Edición Anterior: 21 de Abril de 2013
Edición impresa // La Ciudad
OPINION
El periodismo no es para todos
Daniel Puertas

[email protected]

Recién esta noche se sabrá si la investigación de Jorge Lanata sobre las presuntas operaciones de lavado de dinero en las que implicó al empresario Lázaro Báez es un trabajo serio o una mera recopilación de sospechas y datos pasibles de distintas lecturas e interpretaciones.

Será la diferencia entre un informe elaborado con rigor profesional y un show montado sólo con elementos de alto impacto y poca sustancia, destinado a producir un espectáculo de esos que son tan habituales en la televisión y que poco y nada tienen que ver con el ejercicio del entrañable oficio periodístico, que en este caso también tendría evidentes motivaciones políticas.

En el último caso no quedaría demostrada la inocencia de Báez, pero tampoco su culpabilidad, que es el objetivo planteado por Lanata en su programa. En el primero, la Justicia tendría un material inapreciable para investigar un hecho grave de corrupción y la única crítica que se le podría hacer al conductor y a la producción de "Periodismo para todos" sería el no haber presentado esos datos a la Justicia en las horas previas a la emisión del primer programa para evitar la posible desaparición de elementos probatorios o hasta la fuga de los potenciales responsables de los hechos ilícitos.

Lo que se ha visto hasta ahora, cámara oculta incluida y las declaraciones de uno de los financistas que se autoincriminaron no son suficientes para establecer la profesionalidad de la investigación y tampoco demasiado útiles como prueba. Apenas pueden ser un punto de partida para iniciar una investigación judicial que si no encuentra otros elementos probatorios no podrá avanzar.

Tanto Leonardo Fariña como Federico Elaskar se retractaron sin rubores de sus primeros testimonios televisivos y alimentaron el show mediático que dominó la semana y sólo pasó por unas horas a un discreto segundo plano por la multitudinaria movilización contra el Gobierno, para retomar enseguida el primer plano de la escena.

Tal vez lo más importante de esta historia, y al mismo tiempo lo más lamentable y doloroso, al menos para quien esto escribe, es el comportamiento de unos cuantos periodistas, algunos de ellos dueños de una extensa y respetable trayectoria profesional.

Hay que admitir, es cierto, que muchos colegas han adoptado posturas militantes y subordinan la ética del oficio a las exigencias de la guerra que sienten estar librando. Pero eso no los excusa aunque pueda servir para comprenderlos.

En primer lugar, cualquier periodista medianamente experimentado sabe que esas declaraciones de Fariña y Elaskar no bastan para sostener una denuncia y mucho menos para reconstruir la verdad histórica en una investigación judicial.

En la trilogía "Millenium", del periodista sueco Stieg Larsson, uno de los grandes best sellers de los últimos años, el personaje principal es condenado a una pena de prisión por acusar a un pulpo de los negocios de maniobras ilegales. Había caído en una trampa mientras investigaba hechos reales y cometió el pecado grave de no corroborar a fondo los datos de que disponía.

Después, gracias a una serie de azarosas circunstancias -se obvian detalles para no quitarles el placer de asombrarse con la trama a quienes aún no hayan leído la obra- consigue datos que le permiten probar que el empresario de marras no tenía sólo negocios limpios.

La cantidad de información con la que logra hacerse incluye todos los movimientos de cuentas bancarias en Suecia y otros países a través de mucho tiempo. Larson era -falleció poco antes de ver publicada su obra- evidentemente un periodista que conocía perfectamente tanto las reglas del oficio como las exigencias de la Justicia a la hora de investigar.

Para sustentar sus afirmaciones, Lanata deberá exhibir muchos datos irrefutables. Como ya Lázaro Báez puede argumentar que se ha visto perjudicado moral y económicamente, si Lanata no prueba sus denuncias se arriesga a una querella multimillonaria.

Es cierto que la trayectoria de Báez despierta sospechas debido a su meteórica evolución económica, pero eso no basta para tildarlo públicamente de "delincuente" como ha hecho horas antes la diputada Elisa Carrió. Las leyes son suficientemente claras al respecto.

Sin embargo, en la mañana del lunes se podía escuchar en las radios a periodistas indignados que daban por ciertas todas y cada una de las palabras de Elaskar, Fariña y Lanata como si hubieran estado avaladas por datos reales y concretos.

