Edición Anterior: 26 de Junio de 2019
Edición impresa // La Ciudad
Belén Pacheco, especialista en gerontología
Envejecimiento femenino: "hay doble riesgo de que las mujeres sean discriminadas, por género y edad"
Hay 258 millones de viudas en todo el mundo y casi una de cada diez vive en la pobreza extrema. Como mujeres, tienen necesidades específicas pero sus voces y experiencias a menudo están ausentes de las políticas que afectan su supervivencia. En la columna "Palabra Mayores" de esta semana, Belén Pacheco analiza la relación existe entre el envejecimiento poblacional y género.
La viudez ha sido considerada un fenómeno primariamente femenino: cerca de la mitad de las mujeres a los 65 años son viudas, según datos del INDEC de 2001. "Las mujeres mayores tienen tres veces más probabilidades que su contraparte masculina de quedar viudas", planteó la licenciada Belén Pacheco, terapista sistémica y especialista en gerontología.

En la columna "Palabras Mayores" que tiene en el programa "Mejor de Mañana", que se emite por 98POP, la profesional explicó que con fin de dar voz a las experiencias de las viudas y para reactivar cuanto antes el apoyo especial que necesitan, Naciones Unidas definió que el 23 de junio sea el Día Internacional de las Viudas.

El dato relevante es que hay 258 millones de viudas en todo el mundo y casi una de cada diez vive en la pobreza extrema. Como mujeres, tienen necesidades específicas pero sus voces y experiencias a menudo están ausentes de las políticas que afectan su supervivencia. Por lo tanto, son mujeres invisibles con problemas también invisibles.

"La pérdida de la pareja suele ser devastadora y para muchas mujeres esa pérdida se acrecienta por una lucha a largo plazo por las necesidades básicas, sus derechos humanos y su dignidad" ya que "se les puede negar los derechos de herencia sobre el terreno en el que se basaron para su sustento o ser desalojadas de sus hogares, siendo forzadas a matrimonios no deseados o rituales de viudez traumatizantes. Son estigmatizadas de por vida, rechazadas y avergonzadas. Y lo peor, muchos de estos abusos pasan desapercibidos e incluso se normalizan", analiza Belén Pacheco.

En ese contexto, fijar un día en el calendario, como ocurre desde 2010, es una oportunidad para pasar a la acción y lograr plenos derechos y el reconocimiento para las viudas.

Esto incluye proporcionar información sobre el acceso a una parte justa de su herencia, tierras y recursos productivos; pensiones y protección social que no se basen únicamente en el estado civil; trabajo decente e igualdad de remuneración; y oportunidades de educación y formación.

"Capacitar a las viudas para que se mantengan a sí mismas y a sus familias también significa abordar los estigmas sociales que crean la exclusión y las prácticas discriminatorias o perjudiciales", planteó la especialista. Y ponerlo en debate es "una de las formas más importantes y eficaces de luchar contra la pobreza y la injusticia a escala mundial y un factor clave para conseguir la igualdad entre mujeres y hombres", agregó.

Ahora, ¿qué relación existe entre el envejecimiento poblacional y género? Si bien, a cualquier edad es posible la viudez, es decir "atravesar por la muerte del cónyuge, sabemos que es un hecho expectable durante la vejez" y "las mujeres viven en todo el mundo más años que los hombre y esto se observa mas a medida que la edad aumente".

Feminización del envejecimiento

En 2000 había 83 hombres por cada 100 mujeres mayores de 60 años en todo el mundo y para el 2030 se estima que la brecha se acentuará y habrá menos hombres por cada 100 mujeres, en el marco de un fenómeno que se denomina feminización del envejecimiento.

"El predominio femenino está en directa relación con las diferencias en la expectativa de vida a los 60 años, que, por lo general, es mayor para las mujeres. En el pasado, los años que les restaba por vivir a las personas de 60 años eran muy similares entre hombres y mujeres. Sin embargo, a medida que fue descendiendo la mortalidad, en particular la materna, y aumentó la esperanza de vida de la población, la brecha entre hombres y mujeres se fue acentuando", precisó Pacheco.

