Edición Anterior: 22 de Enero de 2012
Edición impresa // La Ciudad
La lucha de Famatina por su cerro. Olavarría y la basura en 2003
Megaminería y basura: cuando los pueblos toman la calle para cambiar la historia
Las leyes menemistas que legitimaron el saqueo de la megaminería. La cuestión ambiental. La lucha de Famatina primero contra la Barrick y ahora contra la Osisko. Olavarría en la calle frenó el ingreso de 5.000 toneladas diarias de basura porteña.
Silvana Melo

[email protected]

A 1.800 metros sobre el nivel del mar, con los calores abrasivos de un enero atroz, el pueblo de Famatina supera los veinte días de resistencia. Guarda en los pliegues de la piel y en sus pergaminos sudados la gloria del repliegue de la Barrick, en 2007. Y el ejemplo de Esquel, casi diez años atrás. Olavarría, aun en su vertebral desmovilización, conserva el orgullo de haber parado en la calle el traslado de 5.000 toneladas diarias de basura metropolitana que ahogarían sus canteras de gases y lixiviados ajenos. Cuando los pueblos comienzan a comprender que la vida es un valor integral y colectivo, que una voluntad férrea y masiva puede apurar a los poderosos y hacer trastabillar a sus escuderos y que poco se logra cerrando con llaves la puerta de calle y mirando pasar lo inexorable por la ventana, la historia tiene otras voces. Y los pueblos, otra esperanza.

Las leyes que legalizaron el saqueo de los recursos no renovables del país en los noventa menemistas -a través de la explotación brutal y a cielo abierto por parte de transnacionales que pagan tributos de limosna-, la decisión política actual de mantener un statu quo que compromete el futuro y la vida de vastas poblaciones, el desprecio por las gravísimas heridas ambientales generadas por la voracidad capitalista y la desvalorización del agua como recurso imprescindible para la subsistencia son la médula de las luchas de estos tiempos. En las que los pueblos comienzan a reaccionar en defensa de su identidad, de sus pequeños cultivos, de sus animales y del agua que consumen sus hijos.

Ya en 2007 Famatina frenó un proyecto de la Barrick para extraer oro y cobre. El gobernador riojano Angel Maza -coautor de las leyes que abrieron las puertas a la buitrería minera- terminó destituido por las asambleas y la Legislatura, donde el entonces vicegobernador Beder Herrera era un adalid de la lucha contra el cianuro. Pero cuando asumió la gobernación algo cambió dentro de su despacho: no sólo derogó la ley que limitaba la actividad extractiva en la Provincia sino que acompañó a Cristina Fernández a Canadá y posó en la famosa foto de Toronto 2010, junto a Peter Munk, presidente de la Barrick Gold.

Un año después aparece la Osisko Mining Corp, relamiéndose por el oro riojano. Las mismas manos que se frotaban los conquistadores 500 años atrás, pero esta vez con piel canadiense y trajes de directorio.

"Una sola bolsa de pimienta valía, en el medioevo, más que la vida de un hombre, pero el oro y la plata eran las llaves que el Renacimiento empleaba para abrir las puertas del paraíso en el cielo y las puertas del mercantilismo capitalista en la tierra", escribió Eduardo Galeano en Las venas abiertas de América Latina.

La misma historia, la misma rapacidad.

Legados

La gente de Famatina cercó el cerro el 2 de enero y soportó las listas negras que la propia empresa le presentaba al gobierno provincial con información privada de la gente de a pie cuya arma más peligrosa es el eslogan "El Famatina no se toca". El lunes 16 la Osisko debía entrar al cerro. No lo logró. Abajo, los cultivos de uva, nueces, aceitunas todavía pueden ser regados. Los animales toman de los charcos. Y las canillas surten de a chorritos la necesidad del cuerpo.

En 2002 las movilizaciones populares en Esquel frenaron un proyecto extractivo a cielo abierto. En Río Negro la ley que prohibía la actividad minera con la utilización de cianuro fue derogada por el desventurado Carlos Soria, que dejó herencias oscuras y esquinas de terror en su paso por la vida.

Fue Carlos Menem -si se habla de legados, el suyo ha herido la historia reciente sin posibilidad de sutura- quien abrió las puertas a la depredación sin frenos ni controles. El alza en el valor del oro en los últimos años y la permisividad legal llenaron las provincias de proyectos extractivos externos en manos de compañías mineras que "gozan de estabilidad fiscal por 30 años; están exentas del pago de cualquier tipo de impuesto nacional, provincial y municipal, al cheque y al gasoil; deducen de ganancias todas sus inversiones e importan libremente insumos y bienes de capital", enumeró Pino Solanas. El bueno de José Luis Gioja, gobernador de San Juan (Veladero y Pascua Lama, emprendimientos de la Barrick) impulsó la ley Nº 25.161/99, que les reduce del 3 por ciento de regalías todos los costos operativos a partir de la boca de mina. Entonces las provincias reciben entre el 1 y el 1,5 por ciento. "En cualquier lugar del mundo las regalías oscilan entre el 15 y el 45 por ciento", dice el director de Memoria del Saqueo.

Así se explica claramente la opción turística de las megacompañías mineras que llegan a la Argentina, se quedan unos años, se llevan el recurso hasta agotarlo y a los pueblos les queda un agujero en el corazón y en el suelo que pisan, contaminación del agua y el aire y las canillas goteando barro.

