Edición Anterior: 21 de Abril de 2013
Edición impresa // La Ciudad
La Olavarría de 1980 y La Plata de 2013. La misma solidaridad, la misma lluvia
La ruta 226, los hidrocarburos de YPF y la mochila anti-inundación
A 33 años de la inundación del 80, hay relatos que se asemejan. En reacciones solidarias y en devastación. En Olavarría, Portarrieu decidió no dinamitar la 226 que inundaría al regimiento. En La Plata, se investiga si el cierre de compuertas de YPF incidió en los efectos del anegamiento. Contaminación, negociados inmobiliarios y el definitivo debate en torno del número de muertes.
Claudia Rafael

[email protected]

Ante las tragedias más terribles de la historia nacional, hay demasiado que queda definitivamente y para siempre, debajo de una alfombra espesa y oscura. ¿Alguna vez se sabrá realmente cuántos fueron los muertos durante la inundación de La Plata? ¿52, como insiste el gobierno provincial platense y ciertos medios periodísticos ligados a esas patas del poder? ¿57, como plantea –al menos por ahora- el juez en lo Contencioso Administrativo Luis Federico Arias? ¿200 ó 300, como suma la gente de los barrios platenses más afectados? Hay registros que nunca se completan y en eso, hay vasta experiencia. El Estado provincial santafesino dejó definitivamente en 23 el número de víctimas fatales de la inundación de 10 años atrás mientras que aún hoy, son 161 para los sobrevivientes de la catástrofe. En la Olavarría de 1980, fueron 27 los muertos para una ciudad con algo más de 90.000 habitantes, lo que da una tasa de 30 cada 100.000. En un contexto de dictadura donde a nadie se le hubiera ocurrido discutir. Si esta tasa se traslada a La Plata, allí deberían haber trepado arriba de 210 las víctimas. Pero nada es trasladable así como así. Entonces, lo cierto, lo real, lo contundente, es que en los libros que en un futuro narren los distintos costados del horror de este último 2 de abril no podrán aportar demasiada claridad en ese sentido. Cuántos fueron, por ejemplo, los indocumentados que murieron es algo que requeriría –para una reconstrucción fiable y transparente- de un trabajo antropológico que a nadie interesa demasiado hacer.

De todos modos, el tema numérico no es lo único.

Qué es lo que esconden las grandes catástrofes que se nubla ante los ojos comunes y corrientes de la ciudadanía. Negociados, corrupciones, acuerdos, entrecruces de acusaciones. Todo, en función de los intereses puntuales de los poderosos de turno.

La 226

"Nunca la ciudad sufrió una devastación semejante, nunca tanto miedo y tanto estupor sesgaron los espíritus, nunca -también- se pudo aquilatar en todo su esplendor tanta fuerza solidaria ni contabilizar tanta buena gente". La crónica no alude a lo vivido en La Plata casi tres semanas atrás. Refleja maravillosamente lo ocurrido en la Olavarría de 33 años atrás en palabras de José María González Hueso. Pero se asemeja tanto… "Poco a poco toda la costa de arroyo se hizo intransitable, el nivel llegaba en las zonas más bajas a la altura de las ventanas. El temor, la sorpresa, la perplejidad ante un fenómeno desconocido, fueron algunas de las reacciones; trastornados y desorganizados por una extraña cólera acuosa. Todo ocurrió con tanta rapidez y violencia que la mayoría debió huir de sus viviendas con lo puesto, en el mejor de los casos un abrigo, algún alimento", sigue el relato perfectamente aplicable a la ciudad de las diagonales. Sólo que "el arroyo" no era El Gato, sino el Tapalqué.

¿Había en ese entonces una solución para mermar la intensidad de la catástrofe? La gran discusión rondó en esos momentos en torno de la posibilidad de dinamitar un tramo de la ruta 226 para que el agua escurriera con facilidad por allí. Tenía, sin embargo, una consecuencia poco agradable –desde lo real y desde lo simbólico- para aquel país autoritario y militarizado. Hubiera inundado el regimiento, cetro del poder local de la Argentina de Jorge Rafael Videla. Carlos Portarrieu, intendente de facto, no estaba dispuesto.

Cada tiempo político ofrece sus propias trabas con los condimentos necesarios que siempre y sistemáticamente terminan atentando contra las víctimas de siempre.

El Gato e YPF

La catástrofe de La Plata ofreció un abanico de efectos y funcionó como una tomografía computada de la historia en tiempo reciente. Desnudó –para quien tenga ojos para mirar- negocios inmobiliarios oscuros, la contaminación de alto voltaje del arroyo que atraviesa la entera capital provincial y podría echar luz sobre la presunta responsabilidad de las autoridades de YPF en parte de lo ocurrido. Un capítulo aparte merecería el rol de los medios, las pautas publicitarias que marcan posturas, sin dejar de lado la eterna existencia de testaferros.