Esa diferencia no es igual para todos los países de la región. Según las estimaciones y proyecciones para el período 2000-2005, Uruguay y Argentina exhiben la brecha más amplia, pues las mujeres de más de 60 años vivirían, en promedio, cinco años más que los hombres, alcanzando los 83 años de vida.

Guatemala, en cambio, no presenta diferencias entre hombres y mujeres (ambos vivirán 19,8 años más) y en Haití las mujeres mayores vivirán en promedio solo un año más que los hombres. Si bien esta diferencia seguirá vigente en las próximas décadas, no existe una tendencia única en la región, ya que en algunos países se continuará ampliando y en otros podría hacerse menos ostensible.

La feminización del envejecimiento tiene como característica "un mayor riesgo de viudez, mayor dependencia económica debido a la reducción de ingresos y mayor dependencia física, ya que las mujeres viven más pero llegan con mayor deterioro físico. La viudez ha sido considerada un fenómeno primariamente femenino: cerca de la mitad de las mujeres de 65 años son viudas, según datos del INDEC de 2001. Las mujeres mayores tienen tres veces más probabilidades que su contraparte masculina de quedar viudas", indicó la profesional.

Feminización de la pobreza

Por otro lado, las mujeres constituyen el 70% de las personas pobres del mundo y de ellas las dos terceras partes son analfabetas. A este fenómeno se lo denomina feminización de la pobreza. Y justamente por eso, es que "las mujeres y viudas tienen mayor probabilidad de vivir en la pobreza durante sus últimos años. Esta situación implica reconocer que el envejecimiento femenino es diferente al masculino y que, con frecuencia, conlleva un doble riesgo de que las mujeres sean discriminadas, por género y edad", señaló Belén Pacheco.

¿Cómo impacta las desigualdades de género en la seguridad económica en la vejez? De acuerdo a la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (1999), las desigualdades de edad y género están vinculadas a la pobreza. Y el hecho de que su mayor incidencia se exprese en las mujeres y no entre sus pares masculinos no es accidental sino multidimensional, por cuanto nace de las múltiples desigualdades que estas sufren a lo largo de la vida.

Desde esta perspectiva, "el género como variable estratificadora de la situación socioeconómica en la vejez tiene su origen en la división sexual del trabajo debido a que el rol de las mujeres en la reproducción social limita sus oportunidades de emplearse remuneradamente, limita los logros educacionales y la adquisición de conocimientos prácticos", argumentó.

Es más, "cuando se insertan en el mercado laboral lo hacen en puestos con bajas remuneraciones y poco valorados, con lo que se generan desventajas económicas y sociales que se traducen en desigualdades durante la vejez", agregó.

De acuerdo al Centro de Desarrollo Social y Asuntos Humanitarios de la Oficina de las Naciones Unidas en Viena (Naciones Unidas, 1991) "en todo el mundo las mujeres de edad tienen más posibilidades de vivir en la pobreza que los hombres".

Los riesgos

¿Y qué riesgos implica esta situación? En la vejez las mujeres pueden ver agudizados los problemas que deben enfrentar. Su mayor longevidad implica que un alto porcentaje de ellas se encuentre en situación de viudez, lo que conlleva muchas veces soledad y abandono.

"La pobreza en la vejez potencia aspectos como la desconfianza y el temor a la falta de dinero, lo que sumado a algunos trastornos del humor pueden favorecer al aislamiento, la mala alimentación, la reclusión en la vivienda, etc , lo que va dando lugar a un estado depresivo que refuerza lo anteriormente mencionado", advirtió la especialista.

A nivel emocional y social la muerte del cónyuge despierta "mayor ansiedad en los adultos mayores, no solo porque se pierde emocionalmente a una persona con la cual ha compartido su vida sino que además se pierde el rol de esposa/o que en ocasiones es lo único que les seguía dando identidad social y personal. Por eso hay cuadros depresivos, desorientación o sentimientos de falta de sentido y propósito de la vida", sostuvo.

Cuando muere el cónyuge "además del sentimiento de pérdida aparece una toma de conciencia del propio envejecimiento y finitud y un sentimiento de mayor valoración ante la vida. Es aquí en donde los amigos y la familia se convierten en la principal fuente de apoyo.