Al mismo tiempo, desde los medios oficialistas se mantenía un silencio que parecía indicar que también daban por cierta una denuncia que hasta ahora carece de fundamentos serios que vayan más allá de las conjeturas.

En el juego de guerra en que están embarcados la mayor parte de los medios porteños, proliferaban los comentarios cargados de adjetivos y escasos de fundamentación.

Previsiblemente, dadas las historias personales de Fariña y Elaskar, suerte de yuppies criollos, en pareja con figuritas que han trajinado los sets televisivos, todo se farandulizó rápidamente, a pesar de las advertencias de medios opositores que detrás de la trivialización de las denuncias estaba la mano larga del Gobierno.

Se llegó al extremo cuando Lanata denunció que el Secretario Legal y Técnico del Gobierno le había dado instrucciones a dos periodistas especializados en chimentos del espectáculo para que entrevistaran a Fariña, para desdecirse al aire en comunicación con uno de los acusados, Jorge Rial.

Para soltar una denuncia de tal calibre hay que tener la absoluta seguridad, apoyada en pruebas concretas, de que esa intervención del funcionario era real. Tal vez Lanata haya caído en una trampa, pero debió haber sido muy ingenuo para meterse en una emboscada tan obvia.

Lo cierto es que se desdijo sin mostrar vergüenza alguna, como si el hecho careciera por completo de importancia. Podrá argumentarse que los que deben avergonzarse son los corruptos, etc., etc. Pero eso no es excusa válida para un periodista consciente de las reglas técnicas y éticas del oficio.

En el contexto actual, pareciera que cuestionar la denuncia es ponerse el uniforme K y que considerarla veraz es pintarse la cara para combatir al Gobierno.

Personalmente, me niego a aceptar como válida tan obvia simplificación. Tampoco creo en la neutralidad prudente.

Pero reivindico mi derecho a que me duela contemplar como tantos colegas a los que alguna vez respeté destruyen minuciosamente su calidad de periodistas, ese oficio al que alguna vez seguramente amaron y respetaron.

MÁS TÍTULOS

La reserva natural mendocina en la mira de la Unesco
Investigación de la Universidad de La Plata
Es la décima campaña que realizan Lalcec y el Hospital Municipal
ESCENARIO POLITICO. Declaraciones y desmentidas. Eseverri contra Scioli, y radicales en guerra
Eseverri y Massa desensillarán hasta que aclare
Con un almuerzo para 1.000 personas
Ayer, durante toda la tarde se realizó el evento que pretende convertirse en un clásico de la institución
Vecinos solidarios en Loma Negra
A través de jornadas de capacitación organizadas por la Secretaría de Prevención y Atención Sanitaria
Se gestionaron partidas de nacimiento
El proyecto es impulsado por la Coalición Cívica
Vecinos expusieron preocupación por su localidad
La Olavarría de 1980 y La Plata de 2013. La misma solidaridad, la misma lluvia
PEDESTRISMO. La tradicional competencia será el miércoles 1 de mayo
SUDESTE. Fueron los más rápidos de la Promocional y la Monomarca en Estudiantes; hoy será la 2ª fecha en el circuito "La Bota"
RUGBY. Fue 35-12 por el Campeonato Integrado Pampeano
ARGENTINO "A". El "Chaira" visita hoy desde las 17 a Juventud Antoniana, por la séptima fecha del Endecagonal
Campeonato Provincial Sub 15
El Cervecero venció a Estudiantes
PROCAR 4000. Después de clasificar segundo en La Plata
PRIMERA DIVISION. El líder del "Apertura" venció 1 a 0 a El Fortín
NACIONAL "B". El puntero igualó en Pergamino
Liga Nacional
ABO. Torneo "Apertura" de primera división
BASQUETBOL. Tras el gran torneo Sub 16 que jugó en Turquía en febrero
INFERIORES. Hoy se juegan más partidos
TORNEO DEL INTERIOR. Azul Athletic necesita una diferencia de cuatro goles para emparejar la serie
El próximo jueves desde las 20, en el Gimnasio "Juan Manolio" del Club Pueblo Nuevo
TC. En forma anticipada
AJEDREZ. Pimponazo en Estudiantes
TORNEO FINAL. Sigue la disputa de la décima fecha