Fiebre del oro

Hace más de cinco siglos el almirante Cristóbal Colón escribió en su diario de viaje: "del oro se hace tesoro, y con él quien lo tiene hace cuanto quiere en el mundo y llega a que echa las ánimas al Paraíso". Los conquistadores ya no necesitan cargar barcos con asesinos y marginales para enfrentarse a mares bravíos y apropiarse de un tesoro virginal. Ahora sólo es necesario asociarse a gobiernos generosos que les cederán el debajo de las tierras por nada a cambio de tributos irrisorios y patéticos. Pero legales.

Entonces todos vienen hacia aquí. Decenas de proyectos transnacionales sacan cuentas de lo que pueden llevarse a cambio de nada de un país con reservas de 70 millones de onzas.

Un informe de la Fundación para el Desarrollo de la Minería Argentina (Fundamin) habla de Veladero, en San Juan: "Fue durante el mes de octubre de 2005 cuando la empresa canadiense Barrick Gold comenzó la extracción de oro y plata. Se estima que su vida útil es de 17 años y en las proyecciones se prevé que extraerá trece millones de onzas de oro". ¿Y a los pueblos? ¿Qué les quedará además de las ruinas y el aire sucio y el agua fatigada y turbia?

En Andalgalá, Catamarca, con los primeros calores la gente se quedó sin agua. Con 35 grados y canillas secas pagaban 20 pesos por una lata de 20 litros (diario El Ancasti, diciembre de 2011). Ahí no más, la explotación aurífera Bajo la Alumbrera "necesita del agua para limpiar las 330.000 toneladas de roca que extrae por día y también para la cianuración (proceso por el cual la mezcla de cianuro y agua ayuda a despegar el metal adherido a las rocas)" dice el geólogo Isidoro B. Schalamuk, director de Recursos Minerales de la Plata. Sólo en Bajo la Alumbrera se consumen cien millones de litros de agua por día.

Sin control público alguno y a simple declaración jurada, los megayacimientos exportan sumas millonarias. A los gobiernos les cuesta horrores que se los obligue a controlar a los poderes económicos. En Olavarría, la extracción de piedra paga la tasa de explotación de canteras (aumentada el año pasado un 50% por primera vez en la historia, aunque los olavarrienses nunca asumieran la lucha como propia en un sistema tributario municipal, provincial y nacional que legitima la injusticia) también a declaración jurada y hasta hace pocos meses, sin control estatal.

Mientras la Barrick mira con hambre los Glaciares con agua bendita para lavar el oro bañado de cianuro, el pueblo de Famatina defiende su cerro, desde las laderas coloradas, desde los chañares y los jilgueros. Como Esquel desde su dignidad patagónica. Como Olavarría defendió su paisaje, su cielo limpio y su aire respirable, contra los que contaban en millones que ingresarían al municipio (entre 10 y 17 anuales) la ventaja de llenar las serranías con 5.000 toneladas diarias de basura porteña. "Serán entre 100 y 150 camiones trabajando los 365 días del año, tres formaciones ferroviarias que vienen y van, trabajo directo para 150 ó 200 personas, indirecto para 400 ó 500", decía Helios Eseverri. La Olavarría de 2003 -saliente apenas de la crisis- no se dejó endulzar los oídos y salió a la calle. Por una vez, no por el miedo individual que afecta a la propiedad privada. Sino por la decisión colectiva de no entregar el futuro.

Cambia la música sólo cuando los pueblos finalmente encuentran su sintonía fina. La propia. La verdadera. Entonces, escriben la historia.



MÁS TÍTULOS

Participaron más de 3 mil personas
La lucha de Famatina por su cerro. Olavarría y la basura en 2003
ESCENARIO POLÍTICO. Las deudas del Gobierno, según Carta Abierta. Las internas en el PJ y la UCR
A los 16 años, fue la persona más joven en circunnavegar el mundo en solitario con escalas
Las formas de lucha para enfrentar el poder que los agrede
Cayeron más de 40 milímetros y anuncian más precipitaciones para mañana
ENERGIA. La medida ya afecta a 160 industrias en Olavarría. Incluye a la minería, bingo, financieras y bancos. Oscar Montero analiza la situación local
El déficit de la cooperativa
Organizan un interesante programa para el 5 de febrero
Un grupo de ciclistas olavarrienses unió Malargüe con Iloca, en Chile, en siete días
VETERANOS. La lluvia no dejó jugar
Sin aventura en el Salto de Piedra
TORNEO DEL INTERIOR. El Fortín y Estudiantes juegan hoy desde las 18
PROVINCIAL DE CLUBES. Por los playoffs de cuartos de final
ESPAÑA. Con tres goles del colombiano Falcao
FUTBOL. Racing y Ferro no pudieron jugar
Ismael Palmieri, arquero de Estudiantes
SUB 17. Se realizará en Lituania
HOCKEY. Quedó al margen del Cuatro Naciones de Córdoba
BASQUETBOL. Jonatan Ledesma fue decisivo en el triunfo del Bata ante Independiente de Tandil por el Torneo Federal
Gustavo Guevara, defensor de El Fortín
Torneo de golf
FUTBOL INFANTIL. Copa "Ciudad de Coronel Suárez"
En el gimnasio del barrio CECO
FUTBOL. Los Rojos le ganaron 1-0 a Boca y se quedaron con la Copa de Oro
Se perdería el clásico ante el Rojo
AUTOMOVILISMO. La Promocional y la Monomarca se repartirán entre el AMCO, "La Bota" y Tres Arroyos
AJEDREZ. "Pimpo Verano 2012 - La Valija"
KARTING. El certamen sobre tierra confirmó la visita a Laprida, Hinojo, Tres Arroyos y Tandil
A cargo del CEF Nº 44 y la ESB Nº 8 en el Parque Avellaneda