Edición Anterior: 4 de Julio de 2018
Edición impresa // La Ciudad
Asimismo, iniciarían acciones legales contra el Municipio ante "perjuicios económicos" sufridos
Continúa el conflicto por la fallida concesión del Matadero: la empresa deslindó responsabilidades
La situación fue expuesta mediante un comunicado emitido este lunes. Aseguran que la relación contractual fue rescindida desde el Municipio mediante el decreto 1304/18, donde habría quedado acreditado que "fue sin culpa" por parte de la empresa.
Mediante un comunicado que hizo público este lunes, la empresa ganadora de la finalmente trunca concesión del Matadero municipal aclaró su posición al respecto y deslindó responsabilidades sobre las fuentes laborales perdidas. En la tarde de ayer, fuentes cercanas a la empresa Mil Ocho MGJ SRL plantearon sus motivos, en razón de que "simplemente queríamos publicar el comunicado y nada más porque después el resto va a ser mediante la Justicia todo, va por el camino legal", afirmaron.

Al respecto, recalcaron que "queríamos aclarar la parte pública de cómo son las cosas". En síntesis, expusieron que "el predio fue clausurado antes que nos pudiéramos hacer cargo". Desde ese punto de vista, señalaron que se vieron perjudicados "económicamente" y la alta exposición del conflicto generó entre algunos de sus miembros "problemas de salud, son cosas muy delicadas" con influencia para que optaran por no hacer más declaraciones.

Por otra parte, desde el estudio jurídico que patrocina a la empresa apuntaron que "juicio todavía no se inició". En ese sentido, aseguraron que desde la empresa "hubo un reclamo ante la Municipalidad para rescindir el contrato". Y como contrapartida, el Municipio emitió "un decreto rescindiendo" esa relación contractual "sin culpa".

Cabe recordar que la licitación pública para la concesión del Matadero se concretó el 29 de diciembre de 2017, ya que desde el año 1978 la Cooperativa de Carniceros "explotaba dicho espacio". Estaba previsto que la empresa Mil Ocho MGJ SRL se hiciera cargo de la concesión desde marzo de este año pero ese hecho no se concretaría a expensas de una clausura del predio por parte del Ministerio de Asuntos Agrarios provincial en razón de "graves fallas estructurales y otras de sanidad".

En el comunicado emitido este lunes, desde la empresa se determina que "la concesión del Matadero Municipal nunca tuvo inicio" y en consecuencia "la firma Mil Ocho MGJ no pudo hacerse cargo de su operación". Así, aseguraron que participaron de la licitación "con las mejores intenciones, con muchas ganas de trabajar".

Por esa razón "nos presentamos, cumplimos con todos los requisitos y fuimos adjudicados". Esas intenciones fueron revalidadas en "el decreto de adjudicación" donde se destacó la "consistencia del proyecto", llevado adelante con el objetivo de "mejorar la calidad del servicio y expandirlo, manteniendo las fuentes laborales y creando nuevas. Nosotros también somos una familia de trabajo".

Los requisitos para acceder a la concesión eran claros. Por un lado las autoridades sanitarias provinciales debían habilitar "a la empresa", y por el otro "al predio". Por eso establecieron que "cumplimos con todos los requisitos exigidos pero el predio, que pertenece a la Municipalidad y estaba en poder del concesionario anterior, no superó los controles: primero fue suspendido y luego clausurado". En definitiva "las razones por las cuales se cerró el predio son totalmente ajenas a nosotros, se debió al estado físico sanitario en que se encontraba antes de hacernos cargo, y naturalmente, no imputable a nosotros".

Establecieron que "siempre quisimos cumplir con las inversiones que comprometimos, pero ni siquiera pudimos iniciar la concesión: así lo reconoció la propia Intendencia en el decreto 1304/18, que rescindió el contrato de concesión y consintió en forma expresa que fue sin culpa de esta parte", donde se consideró que la causal de clausura es "objetiva y ajena al Municipio y al contratista". Asimismo, se "admitió que ‘no corresponde la imposición de multas’ a la empresa. Tal es así que nunca fuimos notificados de los motivos de la suspensión del predio ni de su clausura, nunca se nos pidió modificar la cantidad o el plazo de las inversiones comprometidas, ni tampoco se nos comunicó nunca que debíamos tomar posesión del predio".

Luego de lamentar la pérdida de fuentes de trabajo, indicaron que "para nosotros, también este desenlace ha sido muy difícil: nos ha traído perjuicios económicos y hemos tenido que pasar momentos personales y familiares muy complejos". También enfatizaron su dolor por "las palabras de algunos funcionarios que públicamente nos han querido hacer responsables de la situación, faltando a la verdad". En cambio, "respetamos su investidura, y pedimos, simplemente, que nos respeten como ciudadanos, como empresa, como familia que quiso dar lo mejor de sí para sacar el Matadero adelante".


La voz oficial

A comienzos de junio de este año, el intendente Ezequiel Galli se pronunció sobre la clausura del Matadero, expuso su "preocupación" sobre el destino laboral de los empleados y puso énfasis en sus intenciones de "reubicarlos".

En ese contexto, el mandatario comunal había apuntado que desde la empresa Mil Ocho MGJ SRL "no fueron nunca ni siquiera a limpiarlo y los empleados están muy enojados con eso". En cambio, ayer fuentes de la empresa indicaron que Galli estuvo "muy mal informado".

Asimismo, en esas declaraciones el Intendente había sostenido que el personal se encontraba "en un limbo legal puesto que vienen de trabajar con la Cooperativa, que no puede ser patrón de nadie, y esta firma que nunca movió los hilos para activarlo. También es cierto que tanto la Provincia como la Nación se han puesto más estrictos", reivindicó.

MÁS TÍTULOS

Los jubilados dispondrán de dos meses más para incorporarse o no a la propuesta
La Justicia rechazó un cambio de nombre
En reemplazo del Germán Aramburu
Resultados de una encuesta realizada entre más de 300 argentinos
EL POPULAR había adelantado distintos puntos del sistema que vendría
Asimismo, iniciarían acciones legales contra el Municipio ante "perjuicios económicos" sufridos
Destacan la ayuda recibida mientras generan otras propuestas
Aún se desconoce si el agua es apta para fines recreativos