Cuando hace unos dos años el Centro de Investigaciones Geológicas (CIG) de la facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata publicó un informe sobre los niveles de concentración de metales pesados en la cuenca del arroyo El Gato nadie se preocupó demasiado. El geólogo Marcelo Manassero aseguró entonces que "los niveles de concentración de zinc, plomo, cadmio y otros metales pesados son de los más elevados del país". Y fue claro: "el arroyo El Gato es una cloaca a cielo abierto". Ahí fluyen libres y voraces los desechos químicos de fábricas de la región, residuos domiciliarios de las zonas urbanas que atraviesa, agroquímicos de las zonas rurales y desechos cloacales y patogénicos. Y Manassero fue más allá aún: aseguró que la investigación constató además que no existen peces ni materia orgánica porque no hay oxígeno suelto.

Cuando EL POPULAR recorrió los distintos barrios de la capital de la provincia un dato común era la marca gris oscuro o negra en las paredes de las casas. Todos los vecinos consultados hablaban de lo mismo: lubricantes, combustibles, aceites varios.

Y el fantasma histórico de la ciudad había tenido un protagonismo que desató los peores miedos. ¿Acaso los grandes conglomerados de la industria petroquímica no desatan habitualmente el eterno terror de explosión entre la población cercana?

Un informe de Greenpeace plantea que lo ocurrido "pone de manifiesto la incapacidad de la empresa y de los organismos del Estado para hacer frente a este tipo de incidentes y la increíble descoordinación de las distintas áreas que deberían dar respuestas a la población, además del evidente peligro de las energías sucias". Y advierte que "aunque la empresa misma reconoce que fueron liberados hidrocarburos a los cursos de agua, y en una cantidad tal capaz de iniciar un incendio de estas proporciones, no explica aún el origen de tal cantidad y no asume la gravedad de estos derrames que podrían haber generado un desastre mayor".

¿Qué ocurrió? Cuando el agua había ganado el terreno de 400 hectáreas que ocupa la refinería, las autoridades ordenaron apagarla. Los piletones habían rebalsado. Los desagües industriales y pluviales se fundieron. Y el líquido combustible tomó contacto con un horno que quema a 600 grados que seguía caliente. Los trabajadores de YPF fueron evacuados. Nadie en la zona fue avisado de lo que ocurría. Y Greenpeace denuncia: "los organismos de control, dependientes de los ministerios nacionales de Seguridad, Interior, Planificación y Ambiente, además del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible de la Provincia de Buenos Aires (OPDS), tampoco intervinieron durante la catástrofe para orientar y asistir a los vecinos".

Y ahora se abrió una investigación para saber si, además de todo esto, el cierre de compuertas ordenado por las autoridades de la empresa agravó las consecuencias de la inundación.

MÁS TÍTULOS

La reserva natural mendocina en la mira de la Unesco
Investigación de la Universidad de La Plata
Es la décima campaña que realizan Lalcec y el Hospital Municipal
ESCENARIO POLITICO. Declaraciones y desmentidas. Eseverri contra Scioli, y radicales en guerra
Eseverri y Massa desensillarán hasta que aclare
Con un almuerzo para 1.000 personas
Ayer, durante toda la tarde se realizó el evento que pretende convertirse en un clásico de la institución
Vecinos solidarios en Loma Negra
A través de jornadas de capacitación organizadas por la Secretaría de Prevención y Atención Sanitaria
Se gestionaron partidas de nacimiento
El proyecto es impulsado por la Coalición Cívica
Vecinos expusieron preocupación por su localidad
La Olavarría de 1980 y La Plata de 2013. La misma solidaridad, la misma lluvia
PEDESTRISMO. La tradicional competencia será el miércoles 1 de mayo
SUDESTE. Fueron los más rápidos de la Promocional y la Monomarca en Estudiantes; hoy será la 2ª fecha en el circuito "La Bota"
RUGBY. Fue 35-12 por el Campeonato Integrado Pampeano
ARGENTINO "A". El "Chaira" visita hoy desde las 17 a Juventud Antoniana, por la séptima fecha del Endecagonal
Campeonato Provincial Sub 15
El Cervecero venció a Estudiantes
PROCAR 4000. Después de clasificar segundo en La Plata
PRIMERA DIVISION. El líder del "Apertura" venció 1 a 0 a El Fortín
NACIONAL "B". El puntero igualó en Pergamino
Liga Nacional
ABO. Torneo "Apertura" de primera división
BASQUETBOL. Tras el gran torneo Sub 16 que jugó en Turquía en febrero
INFERIORES. Hoy se juegan más partidos
TORNEO DEL INTERIOR. Azul Athletic necesita una diferencia de cuatro goles para emparejar la serie
El próximo jueves desde las 20, en el Gimnasio "Juan Manolio" del Club Pueblo Nuevo
TC. En forma anticipada
AJEDREZ. Pimponazo en Estudiantes
TORNEO FINAL. Sigue la disputa de la décima fecha