La existencia de enfermedades previas puede hacer que "el adulto mayor prevea con anterioridad la posibilidad de que la muerte de su compañero ocurra, esto es lo que se denomina anticipación de la muerte, lo que podría mitigar las posteriores reacciones emocionales una vez fallecido", concluyó Pacheco.


"No apurar el duelo"

A nivel emocional y afectivo la pérdida de la pareja "es abrumadora y pasa por instancias lógicas de un duelo.

Todo duelo normal es acompañado por múltiples manifestaciones" tales como "tristeza, enfado, culpa y autorreproches, ansiedad, soledad, impotencia, anhelo, emancipación o alivio", enumeró Belén Pacheco.

Pero además hay "sensaciones físicas" y modificaciones en las conductas.

No obstante, cada persona "le asigna una impronta individual y temporal. La primera etapa se caracteriza por agitación, llanto, protestas, desasosiego y negación. Una segunda etapa en donde persiste la desesperanza, la conducta se desorganiza, hay descuido en el vestir, en el aspecto personal" pero finalmente está la "aceptación de la pérdida. La tristeza y la aflicción aparecen en toda su magnitud, desinterés y ruptura con el mundo externo. Hasta que finalmente en una tercera etapa aparece la incorporación de nuevos fines, intereses y relaciones, donde se comienza a salir y acepta distraerse. Retoma hábitos de cuidado personal", describe la licenciada Pacheco.

En ese plano, observó que "Freud decía que en el duelo el mundo parece pobre y vacío, mientras que en la depresión la persona se siente pobre y vacía. Por eso es fundamental distinguir el estar atravesando un duelo normal a un duelo patológico que se resuelva con una depresión o la instalación de otra enfermedad".

De hecho, "elaborar el duelo es algo que lleva tiempo, se deberá de ayudar a la persona a tratar con las emociones expresadas y latentes, ayudar a superar los distintos obstáculos que limiten adaptarse y reajustarse tras la perdida y animar a decir un adiós apropiado para sentirse cómoda a la hora de volver otra vez a la vida y reajustarse a al nuevo rol de viuda o viudo".

Por otro lado, se deben encontrar "formas sanas de descargar el estrés mediante una actividad, encontrar personas en quienes confiar para explicarle lo que le está pasando y facilitarle la planificación de un proyecto que ayude a dar sentido a la perdida".

Lo aconsejable, segñun la especialista, es "no ocultar el llanto" y "no apurar el duelo y dar tiempo para que cure y cicatrice la herida respetando los tiempo individuales.A nivel social, resaltamos que readaptarse a este nuevo rol guardara una estrecha relación con el grado de independencia y desarrollo personal que haya tenido cada miembro por fuera del matrimonio".

MÁS TÍTULOS

El dirigente de la Focra contraatacó y culpó al Soeco y a la firma de la falta de información a los obreros
Presentaron la lista de precandidatos a concejales
El ex diputado provincial estuvo muy duro con la actual dirigencia del comité local
El 2 de julio se hará la segunda edición de Conectamos Trabajo en Olavarría
Solicitan camperas de abrigo, calzado y medias para los niños y niñas que concurren a la institución
Los industriales panaderos locales podrían tomar esa decisión este viernes por la noche
Desde la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria
SOFTBOL. Juan Cruz Zara pasó por Olavarría, después de tocar el cielo con las manos en la República Checa
HANDBALL. Cisneros está a un partido de coronarse en el torneo más importante del país
Hubo propuestas en diferentes puntos
BASQUETBOL. Se ponen en marcha hoy las semifinales del torneo "Apertura" de Primera División
AJEDREZ. Torneo "Oficial" de Segunda Categoría
LIGA NACIONAL. Derrotó a San Lorenzo en tiempo suplementario
FUTBOL. Medios italianos dicen que el Inter tiene participación clave en la transferencia de Pedro De la Vega
BOCHAS. Sigue el calendario local
LIGA ARGENTINA. Platense y San Isidro de San Francisco
FUTBOL. Se viene la definición del torneo "Apertura"