran un grupo de amigos con un denominador común: comparten la pasión por el deporte y la naturaleza. Y siempre, sobre finales de un año o principios de otro, realizan alguna actividad supo ser trekking de montaña.

Entre el 6 y el 16 de enero, estos pedalistas cumplieron la aventura de cruzar la cordillera de los Andes, recorriendo 500 kilómetros de subidas, bajadas y ripio entre Malargüe (Mendoza) e Iloca, un balneario chileno alimentado por las aguas del Pacífico.

"Ciclistas sobran en Olavarría, pero no de la calidad de los que fuimos. ¡Y hablo de calidad humana, eh!", bromeó Carlitos Díaz en el inicio de la charla, para resaltar lo que, unánimemente, consideran el mayor logro: la hermandad lograda en esos días.

"Nuestro lema es que un viaje de este tipo es como la vida: tiene un principio y un fin y en el medio tenés subidas y bajadas, tenés paisajes hermosos y otros que no tanto, tenés días de cansancio, de agotamiento y otros en lo que está todo bárbaro. Es tal cual", ejemplificaron después.

Lo cierto es que durante 7 días, y por etapas, los ciclistas cubrieron la distancia entre ambas localidades, a través del paso Pehuenche, que fue habilitado el día antes de que ellos lo traspusieran y se clausuró inmediatamente después que regresaron. En promedio, fueron entre 65 y 70 kilómetros diarios, con jornadas "realmente duras, como el tercer día, en que el viento, la altura y el terreno se conjugaron para hacernos más difícil el avance".

Claro que hay que destacar que los 65 kilómetros son casi anecdóticos para un ciclista, pero aquí se trató de un terreno muy especial, que permitió poner de manifiesto "el espíritu de equipo que teníamos, que todos íbamos tratando de ayudarnos, porque el objetivo nuestro era poder llegar todos juntos. Más allá de lo deportivo, al compartir esta actividad el lema es que todos lleguemos a destino".

¿Cómo fueron las etapas?

Las tres primeras etapas se cumplieron en territorio argentino y las restantes, en tierras chilenas. Todo, con la compañía del trailer en el que las bicis llegaron a Malargüe, pero que también sirvió para trasladar carpas y alimentos. "El paisaje está muy bien diferenciado entre ambas partes: en la Argentina es muy árido, con una vegetación muy bajita, muy achaparrada. Luego, una vez que se traspone el paso Pehuenche y se ingresa a Chile, la fisonomía va cambiando automáticamente, bajo la influencia de los vientos húmedos del Pacífico", que posibilita una vegetación diferente, más frondosa.

Invariablemente, el viento se mantuvo soplando del oeste, esto es en contra de los pedalistas olavarrienses, que llegaron a circular a una altura de 2.540 metros sobre el nivel del mar, aunque si se contabilizan los ascensos acumulados, "andamos por los 8 mil metros, claro que acumulados".

Ripio de este lado, a veces con piedras grandes que, afortunadamente, no llegaron a causar problemas, y del otro de la cordillera, apenas unos 20 kilómetros de ese material y luego, el asfalto. "Porque Chile está un poquito más avanzado en lo que es la construcción de la carretera hacia el paso Pehuenche", uno de los últimos fronterizos habilitados entre ambas naciones, a la altura del paralelo 33.

Cada día, en definitiva, constituyó una verdadera aventura. La primera tarde pararon en Bardas Blancas y la segunda en Las Loicas, donde "apenas encontramos a algún gendarme que sabía poco y nada del lugar, dónde podíamos aprovisionarnos de agua o de algún tipo de alimento. Padecimos no tener ningún tipo de servicio en un lugar donde de por sí ya no hay servicios prácticamente. Era muy difícil encontrar una proveeduría, un lugar donde nos asignaran un refugio, donde poder acampar". Una vez traspuesto el límite, "encontramos lugares un poco más armados: un camping, un baño, una proveeduría...", durante las cuatro jornadas en que cruzaron Chile de este a oeste

Más allá de eso, como un grupo heterogéneo que abarca edades desde los 36 a los 60 años, privilegian "el costado de la amistad, la humanidad, el compañerismo, la predisposición, la buena onda, la garra, la energía, la organización, que cada uno iba aportando de forma fluida en lo que podía al llegar a cada etapa. Ese, a mi forma de ver, fue el gran triunfo nuestro", enfatizó Mauricio Corso, mientras uno de sus compañeros completó que se trató de "conformar un equipo que sortea cualquier tipo de dificultad, mucho más allá de las deportivas".

Así, pueden decir que el resultado superó las expectativas previas: "Es el espíritu de equipo. Deportivamente estamos bien, hacemos nuestros entrenamientos, por supuesto. Pero más que nada, pasa por una cuestión de actitud, de manejar las cosas que tratamos de inculcar al grupo, que sea algo donde todas las armonías estén bien controladitas, que no tengamos inconvenientes. Y esa parece que fue un poco la clave de haber logrado este objetivo".

¿Si ya están imaginando la travesía para enero de 2013? "Hay varias que nos están dando vueltas, y suponen desafíos. Todavía no lo tenemos decidido, pero seguro que vamos a ir por más", finalizaron.

MÁS TÍTULOS

Participaron más de 3 mil personas
La lucha de Famatina por su cerro. Olavarría y la basura en 2003
ESCENARIO POLÍTICO. Las deudas del Gobierno, según Carta Abierta. Las internas en el PJ y la UCR
A los 16 años, fue la persona más joven en circunnavegar el mundo en solitario con escalas
Las formas de lucha para enfrentar el poder que los agrede
Cayeron más de 40 milímetros y anuncian más precipitaciones para mañana
ENERGIA. La medida ya afecta a 160 industrias en Olavarría. Incluye a la minería, bingo, financieras y bancos. Oscar Montero analiza la situación local
El déficit de la cooperativa
Organizan un interesante programa para el 5 de febrero
Un grupo de ciclistas olavarrienses unió Malargüe con Iloca, en Chile, en siete días
VETERANOS. La lluvia no dejó jugar
Sin aventura en el Salto de Piedra
TORNEO DEL INTERIOR. El Fortín y Estudiantes juegan hoy desde las 18
PROVINCIAL DE CLUBES. Por los playoffs de cuartos de final
ESPAÑA. Con tres goles del colombiano Falcao
FUTBOL. Racing y Ferro no pudieron jugar
Ismael Palmieri, arquero de Estudiantes
SUB 17. Se realizará en Lituania
HOCKEY. Quedó al margen del Cuatro Naciones de Córdoba
BASQUETBOL. Jonatan Ledesma fue decisivo en el triunfo del Bata ante Independiente de Tandil por el Torneo Federal
Gustavo Guevara, defensor de El Fortín
Torneo de golf
FUTBOL INFANTIL. Copa "Ciudad de Coronel Suárez"
En el gimnasio del barrio CECO
FUTBOL. Los Rojos le ganaron 1-0 a Boca y se quedaron con la Copa de Oro
Se perdería el clásico ante el Rojo
AUTOMOVILISMO. La Promocional y la Monomarca se repartirán entre el AMCO, "La Bota" y Tres Arroyos
AJEDREZ. "Pimpo Verano 2012 - La Valija"
KARTING. El certamen sobre tierra confirmó la visita a Laprida, Hinojo, Tres Arroyos y Tandil
A cargo del CEF Nº 44 y la ESB Nº 8 en el Parque Avellaneda